Municipios

Tiende a desaparecer la ganadería en pequeña escala en Sahuayo
» No es rentable por el bajo precio de compra de la leche y el incremento del costo de los alimentos
José Luis Ceja Guerra Miércoles 8 de Noviembre de 2017
A- A A+

Sahuayo, Michoacán.- Derivado del incremento en los insumos de producción y a la reducción en el margen de ganancia, la ganadería como actividad económica familiar y de autoconsumo tiende a desaparecer, de acuerdo con Pablo González, representante no gubernamental del Sistema Producto Leche de Michoacán.

Tienden a desaparecer pequeñas unidades de producción lechera.
Tienden a desaparecer pequeñas unidades de producción lechera.
(Foto: José Luis Ceja Guerra)

Destacó también que entre los factores que influyen se encuentra la falta de mercado para el ganado lechero, además de que el precio de compra de la leche está por debajo de lo deseado y se ha incrementado el precio de los alimentos.

Ejemplificó que hace un año el precio de compra de la leche se encontraba a 5.80 pesos y actualmente se encuentra en el rango de los 5.80 y los 6.30 pesos: “Pero lo que más nos ha impactado es el incremento de todos los insumos, el precio de silo (forraje) este año anda alrededor de un peso y los 90 centavos por kilo y el año pasado estaba entre 70 y 85 centavos pero la leche no ha subido”.

Esto, dijo, implica una pérdida en el margen de rentabilidad de los ganaderos, a lo que se suma la escasez de la mano de obra para esta actividad, y la que hay tiene que pagarse a un sobreprecio.

Destacó que en este contexto hay productores que desean comprar ganado, pero ante la falta de apoyos no han podido adquirirlo y esto hace que la actividad ganadera se encuentre un tanto aletargada: “Lo que nos ha ayudado mucho es el precio de los becerros, que sí tienen mercado, y las vacas de desecho sí venden, pero lo de la leche es lo que nos está afectando”.

Uno de los problemas que enfrenta la ganadería en Michoacán es que no ha habido propiamente un relevo generacional en los productores, pues de acuerdo con González Villanueva, cada vez son menos los ganaderos jóvenes: “Son pocos los jóvenes que están entrando y son muchos los que ya no están por la edad o la falta de rentabilidad”.

La suma de los factores ya expuestos, de acuerdo con el entrevistado, puede traer como consecuencia la desaparición de las pequeñas unidades de producción u ordeñas de pequeña escala ante la llegada de unidades de mayor tamaño y más tecnificadas: “Los pequeños y medianos productores tienden a desaparecer y en su lugar van quedando unidades de producción más grandes”.