Sociedad

Conservación de la Monarca, responsabilidad trinacional: Semarnat
Josafat Pérez Viernes 10 de Noviembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Resguardar a la mariposa monarca durante su temporada de hibernación en los bosques de Michoacán y el Estado de México es un deber de este país, señaló el delegado estatal de la Secretaría de medio ambiente y recursos naturales (Semarnat), Mauro Ballesteros Figueroa, quien declaró que desde hace tres años el presidente, Enrique Peña Nieto, comprometió a sus homólogos de Estados Unidos (EU) y Canadá a convertir el tema de la conservación en tratado internacional.

La reserva de la biósfera de la mariposa monarca cuenta con una superficie mayor a las 50 mil hectáreas, a cargo de la Conanp, organismo vinculado con ejidos y comunidades para realizar el monitoreo.
La reserva de la biósfera de la mariposa monarca cuenta con una superficie mayor a las 50 mil hectáreas, a cargo de la Conanp, organismo vinculado con ejidos y comunidades para realizar el monitoreo.
(Foto: Especial)

En entrevista exclusiva para Cambio de Michoacán, el funcionario federal se refirió a la reunión que sostuvieran en febrero del 2014, el entonces presidente de EU, Barack Obama; el ahora ex Primer ministro de Canadá, Stephen Harper y Enrique Peña Nieto, a fin de crear un grupo de trabajo trinacional encaminado a la conservación de la mariposa monarca, ante la emergencia de la temporada invernal 2013-2014, que registró los niveles más bajos de la historia, con una ocupación de 0.67 hectáreas de bosque, 44 por ciento menos respecto al 2012, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y de la Comisión nacional de áreas naturales protegidas (Conanp).

“Es una responsabilidad el que México tenga bajo resguardo la temporada de hibernación de la monarca que se da en nuestros bosques y los del Estado de México”, dijo luego de rememorar que en ese foro un par de especialistas señalaron que, además de las afectaciones por el cambio climático, el uso de agroquímicos en los corredores naturales desde Canadá hasta México y la expansión de las superficies agrícolas en EU, son factores de riesgo para la sobrevivencia de la especie.

En ese sentido, Ballesteros Figueroa aseguró que del 2012 a la fecha hay “tala cero en las áreas núcleo de la monarca” y que desde hace un año la Gendarmería vigila la reserva de la mariposa monarca en ambas entidades.

“Con excepción de un aprovechamiento ilegal en un predio propiedad del gobierno del estado, cerca de 4.5 hectáreas que están en proceso de restauración, no hay tala ni cambio de uso de suelo en el área núcleo”, dijo a pregunta expresa sobre el cultivo de aguacate en aquella zona limítrofe con el Estado de México, situación que reconoció en los alrededores del área natural protegida debido al cambio ilegal del uso de suelo.

“Afuera de las zonas núcleo se está dando cambio de uso de suelo de manera ilegal y lo tenemos localizado… estamos verificando y en las áreas núcleo no tenemos cultivos, por el contrario, la respuesta que hemos tenido por parte de las comunidades en las áreas núcleo y en las zonas de amortiguamiento ha sido alentadora”, señaló.



Refirió que posterior al acuerdo trinacional se comenzó a trabajar para que la mariposa cumpliera sus cuatro fases, con la adopción de medidas como respetar los corredores biológicos naturales “sin poner agroquímicos en los cultivos, previo y durante la temporada de tránsito de la monarca”.

Calificó como pendiente el estudio histórico-científico sobre el origen de la migración de los volátiles que “llegan el primer día de noviembre, por lo que los mazahuas relacionan su aparición con la Noche de ánimas”, comentó.

De las comunidades como El Rosario (Ocampo), Sierra Chincua, (Sénguio) y colonias asentadas en Contepec, Cerro de Altamirano en el municipio de Irimbo, así como zonas de los municipios de Hidalgo y Zitácuaro, el delegado confirmó que ya se tiene presencia de monarcas en las dos primeras y gracias al clima favorable, estimó que en los próximos 20 días arribe la mayoría de la población que hibernará en los dos estados.

Detalló que la reserva de la biósfera de la mariposa monarca cuenta con una superficie mayor a las 50 mil hectáreas, a cargo de la Conanp, organismo vinculado con ejidos y comunidades para realizar el monitoreo.

Luego de advertir que la Semarnat tiene “expectativas positivas en torno a la recuperación” porque apuestan a que la población incremente con la conservación de los bosques, Ballesteros Figueroa reconoció el trabajo de reforestación emprendido por ejidatarios de El Rosario, lugar donde anteriormente hubo un “mal aprovechamiento del suelo” y que ahora, tras introducir cerca de 300 mil plantas de oyamel “ya cuenta con entre 70 y 80 por ciento de prendimiento”, señaló.

“Como parte positiva del trabajo de ejidos y comunidades, prácticamente en dos de los últimos cuatro años la comunidad indígena de San Juan Zitácuaro y la comunidad de Carpinteros, también en ese municipio, han sido galardonadas por el gobierno de la República con el Premio nacional por el cuidado de los bosques”, expuso luego de señalar que la reserva de la monarca trabaja desde hace 35 años en la preservación de los lepidópteros.