Especiales

Visibilizar a la mujer, el principal logro en Michoacán: Fabiola Alanís
» Advierte que el reto será atender a 60 mil jornaleras distribuidas en 51 municipios
Leticia Florian Arriaga Jueves 3 de Agosto de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Para la secretaria de Igualdad Sustantiva, Fabiola Alanís Sámano, en dos años se ha logrado que en Michoacán las mujeres sean visibles y que a través del Programa Palabra de Mujer haya disminuido su participación en el empleo informal; sin embargo, advierte el reto de atender a 60 mil jornaleras distribuidas en 51 municipios.

En entrevista realizada en la sede de Cambio de Michoacán, la funcionaria reconoce que en la entidad “subió a 96 por ciento el número de mujeres que sufren algún tipo de violencia al interior de sus hogares o de su entorno familiar más cercano”, de ahí que los esfuerzos gubernamentales se enfoquen en ese sentido.

La funcionaria estatal puntualiza que la Alerta por Violencia de Género no es la panacea, es sólo uno de los instrumentos para combatirla, “nadie esperaría que decretándola acabaríamos con ella violencia; ¡ojalá así fuera!, desafortunadamente no es; se requiere la participación de todas y de todos”.

La secretaria de Igualdad Sustantiva, Fabiola Alanís Sámano, en entrevista realizada en la sede de Cambio de Michoacán
La secretaria de Igualdad Sustantiva, Fabiola Alanís Sámano, en entrevista realizada en la sede de Cambio de Michoacán
(Foto: Cambio de Michoacán)

Fabiola reconoce que hay críticas porque la alerta de género no ha dado los resultados esperados, pero, acota, “lo tomo como algo positivo, en el sentido en que en la medida en que garanticemos la participación plural de la sociedad vamos a poder avanzar mucho más rápido, para mí es altamente positivo que se organicen las mujeres y sean parte de esto.

He aquí lo medular de la charla periodística:

–¿Cuáles han sido los principales logros de la dependencia?
“Uno de los logros más importantes, no de la secretaría, sino de la sociedad en general en esta época, es haber logrado visibilizar a las mujeres, visibilizar en términos políticos, sociales, culturales, hacer visible a las mujeres es el logro más importante de esos casi dos años de la administración y colocar la agenda de las mujeres como parte de la agenda estratégica del gobierno del estado, ese es el principal logro porque va más allá, incluso de lo que hace la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres, es algo que involucra al gobierno en sus conjunto”.

–¿Qué acciones en específico se han concretado?
“Ha habido una gran transformación legal y normativa, desde la creación de la propia Secretaría de Igualdad Sustantiva que tiene que ver con ordenamientos internacionales y con la necesidad de transitar más allá de la atención propiamente a las mujeres, somos el primer estado en el país que tiene una secretaría donde se promueve la igualdad sustantiva, entonces es un paso fundamental.

“El otro es que se ha avanzado en la institucionalización de la propia equidad de género, esto es que las instituciones se hagan cargo de acuerdo con sus atribuciones y de acuerdo con sus competencias legales, normativas de atender en cada una de las áreas todo lo que tiene que ver con la perspectiva de género.

“Entonces, la transversalización es un tema central que se concreta con el establecimiento de las unidades de igualdad sustantiva y desarrollo de las mujeres en Michoacán, que las encabezan el propio titular de cada una de las áreas. Y bueno, decir que entre los avances que hay está también la promoción del empoderamiento económico de las mujeres como una premisa central para garantizar bienestar social, contener y disminuir la violencia de género. Entonces, institucionalizar la perspectiva de género y promover, favorecer e impulsar el empoderamiento económico de la mujer, además de visibilizar a la mujer”.
–¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la secretaría?

“La gran fortaleza es que las mujeres de Michoacán tienen un gran aliado en el gobernador Silvano Aureoles, que es una persona convencida de la causa de la mujeres; eso es central porque de ahí se deriva todo lo demás, incluso la influencia que se tenga sobre los otros poderes y sobre la sociedad en su conjunto, el hecho de que un gobernante encabece la causa reivindique la causa de las mujeres como propia, eso no sólo tiene un efecto multiplicador positivo en todos los mandatos de gobierno en el Poder Ejecutivo, sino también en todos los niveles.

“Esa una de las ventajas más importantes, y bueno, también en términos de debilidad institucional está precisamente la cultura patriarcal que es complicado vencer, pero estamos trabajado para que eso se logre”.
–¿Qué programas sociales se implementan y qué impacto han tenido?

“El de mayor impacto social, económico y productivo del estado es el Programa Palabra de Mujer, es el programa de microcréditos que ha impactado directamente en los bolsillos de las mujeres, y también ha tenido un impacto importante en la disminución del empleo informal.

