Opinión

MORELIA
Migración México-Estados Unidos
La confusión estadounidense y el alumno ignorante
El debate sobre la privatización del petróleo corresponde a un discurso y medidas que han fracasado estrepitosamente, pero que quieren imponer como sea
Carlos Enrique Tapia Miércoles 27 de Febrero de 2008
A- A A+

Las elecciones estadounidenses han marginado el tema migratorio, por así convenir a los contendientes, pero en los ámbitos locales se impone una agenda
antiinmigrante; la opinión pública nacional centra sus preocupaciones en la aún no declarada recesión económica, la desastrosa invasión a Iraq, el fracaso de la mayoría de las políticas de Bush, y se despliegan nuevas medidas gubernamentales contra la inmigración indocumentada.
Observamos la retirada parcial del conservadurismo, sus políticas económicas y el terrorismo de Estado promovido por Bush, en el contexto de una recesión de incalculables efectos, empujada por la crisis de las hipotecas, y el fracaso de la invasión a Iraq, pero en México los tecnócratas panistas, apoyados por el priísmo cómplice, pretenden convertirse en alumnos aventajados de un modelo económico, político y social fracasado.
Felipe Calderón pretende ser el alumno aventajado del maltrecho consenso de Washington; las reformas estructurales extremas que el gobierno estadounidense convirtió en emblema de la globalización, pero jamás aplicó en su territorio, y la política antiterrorista de Bush, con sus invasiones preventivas, torturas y violaciones a los derechos humanos, para seguir haciendo de la exclusión social, económica y política cotidianidad global.
Reformar el sector energético, como parte de las reformas estructurales que a la fecha no ha podido concretar la tecnocracia neoliberal, es imperativo. El debate sobre la privatización del petróleo, agotamiento de sus reservas, apertura disfrazada a la iniciativa privada, cambios constitucionales, falta de tecnología, necesidad de asociaciones, escasez de fondos para el financiamiento, corresponden a un discurso y medidas que han fracasado estrepitosamente, pero que quieren imponer como sea.
Los efectos de las privatizaciones son evaluados en un reciente reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID, 2007), «Informe 2008. ¿Los de afuera? Patrones cambiantes de exclusión en América Latina y el Caribe», coordinado por Gustavo Márquez y otros. Destaca que la democracia no ha sido «suficiente» para acabar con la exclusión social, que en los 80 del siglo pasado se hizo más urbana y visible, mostrando mayor insatisfacción y desvinculación de amplios sectores de la población.
En América Latina y el Caribe, la democratización, estabilización macroeconómica y globalización, al interactuar con las fuerzas de exclusión tradicionales (discriminación, pobreza, etnia, clase, género) volvieron más vulnerables a varios grupos sociales, ampliando la exclusión social. En el mercado laboral es muy notable: desempleo creciente, trabajo precario, crecimiento mediocre y mayor demanda de educación, ahondan la exclusión social y económica.
Las privatizaciones han jugado un papel fundamental en la extensión y profundización de la exclusión; aunque las empresas privatizadas ampliaron el alcance de la población atendida y mejoró la calidad de los servicios prestados, generó desempleo, incrementó precios, y precarizó el trabajo. Nuestra región tiene los mayores niveles de desigualdad del mundo y es poco probable que en el corto plazo los sectores con menores ingresos vean mejoras significativas en su posición social y en la de sus hijos.
En Estados Unidos el tema inmigratorio toma nuevos rumbos con las medidas anunciadas por el secretario del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), quien las justifica porque el Congreso no sancionó una reforma migratoria comprehensiva. Destacan la construcción de más metros de muro, contratación de más agentes, empleo de nueva tecnología y endurecimiento de los requisitos para ingresar por tierra y mar.
El gobierno estadounidense desplegará un muro virtual con tecnología de punta (P-28), desarrollada por Boeing y probada en un sector de Tucson, frontera de Arizona, mientras el muro construido alcanza 302.4 millas, incluyendo barreras móviles. Actualmente la Patrulla Fronteriza cuenta con quince mil 400 agentes, los que se espera aumentar a 18 mil a fines de este año, y serán colocados 40 sistemas móviles de vigilancia en toda la frontera.
Se instalará también un cuarto sistema aéreo de alta tecnología, cuidando la interacción precisa de tecnología e infraestructura en cada área fronteriza. La próxima semana, las multas para los empleadores que contraten inmigrantes indocumentados aumentarán 25 por ciento, y el Departamento de Justicia planea procesos más agresivos contra indocumentados y empleadores, y el envío de 50 litigantes más a los estados fronterizos para procesarlos.
Tolerancia Cero (Operation Streamline), programa del Departamento de Justicia que criminaliza a los inmigrantes indocumentados procesándolos por un delito menor cuando ingresan a Estados Unidos por primera vez o por una ofensa grave al entrar de nuevo tras ser deportados, es elogiado por el secretario de Seguridad Interna, pues en el sector de Yuma, entre octubre y diciembre del año pasado fueron procesados mil 200 casos, implicado una caída de 70 por ciento en las aprehensiones y, por ende, en el ingreso por esa zona.
La exclusión social y la política antiinmigrante son parte del malestar en la democracia (La Jornada, 02/23/08; El Universal, 02/23/08), elemento que reseñistas y presentadores destacan del recién publicado libro del ex rector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, Voces de Iberoamérica (Taurus, 2007), formado con conversaciones con Carlos Fuentes, Julio María Sanguinetti, Felipe González, Ricardo Lagos, Fernando Enrique Cardoso y Enrique Iglesias» (El Reportero, 02/22/08, www.elreporterodelacomunidad.com).
Ese malestar en la democracia convoca a la defensa del porvenir ante la barbarie (José María Pérez Gay), expresada en la acentuación de la exclusión social y económica, una distribución del ingreso favorable a algunos, y un desarrollo solamente conocido por pocos. Lo que en nuestro país es evidente, pero la tecnocracia y la derecha (PAN-PRI, y parte del PRD) ignoran, buscando beneficiar a esas élites, sin importar pobreza y marginación.
Fragmentos. 1. Quadratín (www.quadratin.com.mx), portal de noticias en la Internet, exhibió su acendrado panismo-priísmo, aderezado con racismo, en su Patíbulo del 21 de febrero pasado. 2. Fausto Vallejo, alcalde de Morelia electo por un amplio espectro político de morelianos, debería opinar y no esperar que las observaciones a la entrega-recepción de la administración panista se desvanezcan, ante más de 50 millones de pesos sin comprobar. 2. Rechazar contundentemente la violencia hacia algunos lidercillos de Nueva Izquierda, no cancela la crítica contra esa corriente, cuyo representante, el señor Ortega, quiere un PRD «no aislado», pero nada dice de su entreguismo, falta de ética política y uso faccioso de un incidente reprobable para linchar verbal y mediáticamente a otro grupo político.