Sociedad

Semaccdet responde a productores aguacateros
Josafat Pérez Lunes 14 de Agosto de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Ante el posicionamiento que esta mañana hicieran público varias agrupaciones del sector productivo del aguacate, en el que advierten que “destruir huertas es destruir empleos lícitos” y señala que “la mayoría de los huertos actuales no reemplazaron áreas naturales boscosas de pinos, sino plantaciones previas de maíz y otros cultivos”, entre otras aclaraciones, la Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet) rechazó las acusaciones e instó a los productores a firmar el Convenio para la recuperación de los bosques.

El decálogo dirigido a la opinión pública y suscrito por el Consejo nacional del sistema producto aguacate, el Consejo estatal del sistema producto aguacate, el Comité estatal de sanidad vegetal, el Sector productor de Apeam A. C., la Confederación nacional de productores rurales, la Comisión michoacana del aguacate y la Asociación agrícola local de Uruapan, destaca que “la pérdida de más de un millón de hectáreas, no son atribuibles al cultivo del aguacate”, aduce la causa a “otras problemáticas” (tala ilegal, actividades agropecuarias, incendios y crecimiento de las manchas urbanas) y señala que el cultivo de aguacate se encuentra establecido en una superficie de 147, 720 hectáreas.

Ricardo Luna, titular de la Semaccdet
Ricardo Luna, titular de la Semaccdet
(Foto: Héctor Sánchez)

También se manifiesta por las presuntas arbitrariedades en los operativos y “destrucción ilegal de huertas de aguacate”, así como menciona que los productores de diversas regiones del estado han manifestado su rechazo “por la imposición de una cuota de siete mil pesos por hectárea, a la que denominan fondo verde”, entre otros señalamientos.

El titular de la Semaccdet, Ricardo Luna García, respondió en rueda de prensa a dicho comunicado y aseguró que “todos los operativos han sido en apego a la legalidad”, luego de señalar que de los 16 amparos interpuestos por jueces federales para el cese de operativos, once han sido ya sobreseídos.

“La semana pasada hicimos un operativo en Zitácuaro, en el cerro del Caquique, en una comunidad conocida como El Aguacate fueron despojados de tierras y estas personas presentaron una denuncia, se acudió a desinstalar la huerta, se hizo una reforestación conjuntamente con ellos”, señaló.

Destacó que la Semaccdet y el gobierno estatal no está en contra de las actividades agropecuarias, pero sí del “desorden ambiental que estamos viviendo”.

“La derrama económica tiene que ser proporcional al cuidado de nuestros recursos naturales” advirtió luego de asegurar que “la riqueza financiera no debe estar a costa del equilibrio ambiental”.

Acusó al sector productivo que no ha firmado el Convenio para la recuperación de los bosques, de intentar ganar tiempo y solicitar prerrogativas constantes, lo cual denota una falta de compromiso e interés por llegar a acuerdos formales.

En ese tenor, destacó que a la fecha se han firmado más de cien convenios individuales con productores y se ha integrado un padrón de tres mil más que están a la espera de la firma individual.

Sobre las quejas por la “imposición de una cuota de siete mil pesos por hectárea” con que termina el decálogo de los aguacateros, Luna García dijo que el fondo ambiental está sustentado por investigadores, quienes han demostrado que se precisa dicha cantidad para regar una hectárea de aguacate y poder trasladar el agua necesaria.

“El fondo establece cuáles son los proyectos que habrán de financiarse: instalación de viveros para producción de más plantas en comunidades que se dedican a cuidar el bosque, proyectos productivos de hongos, orquídeas y especies que no implican desmonte, así como complementar el pago por servicios ambientales a las comunidades que protegen y cuidan los bosques”, refirió.