Municipios

Pueblos Mágicos, atractivos turísticos con un desarrollo desigual
En Jiquilpan la población y algunos liderazgos locales han cuestionado severamente la integración del Comité Pueblo Mágico
A- A A+
  • En Angangueo, aunque no existe de forma precisa un censo oficial, se considera que la afluencia de turistas acrecentó en los primeros años hasta un 25 por ciento

  • El distintivo de Pueblo Mágico se le da a algunos poblados y comunidades que pueden ser de algún interés en específico para el turismo

  • "Después de doce años del programa implementado en Pátzcuaro, prácticamente es nula la presencia de beneficios para el grueso de la población”, afirma Efraín Pérez Lombera, líder de la Organización de Colonias y Calles Unidas

JIQUILPAN, ‘MÁGICO’ POR SER CUNA DE PERSONAJES HISTÓRICOS
Pese a que se afirma que la intención del Programa Federal de Pueblos Mágicos es la de que en los municipios que obtienen esta denominación se desarrolle la infraestructura necesaria para hacer de estas localidades puntos de interés para el turismo local y extranjero, lo cierto es que en municipios como Jiquilpan, estas inversiones han tenido que esperar y a casi dos años y ocho meses de su denominación, aun se espera un recurso tras la reingeniería realizada en este programa en enero pasado.
Este municipio, de acuerdo a Francisco Álvarez Cortés, presidente municipal, obtuvo su denominación en base al sustento histórico de la figura de Lázaro Cárdenas del Río, político jiquilpense que alcanzó la gubernatura de la entidad y la Presidencia de la República, recordado sobre todo por la Expropiación Petrolera.
“Es un distintivo que se le da a algunos poblados y comunidades en las que por algún interés en específico se pueda atraer turismo a la misma; en el caso de Jiquilpan basamos la tesis en lo que fue la vida y obra del General Lázaro Cárdenas, pensamos que el legado que dejó para los jiquilpenses, para la región y para México fue fundamental; entonces demostramos que teníamos un museo dedicado a él, su casa en la ciudad, su vehículo y su casa de campo en el Bosque Cuauhtémoc”.
El sustento de la postulación fue reforzado aduciendo a Jiquilpan como la cuna de hombres ilustres a lo largo de la historia y en diversos ámbitos, pues también es cuna del presidente de México, Anastasio Bustamante; del escritor y filósofo, Diego José Abad; y del artista plástico, Feliciano Béjar, entre otros.
Esto valió para que el 27 de noviembre del 2012 la entonces titular de la Secretaría de Turismo (Sectur), Gloria Guevara Manzo, cuya familia radicó mucho tiempo en esta ciudad, realizara la entrega oficial del nombramiento.
BENEFICIOS SÓLO PARA EL SECTOR SERVICIOS
Los beneficios obtenidos por el municipio luego de su nombramiento pasan más por el tema de la promoción turística que por el tema del desarrollo económico en lo que se refiere a la inversión de recursos públicos, pues a partir de su nombramiento el municipio ha sido objeto de diversas publicaciones en revistas especializadas en turismo de circulación nacional.
Lo anterior contrasta con el sentir de una parte de la población y por algunos liderazgos locales quienes han cuestionado severamente la integración del Comité Pueblo Mágico, cuyos integrantes se han negado a hacer el relevo y la rendición de informe de actividades público a que los obliga las reglas de operación de este programa y un sector de la población, al que el tema de ser o no ser Pueblo Mágico les da igual.
Es en el sector de la prestación de servicios en el que se ha generado una derrama económica considerable merced al turismo regional aunque, reconoció el alcalde aún se carece de algunos servicios.
Parte importante de la denominación como Pueblo Mágico es que esto ha permitido hacer un redescubrimiento de las tradiciones de este asentamiento humano, como las danzas y las festividades religiosas y explotarlas mediáticamente; son los casos de la Danza de los negros” o los “papaques”, que estaban restringidas a fechas muy específicas y que hoy son tomadas como un elemento que resulta atractivo al turismo, lo que implica un trabajo de preservación de estas danzas y tradiciones.
