Especiales

Cherán, un lustro como emblema de la lucha indígena en Michoacán
La presencia del crimen organizado, la devastación de recursos forestales, y el hostigamiento, darían pie a la organización para la defensa de la comunidad
Patricia Monreal Vázquez Lunes 4 de Abril de 2016
A- A A+

El 15 de abril de 2011 comuneros optan por la autodefensa
El 15 de abril de 2011 comuneros optan por la autodefensa
(Foto: Cuartoscuro)

Morelia, Michoacán.- En este abril, Cherán cumplirá un lustro de convertir a Michoacán en emblema de la lucha por los derechos de las comunidades indígenas en la entidad para autogobernarse y tomar sus propias determinaciones.

Tras el asesinato de dos cheranenses y como respuesta al incremento de la inseguridad, el 15 de abril de 2011 comuneros optan por la autodefensa, montan barricadas a la entrada del pueblo, y ejercen controles de acceso a la comunidad, al tiempo que detienen a quince talamontes que serían rescatados por la Policía Municipal.

La presencia del crimen organizado, la devastación de los recursos forestales, y el hostigamiento, darían pie a la organización para la defensa de la comunidad.

La lucha en Cherán empezaba a prefigurarse desde años antes, con acciones que cuajaron a la larga en el movimiento de lucha cheranense y en el reconocimiento de la comunidad como un municipio indígena en Michoacán.

La presencia del crimen organizado, la devastación de los recursos forestales, y el hostigamiento, darían pie a la organización
La presencia del crimen organizado, la devastación de los recursos forestales, y el hostigamiento, darían pie a la organización
(Foto: Cuartoscuro)

A partir del 2007 la acción de la delincuencia organizada empieza a calar hondo en Cherán, en donde las extorsiones se pusieron a la orden del día derivando en la migración de comerciantes, agricultores y profesionistas de la población.

El tema político fue también motivo de crisis. En 2008 asumió la Presidencia Municipal el priista Roberto Bautista Chapina, lo que derivó en la toma de la alcaldía y el asesinato de su contendiente en la elección, Leopoldo Juárez Urbina, quien tras ser secuestrado en mayo de 2008 apareció ultimado con cuatro balazos.

El gobierno de Leonel Godoy Rangel minimizaría el conflicto, propiciando constantes movilizaciones por parte de los bandos políticamente confrontados en Cherán. Incluso las autoridades estatales aseguraban que la forma de gobierno que planteaba la comunidad iba contra la ley y que no se les permitiría un gobierno popular. El Congreso del Estado a su vez alargaba los tiempos para solucionar la demanda de destitución del alcalde, no obstante que éste gobernaba de manera itinerante por el municipio, ya que sus opositores mantenían tomada la alcaldía.

Las autoridades estatales aseguraban que la forma de gobierno que planteaba la comunidad iba contra la ley
Las autoridades estatales aseguraban que la forma de gobierno que planteaba la comunidad iba contra la ley
(Foto: Cuartoscuro)

La explosión del movimiento cheranense en abril de 2011, se dio tras el asesinato de dos comuneros por el crimen organizado. Los indígenas optaron por colocar barricadas e instaurar controles de acceso a la comunidad, con vigilancia permanente.

La respuesta no se hizo esperar y unos días después, el 27 de abril, Armando Hernández y Pedro Juárez Urbina serían asesinados a balazos al ser emboscados por un grupo de talamontes.
Los partidos políticos desatenderían el problema, no prestaron mayor atención sino hasta el 2011, cuando la comunidad determinó que no quería tratos con ellos, que rechazaban las elecciones vía urnas, y que elegirían a sus autoridades a través de la vía de Usos y Costumbres.

La presión entonces vino para el Instituto Electoral de Michoacán, que temeroso optó por lavarse las manos, eludió aplicar los nuevos criterios constitucionales en materia de derechos humanos, evitó la confrontación con los partidos políticos, y se declaró “carente de atribuciones” para resolver sobre la celebración de elecciones bajo los Usos y Costumbres en los términos que lo solicitaba Cherán. La decisión fue esperar a que otra autoridad resolviera.


El 22 de enero del 2012 se elegiría en asamblea a los integrantes del primer Concejo Mayor de Gobierno Comunal

Fue así que los cheranenses acudieron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mismo que en una decisión histórica para Michoacán determinó cancelar las elecciones del 13 de noviembre de 2011 para Ayuntamiento, y mandató al IEM realizar una consulta para que los habitantes del lugar opinaran sobre el método a usar para la definición de sus autoridades.

La decisión del Tribunal traería diferentes reacciones, por un lado los diputados locales que habían sido omisos en el conflicto, no vieron con buenos ojos la sentencia por considerar que se invadían sus competencias constitucionales, y por otro los partidos políticos, quienes calificaban como un exceso la decisión de los magistrados.

