Sociedad

Delegado de Sedesol
“Soy un funcionario completo”: Gerónimo Color
Samuel Ponce Morales Sábado 8 de Abril de 2017
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Apenas a unas horas de haber tomado posesión como delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el estado y Gerónimo Color Gasca sigue teniendo una apretada agenda de trabajo, tal o más como cuando era gerente de Lecha Industrializada Conasupo (LICONSA) en la entidad.

En la sede de Cambio de Michoacán arriba a temprana hora de este jueves, después de su primera reunión en las oficinas de la Sedesol, en la propia capital michoacana, y a minutos de sostener un encuentro con el gobernador Silvano Aureoles Conejo, en Casa de Gobierno, y a quien acompañará en una gira de trabajo.

Para Gerónimo Color no hay duda de que el actual gobierno federal consolida una nueva política social en el país, a la que llama de nueva generación.
Para Gerónimo Color no hay duda de que el actual gobierno federal consolida una nueva política social en el país, a la que llama de nueva generación.
(Foto: Cambio de Michoacán)



–¿Estamos preparados para el cargo?
“He tenido el honor de ser designado delegado de Sedesol, y para mí significa la responsabilidad, el compromiso, de servir a mis paisanos, a la gente, sobre todo a la que está en condiciones menos favorables”.

–¿Y estamos preparados?
“Sí, sí estamos preparados para encabezar esta tarea, pero sobre todo tenemos mucha convicción, tenemos muy claro lo que tenemos que hacer dadas las circunstancias por las que atraviesa nuestra entidad”.

Para él no hay duda de que el actual gobierno federal consolida una nueva política social en el país, a la que llama de nueva generación.

Reflexiona y da cuenta de que los diversos cargos públicos que ha tenido le dan el perfil adecuado para su nueva responsabilidad. “Soy un funcionario completo, lo digo con modestia”, presume Gerónimo Color.

Y habla del inicio de su carrera pública como meritorio, luego “un pequeño contrato” como prestador de servicios en el área de cultura para pasar a colaborar en el DIF de Michoacán, a implementar la Unidad de Atención Ciudadana en el estado.

En ese cargo, añade, “fue una gran experiencia, porque en las giras del trabajo el gobernador me remitía las peticiones escritas que le hacía la gente, lo cual me generó recorrer la entidad y conocer las necesidades de los habitantes, ver la realidad social y conocer gran parte de la administración pública”.

Después, prosigue, arribó al área de los migrantes, donde fue impactante el análisis sociológico del tema; posteriormente fue director de Gobernación, “que no sólo te hace ver las condiciones sociopolíticas, sino de la gobernabilidad del estado”.

Eran tiempos, reconoce, muy importantes en la historia del estado y “eso sin duda alguna me generó un gran aprendizaje, darme cuenta con ese bagaje que traía del territorio, comprender la razón de movimientos políticos sociales, derivado de una realidad social”.

Habla de su paso por la coordinación de asesores del Ejecutivo estatal, en la cual hay un panorama más horizontal de todos los temas, el trabajo de la administración estatal; luego “me dediqué a actividades profesionales como abogado, dando consultorías; tuve la fortuna de trabajar en el Ayuntamiento de Morelia, en la Dirección del Servicio Estatal del Empleo y en la coordinación de asesores de desarrollo económico en la entidad.

“Esos últimos cargos públicos me dieron otra visión de la realidad social, entender a quienes todos los días buscan un espacio laboral y socializar con el sector privado, cómo generar esos vínculos para que la gente encuentre trabajo”.

De ahí, enfatizó, “recibí la noticia de incorporarme a la titularidad de la Gerencia Estatal de Liconsa, una experiencia enriquecedora que me permitió darle otras vueltas al todo el estado, a conocer más comunidades y entender y atender este momento tan difícil por el que atravesó nuestro estado en los últimos diez años.

“Por eso, digo, curiosamente al revisar mi currículum, de alguna u otra manera me estaba preparando en el ámbito de la política social, sin darme cuenta”.

La vida, subrayó, “me ha dado la gran oportunidad de estar trabajado en el sector social, pero además tengo una vocación social como abogado que soy, pero también he entendido que debemos prepararnos, y aparte de tomar cursos diversos. Soy candidato en este momento a maestro en Gerencia Pública y Política Social”.

Nocupétaro, el “milagro” federal



–Y con tanto bagaje, danos una idea de cómo visualizas a Michoacán en el tema de la pobreza, de la marginación.

“Has tocado algo muy importante y yo quiero decirte, Samuel, que de repente parece que la memoria es corta en el colectivo social, las condiciones que Michoacán tenía hace cuatro años, cuando arranca la actual administración federal, eran muy convulsas.

“Y –enarbola– no podemos entender el Michoacán de este momento sin la decisión, sin la claridad de la implementación en el propio estado del programa federal la Cruzada Nacional contra el Hambre.

“Cuando arranca la Cruzada, recordarás, Nocupétaro era uno de los siete municipios estratégicos donde el gobierno federal reconoce que hay una alta marginación y con condiciones de pobreza muy severas, al igual que Zamora, Uruapan, Zitácuaro, Maravatío, Hidalgo y Morelia.

“Hoy –establece– te comparto que datos no del gobierno, sino de la ONU, nos permiten decir que ya Nocupétaro no es el primer municipio de Michoacán en condiciones de menor desarrollo humano, que decreció.

“Al mismo tiempo que en el caso de Nocupétaro, donde en el programa citado convergieron los tres órdenes de gobierno, han dejado de ser extremadamente pobres otros municipios como Tzitzio y Susupuato”.

Color Gasca sostiene que después de periodos oscilantes en la vida del territorio michoacano, como unas alta migración y situación de violencia, que han venido a la baja, empiezan a dar en muchos municipios condiciones de normalidad
Color Gasca sostiene que después de periodos oscilantes en la vida del territorio michoacano, como unas alta migración y situación de violencia, que han venido a la baja, empiezan a dar en muchos municipios condiciones de normalidad
(Foto: Cambio de Michoacán)


Por otro lado, sostiene que después de periodos oscilantes en la vida del territorio michoacano, como unas alta migración y situación de violencia, que han venido a la baja, “empiezan a dar en muchos municipios condiciones de normalidad, donde la gente retoma su vida cotidiana y gradualmente restableciéndose las actividades productivas”.

–Digamos que vamos a ponerlo de esta manera: ¿la pobreza tiene en este momento ya otro nivel, es diferente o se ha abatido en unos lugares y traslada a otros lugares?

“Se está abatiendo, hay una política pública de desarrollo social, conociendo las necesidades de las zonas medias y altamente pobladas, y ahí es donde estamos aplicado modelos que parecieran ser similares pero que tienen otra funcionalidad”.

Ejemplifica diciendo que en el caso de Morelia no es lo mismo una política social en la colonia Ventura Puente o de El Realito que en la comunidad de Capula, pues, como se ve, tienen necesidades muy diferentes aunque estén en un mismo municipio.

“Entonces hoy, con lo que estamos haciendo con la estrategia nacional de inclusión, en la que todos quienes tenemos que ver, desde los tres niveles de gobierno hasta la misma sociedad, es que juntos le peguemos a determinados indicadores sociales de rezago.

“Hoy tenemos todos juntos que participar para combatir pobreza, pero también tener elementos que nos permitan yo no diría prevenir la pobreza, sino impulsar el desarrollo social con un desarrollo económico, con un desarrollo educativo que nos permita tener mejores condiciones de vida”, termina diciendo.