Escenarios

Exposición “Anagramas matemáticos” de Jesús Jiménez se inauguró este viernes
» Dicha exposición cuenta con 10 piezas las cuales se podrán apreciar en el Centro Cultural Clavijero
Omar Arriaga Garcés Viernes 23 de Junio de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- La exposición “Anagramas matemáticos” de Jesús Jiménez, que cuenta con diez piezas, se inauguró este viernes a las 19:00 horas en el Centro Cultural Clavijero (CCC), un trabajo que -de acuerdo al curador de la muestra, Irving Domínguez- explora el “capitalismo salvaje” que México vive desde algunos años.

En palabras del autor, el trabajo que detona la exposición es uno de 2015, con el que gana el Premio Nacional en Videoinstalación de la Bienal de las Artes en Yucatán: “Me acerqué para traer esa pieza”, dijo, y explicó que al final se fue expandiendo hacia la fotografía, el gobelino y la instalación.

Aspectos de la exposición
Aspectos de la exposición
(Foto: Omar Arriaga Garcés)

Y agregó: “Un secuestro de nueve días detona esto; empecé con los ‘Anagramas matemáticos’ antes del secuestro y lo detonó en todo lo que ahora ven. Veía números, es normal que existan números y negociaciones, además también estudié finanzas”.

Expresó que el secuestro se realizó en Michoacán y lo calificó como un evento “extraordinario”: “Salí libre, no pagué nada”, acotó.

El discurso de la exposición



A su vez, el curador de las obras señaló que las piezas comenzaron con el ticket de una calculadora, de entre diez y quince centímetros, mediante el cual a través de la técnica textil del gobelino -implementada en el Taller Mexicano de Gobelino, en Jalisco- se crearon nuevas piezas.

“Esta muestra individual redondea varios ciclos de trabajo; Jesús (Jiménez) antes de tener esta experiencia comienza a trabajar con los grafismos a través de la calculadora de papel; tenía un díptico en dólares cambiado a pesos, una fila de billetes.

“Michoacán es de los principales expulsores de mano de obra junto con Oaxaca y Morelos, de los que más dependen de la expulsión”, señaló, y dijo que otros artistas como Miguel Rodríguez Sepúlveda, Jason Mena o Chantal Peñaloza también han trabajado con números.

Explicó que desde hace unos años en el país y en el mundo se sienten los efectos más salvajes del capitalismo neoliberal y añadió que México está muy anestesiado por la crisis inmobiliaria de 2008 en Estados Unidos, por lo que entró de lleno en una nueva crisis, luego de haber padecido la de los 80 y la de 1994: “Estamos muy anestesiados, es inevitable que esos temas no sean tocados en las artes visuales por los mexicanos”, refirió.

Expuso que la muestra es “muy abstracta” sin embargo y que obedece a la búsqueda del artista por abordar tópicos como la transacción económica, la manera en que fluye el dinero y el cautiverio, un trabajo de exploración que se expande a la fotografía, el video y la gráfica.

Caso Brianda Domecq



Por otra parte, indicó que la exposición se enlaza con los textos de la primera novela de Brianda Domecq, intitulada Once días y algo más, que vio la luz en 1979, un año después de que la hija del empresario Pedro Domecq fuera secuestrada.


El curador de las obras señaló que las piezas comenzaron con el ticket de una calculadora, de entre diez y quince centímetros
El curador de las obras señaló que las piezas comenzaron con el ticket de una calculadora, de entre diez y quince centímetros
(Foto: Omar Arriaga Garcés)


“La libera la policía mexicana; se hace amiga de los secuestradores y les pone apodos: ‘El Pícaro’, ‘Santa Claus’. Narra su angustia, estuvo los once días con una venda en los ojos hasta que la libera la policía.

“La novela fue muy reveladora, es muy vigente en el contexto actual; es una suerte de restitución de la individualidad, tiene sentimientos encontrados. Le da Síndrome de Estocolmo”, apuntó, y externó que el libro es un ejemplo de cómo el arte puede abordar una dinámica tan “delicada” y darle voz a un evento “complicado” de la esfera pública.

Asimismo, Irving Domínguez dijo que aunque son menos de diez piezas éstas se trabajaron durante dos o tres años, por lo que consideró que la labor Jesús Jiménez fue muy ardua, toda vez que a la par desarrolló “un proceso de crítica y análisis”, además de que el ticket pasó a un sustrato distinto y se trabajó varias semanas en el Taller Mexicano de Gobelino, para después jugar con otros códigos.

El curador dijo que además de la pieza ganadora de la bienal yucateca, hay en “Anagramas matemáticos” un tríptico que fue seleccionado en la Bienal de Fotografía en el Centro de la Imagen, por lo que este trabajo es “un corte de caja de un joven artista local”.

Jesús Jiménez, para finalizar, señaló que es la primera vez que se exponen los trabajos en Morelia y, al igual que el curador, dijo que no le interesa ahondar más en la temática del secuestro, pero sí continuar su labor en el video, el gobelino y la fotografía.

Aunque son menos de diez piezas éstas se trabajaron durante dos o tres años
Aunque son menos de diez piezas éstas se trabajaron durante dos o tres años
(Foto: Omar Arriaga Garcés)