PROBLEMAS PARA ACCEDER A RECURSOS
“Aun cuando no hemos recibido recursos del Programa de Pueblos Mágicos, a través de las Secretarías de Turismo, del Estado y Federal ya habíamos accedido a algunos recursos por ejemplo para la rehabilitación de las dos plazas principales”.
El relanzamiento del programa de enero pasado establece ya los nuevos requisitos para que los municipios que integran este programa puedan acceder a las bolsas existentes, así como asegurar su permanencia en el mismo. En ese contexto Jiquilpan accedió a quince millones de pesos para obras de cableado subterráneo y rehabilitación de banquetas en la zona centro de esta ciudad.
El también presidente de la Asociación de Pueblos Mágicos de Michoacán, dijo que en el marco del relanzamiento de este programa no se registraron solicitudes de otros municipios michoacanos para integrarse a este esquema de desarrollo. “Vamos a defender los ocho nombramientos, vamos a consolidar los que ya tenemos, somos líderes a nivel nacional y tenemos que avanzar”.
Es de recordar que en el Congreso del Estado se discutía un punto de acuerdo para asignar una partida fija anual del presupuesto estatal destinada a fortalecer el desarrollo de acciones en los municipios con esta denominación.
Sobre el monto destinado a estos municipios, el presidente de la Asociación de Pueblos Mágicos de Michoacán señaló que esto dependerá del análisis que se haga sobre las prioridades de cada una de estas ocho demarcaciones.
PÁTZCUARO, POCA TRANSPARENCIA EN USO DE RECURSOS
En el año 2002 Pátzcuaro obtuvo el nombramiento de Pueblo Mágico, después de que la Secretaría de Turismo federal analizara y estudiara los lineamientos que debería cumplir para ser tomado en cuenta. Así, se le dio dicho nombramiento y de ahí vinieron, si no en cascada, sí algunos recursos para obras a realizarse en el Centro Histórico de la ciudad.
Durante la gestión de Víctor Manuel Báez Ceja, presidente municipal en el año en que se dio el nombramiento, se empezaron a ejecutar las primeras obras, algunas ante la inconformidad de los vecinos, pues se cambió el material del piso por otro que se requería para mantener el nombramiento; tal fue el caso de la calle de Terán, ubicada a un costado del Templo de San Francisco, la cual tenía cemento hidráulico y en su rehabilitación se le colocó empedrado ahogado, el cual en la actualidad se encuentra en malas condiciones en algunos de sus tramos, con coladeras tapadas y saturadas de basura, material pétreo y grasas.
Otras calles que también se hicieron en el periodo de Báez Ceja hasta el momento están en buenas condiciones, soportando el paso del tiempo y de automóviles de carga pesada; lo mismo sucede con otras obras realizadas en los periodos de la alcaldesa Mercedes Calderón y de Antonio García; cabe mencionar que en la presente administración, que preside Jorge Gabriel Pita Arroyo, no se ha ejecutado obra alguna, sin que se sepan las razones.
En cuanto a los beneficios que tiene la ciudadanía de este programa, Efraín Pérez Lombera, líder de la Organización de Colonias y Calles Unidas de Pátzcuaro, manifestó que hasta ahora y después de doce años del programa implementado en Pátzcuaro, prácticamente es nula la presencia de beneficios para el grueso de la población, además de que hay poca transparencia sobre la manera en que se aplican los recursos y quien los maneja.
Por su parte, Gregorio Valencia Robles, dirigente de una organización de comerciantes y regidor que tiene a su cargo la Comisión de Industria y Comercio, manifestó que para que Pátzcuaro no tenga la amenaza de que se le retire el nombramiento, por cuestión del comercio informal, lo que se requiere no es que haya reubicación, sino reordenamiento en el sector que se ubica en el Centro Histórico.
Para dar solución al problema del mercado informal dijo que no les den en comodato a los comerciantes los locales sino que se los den escriturados. Dijo que otra opción es que se construya un nuevo mercado donde se ubica el actual, pero que alcance para la mayor parte de los informales que se encuentran en las calles.
