Economía

Mezcaleros, preocupados por la baja producción de agave en Michoacán
Fátima Paz Jueves 10 de Septiembre de 2015
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Productores mezcaleros en el estado están “desesperados” por la baja producción de agave, que compromete la capacidad de abastecer la demanda nacional e internacional potencial de mezcal, así como por la lentitud con la que fluyen los apoyos gubernamentales para incentivar las plantaciones y la mejora en infraestructura de las vinatas, aseveró Luz María Saavedra Hernández, presidenta de la Unión Empresarial de Productores de Agave y Mezcal en Michoacán (UEPAMM).
A pesar de que la entidad requiere contar con alrededor de diez mil hectáreas de agave para satisfacer la demanda proyectada de la bebida espirituosa, sólo dispone de tres mil 500 hectáreas, lo que implica un déficit del 65 por ciento y la generación de 380 mil litros por año, situación que orilla a los mezcaleros a la adquisición de materia prima en otros municipios e inclusive en otros estados.
Asimismo, pese a que Saavedra Hernández reconoció que los gobiernos federal y local han comprometido apoyos para la concreción de la acreditación que permitirá a los productores beneficiarse de la Denominación de Origen otorgada en 2012 a 29 municipios, las condiciones económicas de la administración pública han desencadenado que estos sean dispersados con lentitud, por lo que el sector ha debido buscar por cuenta propia los recursos necesarios y disminuir sus expectativas de crecimiento, puesto que la mayor parte de las localidades mezcaleras son consideradas de alta y muy alta marginación.
“Falta mucho por hacer a tres años de que se nos concediera la Denominación de Origen, tenemos que impulsar el reconocimiento nacional de nuestro mezcal, además de incursionar en los mercados internacionales, pero los procesos han sido lentos y los recursos, insuficientes. Actualmente contamos con avances en certificación de fábricas, pero está pendiente el envasado, necesitamos aumentar el número de vinatas y la superficie cultivada de mezcal, con lo que lograríamos ser autosuficientes y no depender de otros estados”, detalló la presidenta de la UEPAMM.
El crecimiento de las plantaciones es de 500 hectáreas por año, cifra que aumentaría a mil hectáreas anuales en caso de acceder a apoyos gubernamentales, los que además harían posible el paso de ocho productores en condiciones de exportar a 70 a inicios de 2016.
A fin de garantizar continuidad en los estímulos públicos para el gremio y fortalecer su expansión, se promueve la ley de fomento a la producción de agave y mezcal, iniciativa que se espera sea retomada por la próxima Legislatura local, ya que sería el instrumento para la asignación de recursos directos y el ordenamiento de los procesos de acreditación y exportación.
“Los mezcaleros requerimos alrededor de quince millones de pesos por año para detonar la actividad; en realidad lo que necesitamos es una patadita porque cuando ingresemos a los mercados internacionales esperamos lograr la autosuficiencia y la reactivación de las economías de los municipios productores”, concluyó Luz María Saavedra.