Especiales

Los michoacanos vivimos pasmados: Luis Mejía
Samuel Ponce Morales Jueves 22 de Septiembre de 2016
A- A A+

Los michoacanos vivimos pasmados, dejó caer el panista Luis Mejía Guzmán durante una entrevista sostenida en las instalaciones de Cambio de Michoacán.

En general, acota, en todo, desde las instituciones –ni se diga los partidos políticos– hasta la sociedad misma, se da ese pasmo.

“No sabemos qué hacer ante los problemas que vivimos y esperamos que nos vengan a afuera a solucionarlos”, dice el quien fuera dos veces legislador, una local y otra federal.

Sin embargo, reconoce que no entiende a qué se debe ese pasmo generalizado, pero lo cierto, añade, es que Michoacán ha dejado de ser el referente de antes.

Pese a los cargos partidistas y en la función pública, quien se inició en quehaceres políticos desde muy joven no se considera “una figura ni mucho menos…”.

No lo señala abiertamente pero coincide en que hace falta en Michoacán un PAN echado para adelante
No lo señala abiertamente pero coincide en que hace falta en Michoacán un PAN echado para adelante
(Foto: Cambio de Michoacán)

Silvano, el hombre joven

–¿Hay gobierno en Michoacán? “Por supuesto que hay y hay diversas razones para pensar que el gobernador tiene la intención de que las cosas mejoren. “Es un hombre joven, de una sólida militancia partidista y que aspira a más; entonces, lo que puede suceder es que el gobernador en un ánimo de proyectarse más hacia adelante, haga un esfuerzo mayor para atender la problemática más importante y que ofrezca resultados.

Dice que ingresó a la política siempre con la mentalidad de estar dispuesto al trabajo de todos los días, hacer la tarea diariamente, porque es como se va avanzando, progresando.

–En ese pasmo que habla, ¿cómo ve entonces el liderazgo que pueda tener el actual gobernador?

“Michoacán vive un momento en que no posee recursos para detonar obras de gran calado; en estos momentos sólo se habla del desarrollo del Puerto Lázaro Cárdenas.

“Hay muchísimas cosas que hacer pero se requiere un orden, ver qué es lo primero que hay que hacer, necesitamos una comunidad que viva primero en la seguridad”, sostiene.

–Entonces, la pregunta es más directa, ¿Silvano Aureoles tiene liderazgo o no en Michoacán?

“Mira, la verdad, en este momento no ha manifestado tener las vías de solución, no se ve por lo menos que en el corto plazo pueda”.

–Y, específicamente, ¿en cuáles áreas?

“Como lo dije, en el de la inseguridad y en la implementación de un verdadero detonador económico en el estado; no veo la solución en ninguno de los dos casos.

“Fuera de Michoacán las noticias no son las mejores. Se habla de falta de autoridad cuando se tienen de decenas de unidades vehiculares retenidas en comunidades (indígenas)”.

A la vez, prosigue, cuántos delitos tendrán que darse para que haya una intervención fuerte, tajante, de las autoridades correspondientes.

Esquivando…



Ante la evidente división en el PAN Michoacán, donde se enfrentan seguidores de los legisladores federales Luisa María Calderón y Marko Cortés Mendoza, trata de tomar distancia, pero sobre todo esquivar el tema.

“Para mí, concretamente el tema que comentas no es nada nuevo; siempre que haya asociación de seres humanos va a existir la diferencia en opiniones, a veces circunstanciales”.

En el caso de Acción Nacional, establece que a lo largo de su historia siempre han existido y hace memoria:

“1- En los años 70, que fue cuando presidí un puesto de responsabilidad partidista, entonces se discutía la participación electoral o la abstención; unos decían que no tenía caso lo primero porque el voto iba a ser burlado y los que estamos en favor establecíamos que deberíamos lucha para que el sufragio fuera respetado…

“2- Luego hubo discusiones muy fuertes acerca de la aceptación o no del financiamiento público de nuestro partido político; había quienes sostenían que debíamos vivir de nuestras cuotas y que todo lo que viniera del gobierno o de las arcas públicas debía ser rechazado, naturalmente decidimos que eso iba a retrasar de manera muy significativa el arribo del PAN al gobierno…

“Así que para mí no es nada nuevo que en Michoacán se hable de un grupo o de otro. Tiene que haber diferentes formas de ver las cosas y de abordar los problemas, incluso de proponer soluciones”, subraya el que también ha sido dirigente del blanquiazul en territorio michoacano.

–Sí, pero el PAN en la pasada elección local hubo tal división que los seguidores de Marko Cortés prefirieron no apoyar a Luisa María Calderón, lo cual incidió en su derrota…

“Bueno, es una situación que ahí está, que hay que abordar con madurez”.

Y, habla de cómo los panistas deben respetarse, seguir las reglas de juego internas, “jugar limpio”, sobre todo en la designación de aspirantes a diversos cargos ya sea partidistas o de elección popular, para ser congruentes y exigir lo mismo hacia afuera, hacia un verdadero sistema democrático en el país.

Un alto blanquiazul



Convocó a los panistas michoacanos “a realizar todos los días la tarea que nos corresponde en el partido político, sin egoísmos, siempre prensando en el bien común, no en el bien personal”, en especial en estos tiempos en que es más fácil acceder a dichos cargos.

Antes, recuerda el subsecretario del área de Desarrollo Social del país, el atractivo de llegar a un puesto no era ciertamente una cuestión que nosotros viéramos en el corto plazo, entonces pienso que en aquel tiempo había más generosidad, más compromiso.

“A lo mejor estamos a tiempo de hacer un alto en el camino y decir si estamos aquí con la caridad, con la que entramos al partido y sobre todo con la intencionalidad de que las cosas mejoren, porque el estado y el país están muy urgidos de que sea así”.

–A raíz de las pasadas elecciones, en las que el PAN se ve a un tercer lugar, vemos a un partido político desdibujado…

“Bueno, es la visión que tienen ustedes, tú concretamente Samuel, como una gente que conoce la realidad de Michoacán; por supuesto que hay que recoger esos comentarios, el primer paso para resolver el problema es reconocer que está ahí, que existe.

“Y –continúa el por igual ex delegado federal en Michoacán– si esa es la visión que proyectamos, pues tenemos que volver a nuestro origen, a nuestras fuentes, tenemos que hacer un alto en el camino, tenemos que hacer una valorización y es el momento más que oportuno, en eso estoy de acuerdo”.

No lo señala abiertamente pero coincide en que hace falta en Michoacán un PAN echado para adelante, una oposición a los gobiernos, federal y estatal, de altura, con argumentos sólidos desde cualquier tribuna, desde la dirigencia en la entidad hasta en el Congreso local.

“Hace más de 30 años, tú lo vas a recordar seguramente, en aquel Congreso local éramos cuatro diputados y éramos, pienso, un referente, vistos como diferentes, éramos distintos, pero no solamente éramos distintos, sino distinguidos”.


El silencio

En la última etapa de la entrevista se convocó al panista a responder con una o dos palabras una serie de preguntas cortas: –Michoacán. “Mi estado, mi lugar”. –Silvano Aureoles. “El gobernador”. –Luisa María. “Discípula”. –Marko Cortés. “...”. –Seguridad. “Asignatura pendiente”. –Educación. “Asignatura pendiente”. –Finanzas. “No hay papelería, no hay brujería”. –Puerto Lázaro Cárdenas. “Proyecto”. –PAN Michoacán. “Campo de acción en el que milito y por el que estaría dispuesto a dar todavía más”. –Y en una o dos palabras. “Debe mejorar”. –Congreso del Estado. “No se ve”.

Comentarios