La decisión de la Sala Superior del TEPJF determinaba que los integrantes de la comunidad indígena de Cherán “tienen derecho a solicitar la elección de sus propias autoridades, siguiendo para ello sus normas, procedimientos y prácticas tradicionales, con pleno respeto a los derechos humanos”.

Los cheranenses acudieron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mismo que en una decisión histórica para Michoacán determinó cancelar las elecciones del 13 de noviembre de 2011
Los cheranenses acudieron ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, mismo que en una decisión histórica para Michoacán determinó cancelar las elecciones del 13 de noviembre de 2011
(Foto: Cuartoscuro)

En diciembre de 2011 se efectuó la consulta para definir el método por el que se nombraría a las autoridades. La decisión fue por la vía de los Usos y Costumbres, de tal suerte que el 22 de enero del 2012 se elegiría en asamblea a los integrantes del primer Concejo Mayor de Gobierno Comunal.

No obstante que la experiencia político-electoral en Cherán se presentó antes de que en el Congreso local se aprobara una reforma constitucional en materia de derechos y cultura indígena, la LXXI Legislatura local optó nuevamente por la omisión del caso, sin incluir en las modificaciones el nuevo escenario que se vivía en la entidad.

Es así como el Congreso local optaría por dejar en el limbo jurídico a Cherán, sin un piso legal que clarificara la manera en que la autoridad municipal representada a través del Concejo Mayor de Gobierno Comunal se relacionaría con las diferentes esferas del poder público.

Frente a la ausencia de un marco normativo propicio, Cherán ha debido sentarse con las autoridades estatales y el Poder Legislativo, a fin de ir definiendo las rutas a seguir en esta nueva forma de gobierno que abrieron en la entidad, han logrado bajar recursos, y su gobierno comunal ha rendido ya algunos frutos en su quehacer.

Frente a la ausencia de un marco normativo propicio, Cherán ha debido sentarse con las autoridades estatales y el Poder Legislativo
Frente a la ausencia de un marco normativo propicio, Cherán ha debido sentarse con las autoridades estatales y el Poder Legislativo
(Foto: Cuartoscuro)

En el 2012 se presentarían más episodios de gravedad. Al arrancar el año el 19 de enero revive la tensión con Capacuaro, ya que comuneros de ese lugar transportaban madera talada de los bosques de Cherán, por lo que los cheranenses optaron por prender fuego a los camiones.

También han sido frecuentes los desencuentros con El Cerecito, tanto que para el 21 de marzo de ese año cheranenses retienen 40 camiones del servicio público y particulares, para exigir la liberación de once indígenas secuestrados en los límites de la cabecera municipal y ese lugar, donde son resguardadas por personas del sitio.

Las autoridades estatales y federales mostrarían ineficacia para atender la problemática del lugar, es así como para el 18 de abril de 2012 un grupo de talamontes asesina a ocho cheranenses al mediodía, en el predio conocido como El Puerto, por lo que la comunidad detiene dos unidades y ocho elementos de Seguridad Pública para exigir el esclarecimiento del crimen.

En el 2012 se presentarían más episodios de gravedad
En el 2012 se presentarían más episodios de gravedad
(Foto: Cuartoscuro)

Un mes después, el 24 de mayo, el activista y ganadero Juan Sebastián Ortiz, indígena de 75 años, es localizado sin vida en el predio Patanciro, luego de ocho días de haber sido reportado como desaparecido.

Las muertes no paran y el 8 de julio Urbano Macías y Guadalupe Gerónimo son levantados por habitantes de El Cerecito, y a los dos días sus cuerpos aparecen sin vida. Los habitantes de Cherán acudirían a la capital del estado, y toman Palacio Legislativo con todo y diputados para ejercer presión a fin de que las autoridades dieran con el paradero de sus compañeros, para “protegerlas”, la mayoría de las legisladoras son desalojadas por el techo del inmueble por personal del Congreso.

El reconocimiento de su Concejo Mayor de Gobierno Comunal como autoridad municipal se consolidó en 2014, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación -tras más de un año de mantener en paréntesis el tema- resolvió la controversia constitucional promovida por Cherán en contra de las reformas a la Constitución local en materia indígena aprobadas en en 2011 por el Congreso y publicadas en marzo de 2012 en el Periódico Oficial del Estado.

La Corte, el 26 de mayo de 2014, declaró procedente la controversia constitucional promovida por Cherán, y durante tres días debatió el tema. Primero reconoció el carácter de autoridad municipal al Concejo Mayor de Gobierno Comunal, y luego determinando que el Congreso local debe consultarle a Cherán las modificaciones constitucionales en materia indígena que llegue a realizar.

Comentarios