Opinión

MORELIA
Mentiras públicas, virtudes perversas
La comisionada del INM justifica el trato de delincuentes a los migrantes que se internan por la frontera sur de nuestro país
Carlos Enrique Tapia Miércoles 11 de Junio de 2008
A- A A+

Mientras en Estados Unidos la política inmigratoria escala en acciones que violan sistemáticamente los derechos de los indocumenta-
dos, en México, los panistas, en voz de la comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), justifica el trato de delincuentes a los migrantes que se internan por la frontera sur diciendo que el «pueblo mexicano» paga.
La incongruencia es notable; el paralelismo con lo que sucede a los mexicanos indocumentados en Estados Unidos también. Con excepción de la Unión Americana que organiza guerras de invasión y conquista con los impuestos de sus ciudadanos, en México no se les paga a los «funcionarios» para maltratar inmigrantes.
A conveniencia, los panistas afirman que el «pueblo mexicano» tiene que ver con su insultante pago, pero en la consulta del petróleo, la histeria y la violencia verbal de la derecha es proverbial, acompañada por el priísmo corrupto: es ilegal la consulta, ningún «peso del erario público» puede usarse, porque viola la ley.
Para el panismo y el priísmo el «pueblo mexicano» es una entelequia. Cuando conviene se afirma que paga para violar las garantías básicas de los transmigrantes, pero cuando crispa sus intereses al exhibirlos como cómplices en la entrega al peor postor de los recursos naturales de México, es ignorante, estúpido y de coeficiente intelectual bajo.
Los confesados panistas («Que Dios los bendiga. Yo tengo una responsabilidad y la voy a cumplir», dice la comisionada del INM), usan el nombre de Dios en vano, dejando ver su autoritarismo, antihumanismo e hipocresía. Públicamente, los tres poderes de la Unión rechazan el trato delincuencial promovido por los panistas, pero en privado se aprueba.
Diversas ONG han hecho recomendaciones que para la comisionada del INM, si no «tienen lógica» son descartables; los derechos humanos estorban a la derecha panista. Cuando increpa al relator especial de la Comisión de Derechos Humanos (ONU) para los migrantes, negando el maltrato a los inmigrantes del sur, lo corroboramos.
En realidad, solamente tienen derechos los panistas y priístas, quienes no crean las mentiras públicas, son cualquier cosa, menos «personas humanas», en términos de las peroratas pseudohumanistas del cristianismo del último tercio del siglo pasado. Quienes se atreven a cuestionar las virtudes perversas del poder no tienen derechos.
Otra muestra de las mentiras públicas panistas, la dio Calderón cuando dijo a su gabinetito que trabajen por los más pobres, no cobijen la corrupción y defiendan al calderonismo. Perversa virtud que oculta tantos casos de corrupción y complicidades: Mouriño, los pactos con Elba Esther Gordillo, y tantos negocios de los panistas.
La guerrita calderónica se ha posicionado como la gran mentira mediática. Como van la violencia y las ejecuciones diarias, es notable cómo la realidad se impone al discurso de las pretendidas virtudes del calderonato. El vergonzoso puntapié a Santiago Creel, por no vender las mentiras sobre la privatización de Pemex, es otra muestra.
El México panista, apoyado por los priístas, es la gran fábrica de mentiras, complicidades, corrupción y perversidad. La política panista antiinmigrante embona con las redadas, deportaciones, acciones antiinmigrantes locales, del gobierno estadounidense. Calderón y el panismo son alumnos destacadísimos del terrorismo de Estado promovido por Bush.
Fragmentos
1.- Los panistas por ellos mismos: Si no hay nada qué hacer, difamar y mentir. Morelos Borja autoproclamándose orador oficial en el homenaje a Melchor Ocampo, y Germán Tena despotricando contra los masones.
2.- Presión antiinmigrante: mil 562 leyes fueron introducidas a nivel estatal y local en Estados Unidos en 2007; 240 fueron aprobadas en 46 estados. Y van por más.
3.- Miedo: Encuestas de la Asociación Mexicana de Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), organizaciones sindicales y consultorías de estudios laborales, revelan que siete de cada diez mexicanos con empleo tiene temor a perderlo.
4.- Mientras para los calderónicos la población mexicana es estúpida, pues no «entiende» lo relacionado con el petróleo, y supuestamente el fraude de 2006 les dio permiso para imponer lo que quieran; el Banco Mundial, afirma que la gente debe involucrarse en la discusión y destino del gasto público.
5.- Mejor pobres y manipulables: Los empresarios mexicanos rechazan aumento salarial de emergencia y flexibilizar la política monetaria.
6.- En el Senado estadounidense «la más significativa iniciativa legal» contra el cambio climático fue aniquilada después de una apocalíptica discusión.
7.- Al fracaso de la guerrita calderónica, sigue el éxodo de la élite tijuanense para asentarse en San Diego («único lugar para olvidar la sensación de inseguridad y miedo», Los Ángeles Times).
8.- Sueño americano: Tasa de desempleo, 5.5 por ciento en mayo; 138 dólares el barril del petróleo; Dow Jones perdió cerca de 400 puntos la semana pasada; galón de gasolina, doce dólares.
9.- De moral a moral: Que la consulta sobre el petróleo «crispa» a los mexicanos, es «ilegal» y el PRD no «puede dar lecciones de moral». ¿El PAN sí?: Mouriño; Elba Esther Gordillo; negocios oscuros; fraude 2006, Fox y Sahagún, y un largo etcétera.