Opinión

MORELIA
¡Lo entregas y te vas!
Como un simple mandadero Fox fue al Congreso y entregó por escrito su último Informe
Samuel Maldonado B. Martes 5 de Septiembre de 2006
A- A A+

Son las 16:30 horas y los diferentes canales de televisión no transmiten nada, no informan absolutamente nada de lo que pasa dentro del Congreso de
la Unión, ni de lo que acontece fuera del recinto de San Lázaro. Recorro canal por canal, estación por estación y cero noticias de un acto tradicional y muy especial que una vez se consideró como «el Día del Presidente de México». Esporádicamente el canal del Congreso transmite pequeñas e insulsas historias sobre la construcción del edificio que ahora alberga al Poder Legislativo. A diferencia de otros años, no hay entrevistas con los políticos del momento, ni con invitados especiales y tampoco con los actores fundamentales. Las cámaras, de vez en cuando, transmiten imágenes de archivo que no dicen más y, con espasmos, continúa el silencio. Oficialmente todo está en paz, y no hay materia para comentarios. Lo que acontece a unas cuadras del Palacio Legislativo, nada; los miles de manifestantes perredístas en el Zócalo no existen, pura tranquilidad, Del cerco militarizado ordenado por Fox, tampoco nada. En el país reina el silencio. Los comentaristas políticos desaparecidos y todavía no es hora para que El Presizo hable sobre el estado que guarda la Administración Pública Federal.
En los anteriores 1 de septiembre, todo se cronicaba, desde las banderitas tricolores arrojadas desde lo alto de los edificios al paso triunfalista del primer magistrado por las principales calles del Centro Histórico, desde las características del carro descapotado del Ejecutivo, hasta los guardaespaldas corriendo al lado del vehículo, pasando por la descripción del vestuario de la primera dama. Hoy nada de eso ocurre y en las pantallas de los televisores aparecen imágenes del pasado.
17:00 horas.- Da inicio la sesión del Congreso de la Unión. El presidente, diputado Jorge Zermeño, pide se pongan de pie para cantar el Himno Nacional Mexicano. Inmediatamente después da la palabra a la representante de la fracción parlamentaria del PSDyC, que indica que el gobierno siembra el encono; terminada su lectura, el presidente cede la palabra al representante de Convergencia, quien resalta la ilegal intervención de Fox en el proceso electoral. Le sigue en tribuna el ahijado de «la maestra» y representante del Panal para reconocer virtudes foxistas; inmediatamente después Ricardo Cantú, representante del PT, afirma que Fox ha convertido a nuestro país en un polvorín y condena al Ejecutivo por el cerco policial y militar al Congreso; asimismo, denuncia la serie de atrocidades cometidas en los seis años de la administración panista. Por su parte el verde senador del Verde acusa a Fox prácticamente de haberlos traicionado.
Sigue en el uso de la palabra la diputada y representante de la fracción priísta, que acusa a Fox de múltiples barrabasadas y se identifica con su partido que, indica, ha mantenido una conducta casi heroica y nacionalista, olvidando citar la serie de complicidades criminales entre su partido y el PAN.
16:50 horas. Toca el turno al representante del PRD, Carlos Navarrete, quien informa que el presidente de la República en forma arbitraria y sin pedir permiso al Congreso de la Unión sitió el Palacio Legislativo y exige que se ordene el retiro del Ejército y de la Policía Federal Preventiva. Hasta en tanto no se dé lo anterior, él no pronunciará su discurso. Sus compañeros de bancada suben a tribuna y rodean la presidencia de la Mesa Directiva y las de los secretarios, impidiendo que continúe la sesión reglamentaria.
Comienzan las consignas de ¡sufragio efectivo, no imposición!, por parte de los perredístas y surgen los gritos de México, México, por los del PRIAN.
En la tribuna, Gamboa Patrón se ríe con el niño senador del Partido Verde y charla amenamente con el secretario de Hacienda; Santiago Creel se observa preocupado, de pie y con una mano en el mentón. Por su parte, el rostro de Zermeño luce de un color rojo subido, sin atinar a nada, mientras al oído escucha las palabras de Javier González, del PRD.
Estático, hierático el rostro de Zermeño; ni un rictus, sólo su mirada puesta en lo que ocurre en el salón de sesiones y sus labios se mueven para avisar que se abre un receso hasta en tanto haya orden y pide a los perredístas liberen la tribuna y ocupen sus respectivos lugares. Sigue junto a Zermeño, Javier González, quien porta un retrato de Benito Juárez. Cerca de González, está Graco Ramírez Garrido Abreu y a un lado el ex senador y actual diputado Antonio Soto.
Son las 19:10:- Se ve a Dante Delgado (de Convergencia) de pie, cercano a su curul, con su gente al margen de una solidaridad con la alianza «Por el bien de todos». Se continúan escuchando las consignas anteriores seguidas de ¡Lo entregas y te vas!, ¡lo entregas y te vas! rememorando el ¡comes y te vas! de Vicente Fox a Fidel Castro, en la cumbre de Monterrey.
Se ven agentes de seguridad por todas partes, viendo a todas partes sin ver nada, mientras se observa nuevamente a Gamboa platicar con su compañero del PRIAN, Madero, y con el secretario de Hacienda, mientras Zermeño no atina a cosa alguna y se vuelve a ver a Javier González.
Justo en ese momento va arribando a la explanada del Palacio Legislativo de San Lázaro Vicente Fox, que se le ve con su banda tricolor al pecho. Zermeño avisa a los congresistas que por no ser posible, pedirá a Vicente que entregue el informe y se vaya.
Son las 19:15 horas.- Vicente se acerca a la explanada exterior, donde lo encuentra la comisión de recepción formada por senadores y diputados del PRIAN. Cerca de la entrada al vestíbulo le ofrecen un micrófono y, a las 19:21 horas, Fox indica que por no existir las condiciones adecuadas entrega (a las puertas del Congreso) su VI Informe de Gobierno en donde, pienso yo, da cuenta del desastre de la Administración Pública que está a unos meses de abandonar.
Se siguen escuchando las consignas del entregas y te vas, mientras uno de los secretarios lleva el Informe hasta la tribuna y se lo entrega al presidente del Congreso, quien repite las palabras de Vicente de que por no existir las condiciones adecuadas, Fox se presentó a la sesión de apertura del Congreso de la Unión tal como lo mandata la Constitución y que entregó por escrito su Informe… como un simple mandadero (afirmo yo).
A las 19:23, Fox regresa y sube a una camioneta Suburban, color blanca.
El presidente del Congreso da por concluida la sesión e invita a todos a ponerse de pie y cantar juntos el Himno Nacional. Finalmente la conductora del canal del Congreso informa: «El canal del Congreso transmitió a usted…».