Sociedad

Continuar el largo camino hacia la seguridad, el reto de Cherán
Sayra Casillas Mendoza Sábado 16 de Abril de 2016
A- A A+

Comunidad de Cherán.
Comunidad de Cherán.
(Foto: Archivo)

Morelia, Michoacán.- A cinco años del levantamiento cívico del pueblo de Cherán, que derivó en el reconocimiento y la implementación de un gobierno comunal electo, ya en dos ocasiones por Usos y Costumbres, el reto es continuar “el largo camino” hacia la seguridad, la paz, la justicia y la reconstitución de su territorio.

De tal manera lo planteó el concejero presidente del Concejo Mayor de Cherán, Pedro Chávez Sánchez, luego de la ceremonia oficial que se llevó a cabo en la comunidad indígena para rememorar la fecha en la que cansados de la impunidad y la violencia, con casi 20 mil hectáreas de bosques devastadas, los pobladores gritaron “¡Ya basta!”.

Como parte del evento se realizó un desfile con la participación de niños, alumnos de los distintos planteles educativos del lugar, en el que se evocaron las rondas comunitarias, las fogatas, el Carnaval, las bodas, el tradicional juego de pelota encendida y todas las manifestaciones ancestrales que buscan preservar para las siguientes generaciones.

El representante del órgano de gobierno comunitario dijo que el mensaje para los asistentes fue claro, en el sentido de que harán lo posible por mantener el terreno que ya se ha ganado frente a la delincuencia con el esquema ya implementado por usos y costumbres.

“La asamblea no se equivoca”, subrayó, al justificar el rechazo de Cherán a la incorporación del Mando Único propuesto por el gobierno del estado a los municipios, mismo que, desde su punto de vista, ha quedado en evidencia tras la serie de bloqueos y quemas de autos en distintas regiones de la entidad.

El levantamiento en Cherán



La madrugada del 15 de abril de 2011, al sonido de las campanas de la Iglesia del Calvario, el miedo, el egoísmo y la división interna en que vivían los cheranenses fueron superados por el coraje, la dignidad y el amor a la vida. Así surgió el movimiento de resistencia “por la seguridad, la justicia y la reconstitución de nuestros bosques”.

De acuerdo con la narrativa que hizo ayer el mismo Pedro Chávez, al grito unísono de “¡ya basta!”, los comuneros dejaron sus tareas cotidianas para convertirse en los defensores de su territorio y de la vida misma.

Se organizaron en 189 fogatas y cinco barricadas que fueron su modo de protección y de lucha. Rebasaron a las autoridades municipales en turno que “más que veladoras de nuestra comunidad, parecieran estar coludidas con los malhechores”. Días después los acompañó la ronda tradicional comunitaria.

“El movimiento que esa madrugada emprendimos con el rostro cubierto señal del temor y a la vez de la muestra del sometimiento de nuestros pueblos, fue acompañado con la luz de las fogatas que poco a poco nos dio la fuerza y el valor para mostrarnos sin ese paliacate; ello como muestra del amanecer ante las penumbras que vivíamos, asediados por la maldad”.

Determinaron que uno de sus enemigos eran los partidos políticos, por lo que decidieron hacerlos a un lado y elegir a sus autoridades en asamblea, lo cual les llevó a emprender una lucha en los tribunales, hasta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación les dio la razón.

“Hoy, a cinco años de ese gesto de rebeldía que surge como parte de recuperar nuestras raíces y nuestra memoria histórica de pueblo originario, es menester hacer un alto en nuestro proyecto de comunidad y afianzar los pasos que acompañen el reverdecimiento de nuestros bosques. Recordar que la lucha no ha terminado y ocupa de la participación de todos”, sostuvo.

El consejero presidente asumió que los cinco años transcurridos no han sido fáciles, representan triunfos y tropiezos: “La memoria histórica de nuestra comunidad nos enseña que el pueblo purépecha es tierra de mujeres y hombres con dignidad, principios éticos y espíritu de guerreros”.