Por su parte Enrique Soto González, cronista de la ciudad, manifestó que aunque sí se han realizado obras a través de este programa federal, aún falta mucho por hacer y no sólo por parte del Comité de Pueblos Mágicos, sino también por parte de la sociedad que se debe involucrar en estas cuestiones, tomando en cuenta que la mayor parte de los recursos que llegan a Pátzcuaro, provienen del turismo.
En la misma línea, Cynthia Zúñiga, secretaria municipal de Turismo y secretaria del Comité del Pueblo Mágico de Pátzcuaro, manifestó que se deben seguir cumpliendo los lineamientos para todos los nombramientos en la República, que suman más de 80 pueblos con el distintivo. Sobre el comité, al decir de Cynthia Zúñiga, está integrado por representantes de los diversos sectores, como el artesanal, prestadores de servicios y culturales.
TLALPUJAHUA Y ANGANGUEO, PUEBLOS MÁGICOS POR BELLOS ESCENARIOS
Tlalpujahua y Angangueo no sólo comparten una historia minera de bonanza y dolor, también y gracias a los esfuerzos de los habitantes se han podido conservar magníficos escenarios que les han permitido el obtener el título de Pueblo Mágico.
El 27 de julio del 2005 fue declarado Tlalpujahua como Pueblo Mágico por el entonces gobernador Lázaro Cárdenas Batel; desde entonces este municipio ha recibido recursos para la conservación y el mejoramiento de la cabecera municipal, convirtiéndose en un importante destino turístico para Michoacán por su peculiar arquitectura que data de entre los siglos XVI y XIX, además de formar parte del País de la Mariposa Monarca, y contar con innumerables sitios históricos relacionados con la minería y la espiritualidad, sin olvidar el desarrollo artístico que se vive.
Es de mencionar que entre las primeras acciones se llevó a cabo la pavimentación, bacheo, mantenimiento, construcción y alumbrado público; asimismo, y con apoyo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se dispuso la conversión de red aérea a subterránea, y se emprendió la modificación de los señalamientos en las calles, en los cuales se han incluido dos logotipos: la imagen de Pueblos Mágicos –rehilete– y la otra es un icono representativo de Tlalpujahua, es decir, el aspecto minero.
A la fecha el gobierno estatal no sólo puede presumir esta joya colonial, toda vez que en el Oriente michoacano, el 21 de marzo del año 2012, siendo presidente de la República Mexicana Felipe Calderón Hinojosa, entregó de igual manera a la población de Angangueo el título de Pueblo Mágico, con el que se pretende reactivar la actividad económica y generar fuentes de empleo para así mejorar la calidad de vida de la población. De acuerdo al ex mandatario federal, hasta esa fecha se habían invertido casi 19 millones de pesos para mejorar la imagen urbana.
El título Pueblo Mágico trae consigo beneficios y responsabilidades, compromete a quienes lo ostentan a conservar y mejorar la imagen urbana, calidad de los servicios, hospitalidad, entre otros aspectos, pero asimismo contribuye a generar fuentes de empleo y ofrece un gran número de oportunidades para su gente.
Aunque no existe de forma precisa un censo que permita detallar el incremento turístico de estas poblaciones, se considera que la afluencia de turistas acrecentó en los primeros años hasta un 25 por ciento, con lo que se han beneficiado los restauranteros, prestadores de servicios y hoteleros, quienes han elevado la plantilla de empleados y sus ingresos, principalmente los fines de semana y periodos vacacionales.
Sin embargo y como resultado de la afluencia turística, aún es necesario trabajar en temas, como: la instalación de plantas para el tratamiento de aguas residuales, mejoramiento de sistemas de alcantarillado, optimización de la fluidez vehicular, capacitación permanente de los hoteleros, restauranteros y guías turísticos, para así ofrecer tanto a los visitantes como a quienes habitan y conservan este legado histórico, una mejor calidad de vida y servicios.