Opinión

MORELIA
Realidades críticas o crisis mediáticas
La «crisis» que Calderón pretende ahuyentar por artes mediáticas está entre nosotros. Entre diciembre de 2006 y septiembre de 2007 el país perdió su estabilidad y está en el punto de la ingobernabilidad
Carlos Enrique Tapia Miércoles 3 de Octubre de 2007
A- A A+

Al 2 de octubre de 1968…
no se olvida
39 años de la matanza en la Plaza de las Tres Culturas

Como traje a la medida le va a Calderón la frase que el panismo fascista utilizó para infundir miedo, amedrentar y violentar a muchos mexicanos en las
elecciones del año pasado: el peligro para México está resultando ser el propio señor Calderón y su grupúsculo de privilegiados que habitan y despachan en Los Pinos.
El calderonato se mueve entre la ineptitud, el escándalo mediático, la mentira reiterada por cadena nacional, y evidencias de descontrol e ignorancia del manejo de la economía, el impacto político de las medidas emprendidas, y las fantasías de un «país sin crisis». La proclama mediática que pospone el aumento a la gasolina para enero de 2008, y el alto a los aumentos a gas y electricidad, son un espectáculo; el daño está hecho y podría ser mayor.
Posponer el desbordamiento de los problemas que siguen creciendo, apenas nombrados en discursos para el autoconsumo, e ignorar los que se van acumulando, exorcizándolos en cadena nacional no es solución. La «crisis» que Calderón pretende ahuyentar por artes mediáticas está entre nosotros. Entre diciembre de 2006 y septiembre de 2007 el país perdió su estabilidad y está en el punto de la ingobernabilidad.
Contradictoriamente, el anuncio de Calderón choca contra el fundamentalismo neoliberal que pretende hacer que el mercado, por sí mismo, regule los factores económicos, cuando elementos especulativos, presiones externas e internas, juegan un papel central. Se pretende, mediáticamente, administrar y manipular ideológicamente un escenario que está en marcha y es producto de distintas causas.
Entre estos factores destacan la ilegitimidad del poder calderónico, los ajustes económicos hechos en las postrimerías del foxismo, el alza al precio de las tortillas, el manoseado anuncio del gasolinazo y el nuevo impuesto, la grosera exhibición de las riquezas de los Fox. En todos los casos no ha habido un manejo técnico, pulcro, político o económico. Como Fox, se pretende que las falsas ilusiones mediáticas creen una atmósfera favorable.
Varias son las excusas televisables del calderonato, recogemos tres: Según Calderón, «ajustes en los precios internacionales» y su gasolinazo generaron «ruido e inercias inflacionarias»; en la SHCP se dice que le «cargan el muerto» a una medida que todavía no entra en vigor», y el secretario de Economía inventa «burbujas especulativas». Como dicen -literal-: «A falta de PAN, tortillas».
En este escenario, el PRI le apuesta por profundizar el fracaso del calderonismo y el panismo, mientras el chuchismo perredista busca recoger las migajas que el priísmo le aviente. Pero una mentira televisada tantas veces no se convertirá en verdad, ante la realidad del alza de precios y la carestía de una vida que muchos creyeron que superarían en el calderonato, el cual le apuesta a las crisis mediáticas, ocultando las realidades críticas.
Fragmentos: 1. Las izquierdas «buenas», por un lado, el izquierdismo indianista (EZLN), en voz del subcomandante Marcos, dice que Calderón protege al gran capital (¿qué esperaba?) y que AMLO está asesorado por antiindígenas (¿?), y por el otro, un diputado del PRD -»muy sensible» con su falta de pantalones y otros artefactos- afirmó que AMLO se «extralimita y abusa». 2. Televisa sostiene que «la comunicación no necesita» un ombudsman de los medios, pues éstos «no están atacando a nadie», y «el término estorba», ya que «las audiencias tienen «capacidad de crítica y exigencia» (ajá). 3. Mientras el calderonato le dice al secretario de Seguridad Interna estadounidense que los migrantes mexicanos no afectan al medio ambiente en la frontera norte, aplica medidas estrictas a los indocumentados de nuestro sur: registro administrativo, fichaje, control rígido para abogados, ministros de culto e integrantes de la sociedad civil que los apoyen, además de que podrían ser segregados si las autoridades los consideran peligrosos o con antecedentes criminales. 4. Los panistas en el Senado de la República buscan glorificar al calderonato peleando la medalla Belisario Domínguez post mortem para Carlos Castillo Peraza, ex mentor de Calderón. 5. Jesús Reyna, candidato a gobernar Michoacán por el PRI, dice que es hora de «contraatacar el grave problema de la migración» ¿creerá que con una «guerra» se acabará el «grave» problema? Con visiones como ésta…