Sociedad

Jara acatará resolución judicial sobre trámite para permitir matrimonio homosexual
Sayra Casillas Mendoza Martes 14 de Julio de 2015
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Se acatará la resolución de la juez séptima de distrito, María Dolores Núñez Solorio, en cuanto a dar trámite a la petición de una pareja del mismo sexo para contraer matrimonio. Más aún, anticipó, se adecuará el Código Familiar del estado para quitar el mensaje discriminador hacia la comunidad Lésbico-gay, aseguró el gobernador del estado, Salvador Jara Guerrero.
Se recordará que el Juzgado Séptimo de Distrito emplazó al gobernador, Salvador Jara Guerrero, y al presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Sarbelio Molina Vélez, a que cumplan en tres días un amparo contra leyes que han negado a dar trámite a la petición de una pareja de contraer nupcias.
De no acatar el mandato, tanto Jara Guerrero como Molina Vélez, incurrirían en el delito de incumplimiento de sentencias de amparo y podrían ser separados de sus cargos para enfrentar consignaciones de orden penal.
En la víspera de la conclusión del plazo señalado por la juez María Dolores Núñez, el mandatario michoacano expresó: “Independientemente de la valoración moral de cada quien, es una instrucción judicial y la tenemos que cumplir”.
Resaltó que consciente de las “deficiencias” que tiene el Código se le aplicarán reformas a la brevedad. “No se las puedo decir (las adecuaciones) porque todavía están en la Cámara, todavía tienen que pasar comisiones y todo, pero vamos a cumplir específicamente con ello”.
A pregunta expresa, y con la expresión “claro que sí”, dejó entrever que se quitaría al Código Familiar de Michoacán, el mensaje que circunscribe el matrimonio a la unión únicamente entre un hombre y una mujer, mismo que se considera discriminatorio contra la comunidad lésbico-gay.
La juez séptima de distrito emitió el emplazamiento ya citado, al considerar que Salvador Jara y Sarbelio Molina incurrieron en rebeldía al incumplir la sentencia de amparo indirecto 415/2015 que causó ejecutoria y rechaza el contenido discriminatorio del Código Familiar del Michoacán, que actualmente se aplica en la entidad.