Especiales

Sin temor a la UMSNH, aún con los costos políticos
Samuel Ponce Morales Lunes 12 de Diciembre de 2016
A- A A+

Morelia, Michoacán.- De buen semblante, sin demasiada retórica, la lideresa de la fracción parlamentaria del PRI en la actual Legislatura local, Adriana Hernández Íñiguez, visualiza el trabajo que se realiza al interior de la misma, pero también se da tiempo para hablar de la relación con el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Entrevistada en su transitorio despacho como presidenta de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, se aborda el tema de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), rechazando que los diputados locales la estén estigmatizando, porque con la misma vara se está midiendo por igual a la Secretaría de Educación en el Estado (SEE).

La vida congresista



Para ella, la actual ha sido una buena Legislatura, una forma de trabajo distinto, y una característica distintiva es que se trata de lograr los máximos consensos y que decisiones incluso fuertes o álgidas han salido, lo que ha permitido la gobernabilidad al interior del Congreso.

Otra característica, aparte de dejar cuestiones personales, es se trata de la primera Legislatura local que tiene el mayor número de mujeres y una cantidad importante de jóvenes, de nuevos cuadros, sin experiencia política pero comprometidos con entregar buenas cuentas a sus votantes.

 Adriana Hernández Íñiguez  reconoce que en lo que va de la Legislatura local se han suscitado tres situaciones controversiales entre las bancadas que tienen que ver con el presupuesto de 2016
Adriana Hernández Íñiguez reconoce que en lo que va de la Legislatura local se han suscitado tres situaciones controversiales entre las bancadas que tienen que ver con el presupuesto de 2016
(Foto: ACG)


Temas álgidos



Sin embargo, reconoce que en lo que va de la Legislatura local se han suscitado tres situaciones controversiales entre las bancadas que tienen que ver con el presupuesto de 2016, el reemplacamiento y el de los matrimonios igualitarios, pero que al final hubo acuerdos.

Dijo que hoy en día también hay casos complicados que nuevamente pondrán a prueba los consensos entre las fracciones parlamentarias, como el del Presupuesto de Egresos 2017, el de la Universidad Michoacana y el de la Secretaría de Educación en el Estado.

“Ahí vamos a poner a prueba si realmente somos capaces, como lo hemos hecho hasta ahorita, de seguir logrando consensos por Michoacán”, enfatizó la ex legisladora federal.

Casos sin aspavientos



En contraparte de cuestiones polémicas, estableció que en la actual Legislatura local no hubo problemas para reformar la Ley Orgánica del Congreso del Estado en el tema de la Junta de Coordinación Política, para otorgar mayor representatividad a los grupos parlamentarios y una mejor gobernabilidad al ente congresista.

De los conflictos internos



Para ella son normales las diferencias internas de las diversas fracciones parlamentarias, sobre todo por divergencia de quienes las llegan dirigir, como en su caso, aunque, acota, en algunas pueden pesar más que en otras.

En la fracción del PRI, señala Adriana Hernández Íñiguez, no es desconocido que ha habido problemas, pero se dejan atrás cuestiones políticas, se ha mejorado la comunicación y se pone empeño en los temas que son importantes para el estado.

“Hoy vemos que siguen con los problemas, por ejemplo, en el PRD, pero que tienen que ver ahí con sus formas de trabajar, con formas de ser y de funcionamiento de su propio partido y que, por supuesto, tendrán que solucionarla ellos”.

Rezagos, dos institutos



Justifica que por escasez de recursos públicos no han avanzado algunas iniciativas en el Congreso del Estado, entre las más importantes ejemplificó con dos proyectos para crear el Instituto del Adulto Mayor y el Instituto dela Discapacidad.

Pero, añade, se tienen que buscar alternativas porque es un hecho inminente que hay necesidad de ello; hoy hay la Secretaría de la Mujer, hay el Instituto de la Juventud, y quien atiende a los adultos mayores y a los discapacitados, de manera específica, formal y puntual y formal.

“Son muchos y la tendencia de aquí en adelante es que haya todavía más; muchos de ellos ya están en situación de calle, muchos de ellos sufren maltrato de sus familiares, muchos de ellos son enviados a otros lugares en contra de su voluntad, porque les parecen un estorbo…”.

“No vamos a tener la máxima casa de estudios por mucho tiempo; ese es el asunto de fondo”.”

Adriana Hernández

UMSNH, sin temor



Adriana Hernández rechaza que en el tema de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) haya temor a reformar su LEY orgánica, a violentar su autonomía universitaria.

“No es temor, más bien hemos sido respetuosos de esa autonomía, pero sobre todo, hemos sido respetuosos de la oferta de las autoridades para entregar dicha reforma que seguimos esperando”.

Hasta el que no sea un experto en ese tema, añade, sabe que por la falta de esa reforma en el rubro de jubilaciones y pensiones hay un gran boquete financiero en la Universidad y que se tiene solucionar a corto plazo.

Remarca que no hay temor en que el Legislativo local tome una determinación al respecto aún con los costos políticos, pero se considera que es una decisión que tiene que tomar la propia Universidad.

Por lo pronto, establece que los diputados locales están esperando a ver cómo viene el alcance presupuestal, cómo viene el presupuesto de la Universidad y a partir de ahí, bajo un análisis muy exhaustivo, adoptar medidas.

Resaltó que en la reunión que recientemente sostuvieron en la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, el rector de la UMSNH, Medardo Serna González, entregó una información que la diputada considera insuficiente.

“Solicitaremos más información para ver de qué forma se les puede ayudar y no necesariamente con más recursos, porque a veces hasta con un recorte se les puede obligar a buscar otras alternativas de ingreso o de mayor austeridad”.

En la Universidad, prosigue, tienen que caer en la cuenta de que si no toman medidas en lo inmediato “no vamos a tener la máxima casa de estudios por mucho tiempo; ese es el asunto de fondo”.

Rechaza que con la postura congresista se esté satanizando a la UMSNH, ya que en esa misma situación se encuentra la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), dependencia a la cual también se le pidió un proceso de reingeniería.

Y “si la SEE no nos viene con resultados, no le vamos a dar más dinero, porque los compromisos adquiridos se tienen que cumplir, y más aún cuando son para ayudarse a sí misma y obligarnos a ayudarle”.


Comentarios