“El Inegi acaba de informar que en este último año hubo una disminución historia del empleo informal entre las mujeres de un cinco por ciento, hace más de una década que no se veía una cosa así, lo dice el Inegi, no lo decimos nosotros, producto de la implementación del Programa Palabra de Mujer. Hasta hoy hay una inversión compartida, una parte gobierno municipal gobierno del estado con la banca, y ha habido una derrama económica de 178 millones de pesos ya en los microcréditos Palabra de Mujer que estamos ya acercándonos a los 50 mil.

“La instrucción del gobernador es alcanzar la meta en diciembre de 100 mil créditos que es una cifra histórica. El programa tiene esencialmente la intención de generar el empleo productivo y el ingreso para las mujeres, además de su inclusión en condiciones favorables a la banca financiera.

“Estamos ya en todo el estado, esa es una buena cosa porque no es tan fácil; la operación del programa es compleja pero nos está llamado fuertemente la atención que en los municipios con comunidades indígenas es donde los resultados han sido mejores, se han multiplicado más rápidamente los créditos, mucho tiene que ver porque los microcréditos se dan de manera grupal, y en las comunidades indígenas hay toda una historia de usos y costumbres, trabajo mediante respecto a la promoción de las tradiciones y particularmente el respecto a los usos y costumbres entonces hay una formación y una historia de trabajo colectivo y esos ha ayudado mucho.

“Es un modelo que funciona es sustentable, es efectivo y que tiene un impacto real que es perfectamente medible”.

–¿Cuál es el panorama general de las problemáticas que enfrenta la mujer en el estado?
“Somos un mosaico de cosas, y de regiones y de culturas, en el estado es difícil señalar alguna particularidad en el caso de la mujer, por ejemplo, yo estaba revisando ayer que un tema central que tiene que ver con la responsabilidad social del gobierno son las jornaleras, el país tiene 5.5 de jornaleros agrícolas, de esos 5.5, el once por ciento más menos dice el Inegi en el último conteo del 2015, son jornaleras agrícolas, entonces para nosotros es un reto atender a nuestras 60 mil mujeres agrícolas distribuidas en 51 municipios, porque las condiciones de trabajo, de ingreso y de hacinamiento y las propias condiciones de movilidad que ellas tienen… se requiere trabajar, reformar las medidas para apoyar a las mujeres jornaleras agrícolas, ese es un gran tema.

“El otro gran tema tiene que ver con el ingreso y ocupación de las mujeres, seguimos teniendo la mayor cantidad de las mujeres ocupadas en los servicios, en espacios de menor remuneración, seguimos teniendo 22, 23 por ciento de mujeres que están en el sector primario, que se dedican a la agricultura, silvicultura, la pesca, entonces en cada caso se requiere una atención específica.

“Somos un mosaico cultural, tenemos un origen diverso en México, pero en el estado, por cierto, tenemos a las mujeres de la Tierra Caliente, de la zona de mayor productividad en el estado y una de las de mayor productividad en el país, Apatzingán, Buenavista, productores natos de cítricos, que tiene un gran plusvalía, pero también ha habido elementos de violencia de ahí que nos han obligado atender a mujeres víctimas de violencia o mujeres que vienen o que han perdido a sus familiares, sus hijas, sus hijos, sus esposas, por el tema de conflicto, entonces se requiere reconocer esa diversidad para diseñar políticas que sean afines o que responsan a esa diversidad o pluralidad que existe en el estado”.

–¿A qué se debe la violencia contra la mujer?
“Seguimos arrastrando una cultura patriarcal, seguimos con resistencia para el cambio, seguimos con dificultades para organizar y promover la información, la sensibilización, el acercamiento de las mujeres hacia las instituciones, reiterar lo que ya sabemos, que la mayor cantidad de casos de violencia contra las mujeres se registra en los hogares, subió a 96 por ciento el número de mujeres que sufren algún tipo de violencia al interior de sus hogares o de su entorno familiar más cercano, entonces hay que llegar a los hogares y generar confianza en las mujeres para la denuncia para que se acerquen, para que puedan respaldarlas, entonces es en los hogares en los que hay que poner atención y para poder llegar a los hogares hay que ir a trabajar muy fuerte en la educación, en la cultura, en la reconstrucción del tejido social, en la participación de los ciudadanos, en la disminución de este mal que nos aqueja, porque más allá detrás de cada mujer hay una historia de vida propia que contar, más bien hay que poner atención en la formación al interior de los hogares.
Así se tratase de un solo caso de mujer asesinada por razones de género tenemos que garantizar que no quede en la impunidad, combatir la impunidad tendría que ser la tarea más importante en este periodo de las instituciones en el caso particular de la violencia contra las mujeres”.

–¿Ha funcionado la alerta de género?
“Respetando la posición de quien opine que no funciona, ha sido altamente positivo porque ha visibilizado un tema que antes no se conocía, visibilizar es decir ‘aquí hay un fenómeno y estas son las obligaciones de los diferentes órdenes del gobierno del municipio, del estado, de las Federación’.

