Escenarios

Proyecta Facultad Popular de Bellas Artes `La ópera de los tres centavos´
Los días 22 y 23, así como 29 y 30 de noviembre en el Teatro José Rubén Romero
Omar Arriaga Garcés Viernes 17 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Un montaje interdisciplinario con actores, músicos, cantantes y bailarines de la Facultad Popular de Bellas Artes (FPBA), dirigidos por Salvador Ginori Lozano, Alfredo Durán, Alejandra Olvera Rabadán y con iluminación de José Ramón Segurajáuregui, es el de La ópera de los tres centavos (1931) de Kurt Weill y Bertold Brecht, una versión “all’italiana”.

Se trata de un proyecto en el que intervienen las diversas áreas de la FPBA de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) que ya dio dos funciones este 15 y 16 de noviembre a las 19:00 horas en la Sala Silvestre Revueltas de la calle Guillermo Prieto 87 en el Centro Histórico, donde repetirá presentaciones los días 22 y 23 del presente, para el 29 y 30 de noviembre -también a las 19:00 horas pero en el Teatro José Rubén Romero- brindar otras dos, para todos aquellos que no han podido ver la obra aún.

Presentaciones los días 22 y 23 en la Sala Silvestre Revueltas de la FPBA en el Centro Histórico, y 29 y 30 de noviembre en el Teatro José Rubén Romero, las cuatro a las 19:00 horas
Presentaciones los días 22 y 23 en la Sala Silvestre Revueltas de la FPBA en el Centro Histórico, y 29 y 30 de noviembre en el Teatro José Rubén Romero, las cuatro a las 19:00 horas
(Foto: Héctor Sánchez)



-La obra


De acuerdo a Gerardo López Muñoz, alumno de la Licenciatura en Música del último año, quien interpreta al jefe de los pedigüeños en el montaje, “es la primera vez que hacemos un trabajo así, interdisciplinario”.

Dijo que antes de montar la obra de Weil y Brecht los 36 intérpretes que aparecen en escena la vieron completa con Salvador Ginori: “Esto es una reducción que hicimos. Siempre nos ha gustado. La obra está hecha para actores, no para cantantes.

“Por eso la publicidad dice la obra La ópera de los tres centavos a la italiana porque estamos usando la técnica del bel canto. Generalmente cuando la hacen actores no tienen la preparación. Entonces es como nuestra versión muy especial”, explicó.

“En la obra yo soy el antagonista, bueno, todos son malos en realidad, delincuentes y asaltantes; mi personaje en el Señor Peachum, Jonathan Peachum, el que controla la mafia en la ciudad.

“El texto es bastante fuerte, es una crítica hacia el capitalismo, trata sobre Mackie El Navaja, que es un asesino, un violador, lo peor, una fichita. Se roba a Polly Peachum, la hija del Señor Peachum, que es el jefe de los mendigos, las prostitutas y de todo.

“El Señor Peachum le pone una trampa para que lo ahorquen durante la coronación de la reina en Inglaterra; todo se desarrolla en Inglaterra”, expresó López Muñoz, quien dijo que al final de la obra queda en el aire la pregunta: “¿Qué es peor: ser un delincuente o un burócrata?”.

La obra estrenada en 1931 trata de Polly Peachum, enamorada de Macheath -conocido como Mackie El Navaja- decide casarse con él yendo contra la decisión de sus padres, Jonathan y Celia Peachum, quienes regentean a los mendigos de Londres.

Aunque los padres intentarán deshacerse del ladrón y asesino que busca casarse con su hija, Mackie logrará escapar de la cárcel, si bien Celia y Jonathan no se lo pondrán tan fácil.

El proceso


Sobre el proceso de montaje, Gerardo López comentó que fueron tres meses de trabajo continuo los que realizó el equipo completo en torno a la partitura y el texto traducidos al español, aunque “ha sido muy pesado: las últimas dos semanas hemos tenido ensayos casi toda la tarde y parte de la noche, hemos estado saliendo muy tarde de aquí. Empezamos ensayando solamente los jueves, pero nos dimos cuenta que no nos iba a alcanzar el tiempo, así que comenzamos a ensayar todos los días”.

En relación a los ejecutantes, de diversos grados de las licenciaturas de la FPBA, indicó que la parte vocal comenzó a verse con Ginori Lozano hace ocho meses, si bien “como sólo tenemos esa clase un día a la semana tardamos bastante, las traducciones no sé si él las hizo pero nos las dio, igual la música.

“Ha sido un trabajo fascinante, divertido, nos gusta mucho; es de las pocas veces que se ha hecho un trabajo interdisciplinario en la escuela; debería hacerse más pero casi nunca pasa. Ha sido muy gratificante para todos poder trabajar con gente de diferentes áreas. ¿El motivo? Es el trabajo del semestre, nuestra calificación”, refirió el músico.

Destacó la figura de Alfredo Durán, director escénico de la obra, a quien definió como “una persona muy reconocida a nivel teatral, en la escena artística de Michoacán, su trabajo es muy reconocido”.

Y agregó: “El maestro es muy expresivo en lo que nos dice, es muy directo: ‘Haz esto’, y no hay dudas, nos deja las ideas muy claras y precisas de lo que espera en la escena; es exigente, pero su carácter es relajado, te hace sentir cobijado y con ánimos para hacerlo”.

De acuerdo a Gerardo López Muñoz, alumno de la Licenciatura en Música del último año, quien interpreta al jefe de los pedigüeños en el montaje, “es la primera vez que hacemos un trabajo así, interdisciplinario”.
De acuerdo a Gerardo López Muñoz, alumno de la Licenciatura en Música del último año, quien interpreta al jefe de los pedigüeños en el montaje, “es la primera vez que hacemos un trabajo así, interdisciplinario”.
(Foto: Héctor Sánchez)



Sobre Alejandra Olvera, la coreógrafa, señaló que fue quien “hizo el trazo de las canciones y de los bailes; básicamente nos montó todos los movimientos de canciones. Fuera de los ensayos generales nos llamaba por grupos y con ella estuvimos trabajando otros días de la semana para montar las escenas. A veces trabajaba con los bailarines, otro día con los cantantes”, mencionó Gerardo López, quien hizo la invitación al público a las cuatro funciones que quedan.

Éstas serán los días 22 y 23 en la Sala Silvestre Revueltas de la FPBA en el Centro Histórico, y 29 y 30 de noviembre en el Teatro José Rubén Romero, las cuatro a las 19:00 horas, con Raymundo Trejo Ortiz al piano, otras cuatro oportunidades para ver esta versión original de una obra clásica en el repertorio de Bertold Brecht, a cuyo estreno más de 80 personas no pudieron ingresar debido a que el lleno en la sala era absoluto.