Municipios

Murió Francisco Sierra Ochoa, miembro del Escuadrón 201
» Fue veterano condecorado de la Segunda Guerra Mundial
Ángel Ramírez Ortuño Martes 15 de Agosto de 2017
A- A A+

Huetamo, Michoacán.- Nacido en el año de 1924, en Huetamo y fallecido el pasado domingo 13 de agosto en Guadalajara, Francisco Sierra Ochoa rondaba los 93 años de edad al momento que perder la vida aquejado por los años, y quien dejara brillantes páginas escritas de su intensa vida, entre las que se destaca que siendo joven partiera de su pueblo en busca de una oportunidad y creció estudiando en un orfanato de la Ciudad de México, y al terminar la secundaria ingresó a la Escuela Militar de Transmisiones. Pocos años después, al haberse graduado, fue seleccionado como miembro del Escuadrón 201 de la FAEM para ir a combatir a las Filipinas durante la Segunda Guerra Mundial.

Francisco Sierra Ochoa, sargento primero de transmisiones, recibió una medalla por su colaboración en el Escuadrón 201.
Francisco Sierra Ochoa, sargento primero de transmisiones, recibió una medalla por su colaboración en el Escuadrón 201.
(Foto: Ángel Ramírez Ortuño)

Datos recabados sobre su vida en un libro que en fecha reciente realizó Editorial Trillas señalan que a sus 91 años, Francisco Sierra Ochoa, sargento primero de transmisiones, recibió una medalla por su colaboración en el Escuadrón 201, grupo que intervino en la Segunda Guerra Mundial, donde en el Colegio del Aire y acompañado de su familia Francisco fue condecorado por el comandante de la V Región Militar, Miguel Gustavo González, al recibir la presea de oro de 14 kilates titulada Fuerza Área Expedicionaria Mexicana Escuadrón 201, con la que se rinde homenaje a los sobrevivientes de la agrupación que participaron en la campaña de liberación de las Islas Filipinas.

En aquella ocasión se recuerda que para Francisco tal reconocimiento fue algo inesperado y que la emoción por momentos hizo que su voz se quebrara al rememorar la participación en los frentes de la guerra del Pacífico, y señalaba: "Yo recuerdo un hecho, ya estando en las Islas Filipinas, nosotros desembarcamos en Filipinas, en Manila, el 1º de mayo de 1945, y el día 2 tuve una emoción increíble... se izó la Bandera mexicana a miles de kilómetros", relató el sargento en retiro, quien pertenece a una reconocida familia terracalentana de la región del Balsas, de la rama del Coronel Bolívar Sierra, y de su pariente, Francisco Sierra, quien fuera alcalde de Huetamo en el año de 1920.

Datos recabados sobre la vida del extinto piloto aviador señalan que hasta 1945 su vida se resume en una muy difícil niñez, una dura adolescencia de educación militar y uno de sus más sobresalientes logros para entonces era haberse convertido en veterano condecorado de la Segunda Guerra Mundial; sin embargo, dejó el Ejército en busca de crecimiento personal, aunque sólo consiguió ser velador y cuidador de cines, pero su empeño le llevó a conseguir un empleo en el aeropuerto del Distrito Federal como radio operador del Banco de México; pero él no era esa clase de hombre que buscara sólo un trabajo promedio para poder vivir, sino la constante manera de crecer y superarse.

Así consiguió una beca para estudiar en la Escuela Bancaria Comercial y ese niño pobre que se volvió soldado, veterano de guerra, velador, cuidador de cines y radio operador, se transformó en uno de los directivos generales del Banco Nacional de México, es decir, de ese tamaño era Francisco Sierra Ochoa, un hombre que jamás miraba a nadie por debajo del hombro, que nunca se presentaba con títulos profesionales ni militares, que trataba a todos como iguales, que nunca se quejaba de las dificultades de su vida y que pocas veces hablaba sobre sí mismo, en fin, esta semana Huetamo, Zirándaro, Purechucho y la Tierra Caliente de Michoacán están de luto dado que en Guadalajara, el sargento primero Francisco Sierra Ochoa emprendió su último vuelo.