Política

Michoacán « está de pie»: Adrián López Solís
Samuel Ponce Morales Jueves 1 de Septiembre de 2016
A- A A+

Adrián López Solís , titular de la Secretaría de Gobierno, durante una breve entrevista
Adrián López Solís , titular de la Secretaría de Gobierno, durante una breve entrevista
(Foto: Héctor Sánchez)



En Palacio de Gobierno de Michoacán, con la formalidad solemne y austera que da su despacho, durante una breve entrevista, el titular de la Secretaría de Gobierno, Adrián López Solís, parece responder como si estuviera jugando ajedrez.

Eso sí, el hombre de más confianza del gobernador Silvano Aureoles Conejo contesta fluidamente pero tratando de no caer en provocaciones, sabe que un desliz puede provocar una avalancha, una bola de nieve, reacciones de sus opositores políticos.

Mide cada palabra, a veces alarga su hablar sobre el tema específico para evadir errores, aunque a veces tiene que establecer situaciones más concretas, más reales, más aterrizadas, más terrestres.

 Adrián López Solís, parece responder como si estuviera jugando ajedrez.
Adrián López Solís, parece responder como si estuviera jugando ajedrez.
(Foto: Héctor Sánchez)

Hay gobierno



“Visualizo un estado tranquilo, trabajando y con orden. Hace prácticamente un año que se tomó la responsabilidad de gobernar el estado pero desde el inicio nos trazamos varios objetivos, uno de ellos, que resume lo que se ha hecho hasta el momento, es que hoy la sociedad tiene como referencia la existencia de un gobierno.

“Es decir, después de muchos años de inestabilidad, hoy las michoacanas y los michoacanos pueden decir que hay gobierno, y por supuesto eso es posible debido a la política implementada por el gobernador Silvano Aureoles Conejo, a quien acompañamos en la lógica de reforzar la tarea del Ejecutivo, cumpliendo con las atribuciones que nos da la ley”.

Cierto, reconoce el abogado –egresado de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH)–, los problemas no están del todo resueltos, pero son atendidos en la medida de lo posible y, acota, eso es una diferencia notable con otros gobiernos.

Subrayó que hoy en día hay un gobierno que está activo, que está yendo al encuentro con los ciudadanos, no solamente de la capital, sino del resto de los municipios; hay fortalecimiento de las instituciones a partir de una estrecha coordinación entre los órdenes de gobierno.

Todo ello, abunda el también ex asesor de la Cámara Alta del Congreso de la Unión, permite el alineamiento de las políticas públicas, de los programas, de las obras y de las acciones gubernamentales. “En ese marco general, destacan siempre asuntos que llaman la atención de mayor a menor de conflictividad”.

Y, pese a todo…



Sin descartar la persistencia de conflictos como el magisterial, acompañado del normalista y el de inseguridad, hace énfasis en que pese a ellos, a los cuales se trata de solucionar, Michoacán crece, “los indicadores lo demuestran en rubros como el económico, el turístico, el rural…”.

Aclara quien recibió el Reconocimiento al Mérito Profesional por parte del Colegio de Abogados de Michoacán y Conciencia Laboral, asociaciones civiles que agrupan a importantes juristas, “en materia económica estamos en proceso de estabilización y de crecimiento”.

No deja a un lado que hay situaciones preocupantes de una parte de la ciudadanía michoacana que van desde la inseguridad hasta el tener un empleo bien, “esa sensación de que en Michoacán escasean las oportunidades para salir adelante”.

Sin embargo, al establecer que “si nos conformáramos con el peso de los indicadores de rezagos, no habría por qué ser optimistas”, pero, insistió, estamos en proceso de zanjarlos con el fortalecimiento de las instituciones que ha provocado que este estado “esté de pie, avanzando…”.

–Subrayaría la cuestión de la percepción de que algunos conflictos parecen irremediables…

“La realidad es necia, la actitud para superar las condiciones adversas debe ser triplemente persistente; nunca podemos sentirnos satisfechos ni estar conformes con lo logrado, en cualquiera de las materias. Hay que seguir trabajando no sólo a nivel de gobierno, sino de la sociedad misma”.

Eso sí, en alusión al magisterio democrático y a los normalistas, indicó que “quienes agreden, quienes infringen la ley, quienes cometen un delito, deberían estar comprometidos más con el interés general que con ver satisfecho un asunto muy particular…”.

A diferencia de ellos, abundó, también hay que reconocer el gran compromiso, la gran voluntad, el esfuerzo, el trabajo, que hace todos los días gran parte de la sociedad, la gran mayoría de los y las michoacanas todos los días en su entorno laboral familiar, que no es poca cosa y que sólo lo pueden hacer cuando hay ese sentimiento de afinidad, de pertenencia.

–En el tema de los normalistas y del magisterio, reclaman, se movilizan, hacen actos ilegales, retención de autobuses, bloqueos, tomas, plantones, marchas y se va a una mesa de diálogo se rompe y se vuelve otra vez lo mismo…

“Mira, los grupos de presión son un fenómeno añejo, no es nuevo en la escena política. Al interior de nuestra sociedad michoacana hay grupos o intereses gremiales muy focalizados, muy particulares, que piensan y van por lo suyo.

“El reclamo que puede ser válido o no, lamentablemente no siempre se ejerce por las vías legales y escogen acciones, actividades como les denomina a algunos, que son evidentemente fuera de la ley”.

Ante lo anterior, prosiguió Adrián López, la autoridad tiene la obligación de actuar con las herramientas que le da la ley, en su caso, ejercer la autoridad o el monopolio de la fuerza y proceder a la detención, al arresto, a la judicialización.

Sin embargo, el responsable de la política interna del estado avala “una válvula de escape” que sin “trastocar la ley” permita disolver un reclamo o exigencia de fondo, porque, añade, no puede haber un grupo que persista para siempre con argumentos inconsistentes o absurdo.

Y, subrayó: “En ese sentido, el gobierno no puede sólo trabajar con argumentos de la responsabilidad pública emanados de las atribuciones que le da la ley, sino que tiene que buscar salidas políticas, alternas, pero dentro de los márgenes de la norma jurídica y sin romper ese hilo que permite el diálogo, la construcción de acuerdos…”.

Al particularizar los casos magisterial y normalista, sostiene que el gobierno michoacano sigue tratando de mantener el diálogo con el posicionamiento de argumentos de la razón y de carácter legal que permitan distender los conflictos y construir acuerdos.

Y, acotó el funcionario estatal, frente a los reclamos o exigencias absurdas, también resulta necesario identificar aquellas que poseen un componente político, porque no estamos por administrar ese tipo de dinámica.

Para él tiene que haber un momento en que la razón de la ley ponga a cada quien en su lugar. Por lo pronto, establece, hoy en día la razón de la ley y los argumentos de la razón están del lado de las instituciones, están del lado del gobierno.

–Entonces queda claro, por ejemplo, que los conflictos magisterial y de los normalistas van para largo…

“Las acciones del primer grupo datan casi de 30 años y tienen su raíz histórica en el proceso de descentralización educativa que en Michoacán nunca se asentó del todo, e incluso la parte activista del movimiento magisterial corresponde a un ala disidente del sindicato nacional.

“Y de ese tiempo al actual se han formado generaciones de los maestros mencionados, que han sido alimentados, retroalimentadas y heredando dinámicas no adecuadas y que para cortarlas de tajo se requiere el desprendimiento del movimiento un gran número de ellos”.

Por ello, resume, hay que encontrar los mecanismos que permitan aplicar soluciones legales pero que no sean tan radicales como la que realiza el propio movimiento magisterial.