“Ahora la Alerta por Violencia de Género no es la panacea, es sólo uno de los instrumentos que se pueden utilizar para combatir la violencia de género, nadie esperaría que decretando la alerta de genero acabaríamos con la violencia contra las mujeres, ¡ojalá así fuera!, desafortunadamente no es y se requiere la participación de la sociedad, del Poder Judicial, del Poder Ejecutivo, la responsabilidad principal es del gobierno, sí, y de las instituciones, sí, pero es fundamental la participación de todas y de todos.

“Entonces la alerta de género no es la panacea, es sólo uno más de los instrumentos que hay que atender y es altamente positivo que se haya decretado. Ahora, señalar que en el país la alerta genero viene de un mandato establecido en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia artículo 25, en la actualidad hay once estados decretados en la alerta de género, la proyección de las autoridades federales, particularmente Conavin, es que antes de que termine el sexenio del presidente Peña, es que los 31 estados y la Ciudad de México cuenten con declaratoria de alerta de violencia de género”.

–La estrategia, ¿qué puntos a favor ha tenido?
“La coordinación entre las instituciones, lo que nos guía es el Programa Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género. Fue aprobado al interior del Sistema Estatal para la Prevención, en ese sistema legalmente son parte el procurador, el secretario de Seguridad Pública, el secretario de Educación, la secretaria de Política Social, preside el jefe del gabinete, el secretario Adrián López Solís, participa el Poder Judicial, las y los presidentes municipales de diez regiones, así está establecido en el sistema, participan como observadores la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, participan el Poder Legislativo como parte del subsistema de armonización legislativa, están integradas las tres diputadas que presiden la Comisión de Equidad y Género en el Congreso, está la representación de todos los poderes y de todos los niveles de gobierno, ahí es donde se aprueba el programa estatal que es el que rige las actividades para la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género, y ahí la Seimujer tiene un papel que jugar orientando, acompañando a los procesos de capacitación, fortaleciendo las áreas de atención jurídica psicológica para las mujeres víctimas de violencia, entonces legalmente es el responsable de conducir este proceso.

–Existen críticas sobre el no funcionamiento de esta estrategia, ¿cuál es la perspectiva?
“Yo no lo tomo como una crítica, yo lo tomo como algo positivo, me parece que en la medida que garanticemos la participación plural de la sociedad vamos a poder avanzar mucho más rápido, para mí es altamente positivo que se organicen las mujeres, lo que queremos es que se organicen y sean parte de esto, y bueno, yo comparto esa visión que, dijo la 49 cuando la Revolución, ‘que florezcan mis flores’, que vengan mucho más iniciativas y que vengan a contribuir y aportar, todas tenemos algo que hacer desde nuestra trinchera”.

–¿Se tiene una radiografía de dónde se dan los principales casos de violencia?
“Sí, Morelia, hay una evaluación donde se ha calculado por tasa de violencia, es decir independientemente del tamaño de la población del municipio, se puede conocer la cifra y la encabezan Morelia, Lázaro Cárdenas, Uruapan, Apatzingán, que son los que registran el mayor número de casos de violencia contra las mujeres, pero los municipios que fueron decretados en alerta son catorce, y hemos reforzado la relación con el resto, porque para nosotros la declaratoria no es la panacea, es un instrumento más pero en la declaratoria están decretadas las responsabilidades específicas para las autoridades de esos catorce municipios, y nosotros trabajamos con todo el estado”.

–¿A qué atribuye el problema y cómo contrarrestarlo?
“Reforzar la educación, el trato, la educación la manera de relacionarnos, planes y reforzar programas de estudios que recuperan valores y principios, basados en la igualdad de género y en la promoción de la igualdad sustantiva, trabajar fuertemente la cultural, reforzar las acciones que se están haciendo principalmente a través de la Secretaría de Seguridad Pública, los comités vecinales que han ayudado muchísimo porque ayudan a reforzar el tejido social, reforzar las medidas de atención y de contingencia”.

–¿Considera que el problema se ha politizado?
“No, no considero que esté politizado, sería muy lamentable que alguien quisiera politizarlo, sería muy grave porque son cosas muy dolorosas que no solamente afectan directamente a la víctima, sino a familias, conocidos y a la gente más cercana. No, no estamos en ese momento y seguramente no, no creo que esté en el ánimo de ningún partido político politizar un tema tan doloroso”.

–¿Cuál es el principal reto que tiene la secretaría?
“Promover la organización y participación de las mujeres, transitar a la igualdad sustantiva, pasa también por la transformación cultural y eso va a llevar tiempo, hay que sentar las bases, es altamente desafiante estar al frente de una institución como esta, es un gran compromiso que hemos asumido con un gran equipo de profesionales al interior de la secretaría”.

Aumentó en Michoacán 96% la cifra de mujeres que sufren algún tipo de violencia al interior de sus hogares

Comentarios