Municipios

Comuneros y autoridades talan parte de huerta de aguacate en el barrio de San Francisco, en Uruapan
Grecia Ponce Miércoles 15 de Febrero de 2017
A- A A+

Uruapan, Michoacán.- Comuneros y autoridades talaron ayer parte de una enorme huerta de aguacate en la comunidad indígena del barrio de San Francisco. Participaron autoridades ambientales y policiacas.

Se trata de unos 14 mil árboles de entre dos y cuatro metros de altura. Esto en una superficie de 65 hectáreas, en donde se talaron de manera ilegal más de mil 400 árboles de pino, encino y hojosas, por parte de delincuentes organizados, quienes además habían instalado en el área un laboratorio para fabricar substancias ilegales.

Esos predios les fueron arrebatados por delincuentes a los comuneros, quienes al terminar el derribo de los aguacates reforestarán con especies nativas.

Desde el año pasado se comenzó con el derribo de los huertos de aguacate que se sembraron de manera ilegal en predios forestales de la comunidad, en diversos parajes, pero ayer se le dio continuidad a los trabajos.

Esos predios les fueron arrebatados por delincuentes a los comuneros
Esos predios les fueron arrebatados por delincuentes a los comuneros
(Foto: Grecia Ponce)

El miércoles acompañaron a los comuneros, representantes de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático (SEMARNACC), de la Comisión Forestal del Estado de Michoacán (COFOM), de la Procuraduría Ambiental (PROAM); pero también de la Fiscalía Ambiental del Estado, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y Policía Ambiental.

El derribo comenzó a las 9.00 horas y se prolongó hasta poco después de las 14.00, principalmente en el predio Los Amoles y otros del área, en terrenos de la Comunidad Indígena del Barrio de San Francisco.

Este miércoles, prosiguieron los derribos, el avance fue de 18 hectáreas, unos 5 mil 400 arboles grandes con motosierra.


Como se ha venido publicando, el lunes 15 de agosto del año pasado, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) ejecutó la orden de Inspección PFPA/22.3/2C.27.2/ 00375/2016, la cual arrojó la comisión de varias infracciones, en contra del medio ambiente, de acuerdo al acta número 00375/2016, con fecha del 18 de agosto se tuvo una idea precisa del ecocidio.

En 8 predios distintos se encontraron como cicatrices de la tala, mil 111 tocones de pino, 286 de encino y 12 de hojosas o aile de entre 10 y 35 metros de altura.

Al mismo tiempo se descubrieron, mil 610 árboles de aguacate. PROFEPA ordenó no sólo reforestar con mil 600 plantas de especies nativas, tales como pino, encino y posiblemente aile, sino derribar los árboles de aguacate de diversas alturas que ahí se descubrieron.

El miércoles 16 de noviembre, del 2016 comenzó el derribo de unas 65 hectáreas de aguacate en los predios forestales de la comunidad indígena del barrio de San Francisco.

El oro verde sembrado de manera irregular será sustituido por 66 mil pinos endémicos de la zona, informaron autoridades comunales.