Especiales

Baile de cifras sobre la pobreza en Michoacán
Diferentes enfoques sobre las cifras del Coneval
Maricruz Ríos Velázquez Domingo 3 de Septiembre de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- “Desconozco tu fuente”, fue la respuesta el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el estado, Gerónimo Color Gasca, a esta casa editorial respecto a factores de riesgo que provocaron el crecimiento negativo en diversos índices del informe de la evolución de la pobreza presentado el 30 de agosto por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como la población vulnerable por ingresos (carencia de ingreso), vulnerables sociales y la intensidad del rezago educativo.

De acuerdo con este informe, dentro de su apartado de “Anexos estadísticos”, Michoacán tuvo un crecimiento notable en el apartado de personas que padecen carencia de ingreso y pasó de 186 mil 400 a 219 mil 300 entre 2014 y 2016, un crecimiento del 17.65 por ciento. Por su parte, un rezago educativo profundo se elevó de estar presente en el 13.5 por ciento de los michoacanos al 14.9 por ciento.

El Coneval define la vulnerabilidad por ingresos a aquellas personas que no cuentan con un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades pero tiene cubiertas, de momento, todas sus carencias sociales, como acceso a la educación, vivienda y seguridad social. Sin embargo, la carencia de ingresos a corto plazo conlleva la pérdida de estos derechos sociales entre las personas afectadas, siendo un grupo que no cuenta con dinero para siquiera comer en el momento de la medición y que en pocos meses pierde su capacidad de acceso a la salud, vestido y otras necesidades básicas.

Gerónimo Color Gasca, secretario de Sedesol
Gerónimo Color Gasca, secretario de Sedesol
(Foto: Héctor Sánchez)


En la rueda de prensa donde autoridades en el rubro de desarrollo y medición estadística presumieron los logros alcanzados durante el periodo 2014-2016 en materia de reducción de pobreza, y que Cambio de Michoacán ya detalló el pasado sábado, el funcionario de la Sedesol aseguró que “las cifras eran a la inversa” y que las personas identificadas en este rubro habían disminuido según los datos del Coneval. Agregó que “el tema de los ingresos no lo manejaba bien”, por lo que pidió apoyo al delegado en la entidad del Inegi, Leonardo Gaytán Guzmán.

El representante del Instituto Nacional de Estadística y Geografía aseveró que una forma de demostrar que la carencia de ingreso en Michoacán había disminuido es el número de afiliados al IMSS como trabajadores formales durante los dos primeros trimestres del año. Este medio insistió en que estas mismas cifras ya iban a la baja y para el mes de julio se perdieron plazas pese al repunte neto en creación de empleo en lo que va del año.

El indicador de pobreza moderada, personas que son pobres pero no sufren todavía de pobreza extrema, también aumentó en Michoacán y pasó de ser del 45.2 por ciento de la población al 45.9 por ciento.

También aumentó de forma negativa el porcentaje de michoacanos vulnerables por carencias sociales, que de un 25 por ciento se elevó a 27.8 por ciento.

En lo que respecta al rezago educativo, el Coneval cita que lo sufre aquella persona que “tiene de tres a quince años, no cuenta con la educación básica obligatoria y no asiste a un centro de educación formal; nació antes de 1982 y no cuenta con primaria completa o nació a partir de 1982, es mayor de quince años y no ha concluido la secundaria”.

El informe del Consejo Nacional de Evaluación muestra que pese a los supuestos logros de la administración estatal en turno en cuanto a evitar el parón de clases, la contratación de maestros idóneos y la mejora en el plan de estudios, la profundidad del rezago educativo aumentó en Michoacán y pasó de afectar al 13.5 por ciento de los michoacanos al 14.9 por ciento.

El informe manifiesta que esta profundidad de rezago educativo aumentó principalmente en el rango de 16 años o más: del 29.3 al 30.1 por ciento. También creció en el rango de tres a quince años, que en 2014 afectaba al 9.1 por ciento de personas en este sector y para 2016 se elevó a 9.7 por ciento.

Es de destacar que en el rubro de rezago educativo se mejoró al pasar del 27.6 por ciento de población al 27.4, pero el Coneval detalla que la intensidad de las carencias es el producto de la incidencia por la profundidad, que define qué tan preocupante es cierta carencia entre dos personas distintas a pesar de que las dos sufran del mismo problema. En el caso de la educación se toman en cuenta factores como el acceso de todos los individuos al nivel de educación obligatorio vigente y la calidad de la educación recibida, por lo que si bien el rezago educativo se redujo ligeramente en términos cuantitativos, el tipo de rezago que persiste es hoy mayor que en 2014.

Bajo esta línea de información, el informe del Coneval exhibe que a pesar de mejoras en el porcentaje de incidencias, existen rezagos profundos en acceso a la seguridad social (de 34.4 a 36.2 por ciento) y de calidad de vivienda (de 13.6 a 13.9 por ciento) que han aumentado en los últimos dos años, lo que significa que el número de michoacanos con un esquema de seguridad social menos eficiente o que viven en hogares con condiciones paupérrimas de calidad sí aumentó.

Cifras sobre población vulnerable
Cifras sobre población vulnerable
(Foto: Especial)



Sin datos netos en pobreza<7h2>

Gerónimo Color evitó dar concretos sobre la pobreza y se limitó a indicar el crecimiento en porcentaje o en miles de personas beneficiadas, mas no a cuánto equivale en el panorama neto de la población del estado.

El funcionario de la Sedesol recordó que hubo una mejora del 3.9 por ciento en el índice de personas en pobreza en Michoacán, pero no mencionó que más de la mitad de los michoacanos, el 55.3 por ciento, padece de algún tipo de pobreza, ya sea por carencia de ingresos, carencia derechos sociales o de canasta alimentaria. De una población estimada en cuatro millones 571 mil 700 personas, dos millones 582 mil 150 viven en la pobreza.

También hizo mención al tema de la pobreza extrema, en que la entidad perdió 206 mil personas afectadas en este rubro, el segundo mejor nivel de mejora a nivel nacional, pero no indicó que prácticamente la décima parte de los michoacanos viven en pobreza extrema de acuerdo con el Coneval, el 9.4 por ciento, 429 mil 740 habitantes.

“Si continuamos en la ruta de efectiva coordinación de programas, obras y acciones para atender las carencias que miden de manera multidimensional la pobreza, podemos estar en condiciones de afirmar que en la siguiente década podemos sacar de la condición de pobreza extrema a esos 435 mil michoacanos”, manifestó el funcionario de Sedesol.

El funcionario destacó que “los indicadores de carencias sociales que presenta se encuentran en su mínimo histórico” y que un ejemplo era el municipio de Nocupétaro, que abandonó los últimos lugares de desarrollo social en la entidad gracias a un inversión entre los tres niveles de gobierno que ronda los 59 millones de pesos.

Por su parte, la subsecretaria de Desarrollo Social y Humano, Gabriela Molina, comentó que esto es “resultado de la estrecha coordinación que se ha dado entre el estado y Federación”, y agregó que el actual gobierno estatal "no escatima esfuerzos para reducir la brecha de la desigualdad”, pues sólo en 2016 se realizó una inversión 33 mil 305 millones de pesos para el combate a la pobreza, la que calificó “sin precedentes”.

Comentarios