Opinión

MORELIA
Migración México-Estados Unidos
Petróleo, política y medios
En la capital del país varios medios impresos, junto con la radio y la televisión, han construido un fenómeno mediático para, partiendo del desaseo de una elección interna y el llamado de su supuesto líder moral, desacreditar a la izquierda partidista
Carlos Enrique Tapia Miércoles 26 de Marzo de 2008
A- A A+

El LXX Aniversario de la Expropiación Petrolera, salvo algunas excepciones, no concitó muchas primeras planas y ocho columnas en los medios que se publi-
can en la capital del país, a diferencia del morboso manoseo en las primeras planas y de los merolicos impresos y radioelectrónicos de las elecciones internas del PRD.
No comparto, ignoro o disculpo el desaseo del proceso perredista, pero los conflictos, discrepancias en números y su gallo que parece haber perdido, acentuaron los comentarios sobre la eutanasia de la izquierda partidista, el supuesto secuestro de ese partido por AMLO, y las penas por Ortega, sin cuestionar cómo Los Chuchos pretendían ganar.
El encono mediático busca acallar el debate y la movilización social contra la entrega del «tesoro», además de ignorar un discurso de Cuauhtémoc Cárdenas por dicho aniversario, desatendido si vemos la recepción a sus declaraciones para anular la elección perredista por el «lodazal» que notó, contrastante con el «lodazal» que no advirtió en julio de 2006.
Tanto el discurso por la expropiación petrolera como la postura de Cárdenas sobre las elecciones de su partido, ofrecen un interesante contraste del manejo de los medios impresos; muestran los claroscuros del supuesto líder moral de la izquierda partidista, y favorecen intencionada e interesadamente el asunto electoral perredista.
El día posterior a la celebración, La Jornada dio como nota principal el llamado de AMLO e introdujo lo dicho por Cárdenas: «Cárdenas: La única apertura que se requiere es la del debate petrolero». El Universal, fiel a sus querencias y conocido canibalismo, da primera plana a la supuesta cacería de rivales en el PRD, y enseguida privilegia el alegato de Calderón: «Debatir la reforma energética», agregando parte del dicho de Cárdenas.
Milenio Diario, célebre medio calderonista y chuchista, cabecea: «Privatizar, no: AMLO, Cárdenas y Calderón», haciendo coincidir a AMLO y Cárdenas con Calderón, manipulando los discursos de los tres. El Financiero entra con el discurso de Calderón, y en la nota introduce a Cárdenas: «Acusó al gobierno de mentir en el tema de aguas profundas».
A nivel estatal, Cambio de Michoacán destacó el dicho de Cárdenas: «CCS: Negociar con dignidad ante EU el tema petrolero», mientras La Voz de Michoacán, hace decir a Cárdenas en portada: «La industria petrolera se hunde»: CCS». Provincia: «Cárdenas llama a romper sumisiones»; El Sol de Morelia: «Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, que se debata futuro de Pemex», y La Jornada Michoacán, «Pemex no se vende».
En la capital del país varios medios impresos, junto con la radio y la televisión, han construido un fenómeno mediático para, partiendo del desaseo de una elección interna y el llamado de su supuesto líder moral, desacreditar a la izquierda partidista. Sin negar conflictos y mapacherías de uno y otro lado, los reflectores mediáticos y quienes desde el poder los sostienen desvirtúan los hechos e ignoran el debate sobre el petróleo.
Pocas veces he coincidido con Cárdenas, pero su discurso interesa porque da elementos diagnósticos sobre la situación de Pemex. Afirma, por ejemplo, que la política de exacción fiscal impuesta por los gobiernos neoliberales está quebrando a la empresa que proporciona un importante porcentaje del gasto público, aunque no incluye al calderonato.
Asimismo, señala que la política actual que favorece a las empresas privadas, causa daño patrimonial y viola la Constitución, además de que la campaña mediática del calderonato está plagada de mentiras e imprecisiones sobre el «tesoro oculto» y las asociaciones que se pretenden imponer, donde las transnacionales tendrían todo a su favor.
Plantea un aspecto para defender y transformar Pemex: Autonomía y uso racional de los excedentes, pero no menciona que tanto en el pasado sexenio como ahora, la nación nada sabe sobre los ingresos extraordinarios de la empresa, pero sí de la cerrazón del calderonato para dar cuentas; otro «lodazal» que el ingeniero parece no ver.
Llama a debatir, rechazando el actual debate soterrado. El habitante de Los Pinos y las fracciones parlamentarias deberían presentar sus proposiciones; nadie debe negarse a confrontar diferencias; hay que rechazar la cerrazón sectaria, y no omitir las propuestas contrarias, mas olvida que no hay discusión si el calderonato y sus socios privilegian la campaña mediática para imponer su punto de vista, condenando incluso a Pemex por el gasto exorbitante en propaganda, cuando es obvio que Calderón la ordenó.
Finalmente, Cárdenas llama a negociar con Estados Unidos el aprovechamiento del petróleo transfronterizo y de aguas profundas, pero es un planteamiento, pues los gobiernos neoliberales han entregado actividades y recursos a transnacionales, privatizando en los hechos áreas competencia de la nación, y el calderonato afirma grotescamente que la única manera de revertir el deterioro de Pemex es la asociación, donde las transnacionales, apoyadas por sus gobiernos (Estados Unidos, España), tendrían todos los privilegios.
Fragmentos: 1. El desdén de la derecha: El «Y que» del gobierno de Bush, en boca de Cheney, a quienes rechazan la invasión a Iraq (66 por ciento de los estadounidenses), tiene su réplica en México cuando Calderón manipula a las audiencias televisivas con el supuesto «tesoro» en aguas profundas y «llama» a dialogar; en muchos medios que mienten diariamente; en Los Chuchos que rellenaron, inventaron urnas e hicieron votar a inexistentes perredistas. 2. La guerra de Bush en Iraq: 4 mil soldados estadounidenses y millares de civiles muertos, y 2 a 3 trillones de dólares desperdiciados; la guerrita de Calderón: 3 mil narcoejecuciones, 30 por ciento más en este año, 24 muertos el viernes pasado, y 53 cadáveres en narcofosas. 3. México ocupa el lugar 79 del The Global Peace Index, lo que significa alta conflictividad, un país no pacífico y violento; reporte del sitio web Vision of Humanity, elaborado por The Economist Intelligence Unit, un panel de expertos de Peace Institutes y Think Tanks, y el Centre for Peace and Conflict Studies de la University of Sydney, Australia.