País

México, tercer lugar a nivel mundial en maltrato animal
Redacción Sábado 15 de Noviembre de 2014
A- A A+

En México, un millón de mascotas sufre maltrato por golpes, abandono y mala alimentación, entre otros abusos, por lo que es necesario equiparar estas acciones con los delitos de violación, lesiones, homicidio y abandono, para especificar las diferentes sanciones que correspondan a cada acto.
En una iniciativa que impulsa la diputada Merilyn Gómez Pozos (MC) para reformar el Código Penal Federal, se reconoce que en las formas de maltrato animal hay variantes como violación, abuso sexual, tortura, lesiones, abandono y muerte, entre otras, y cada una debe ser castigada con diferente pena, dependiendo de la gravedad.
Señala que este problema azota a todo el mundo, pero nuestro país ocupa el número tres en crueldad hacia los animales.
Refiere que desnutrición, falta de atención, ausencia de desarrollo natural, crueldad, sufrimiento, zoofilia, abandono, maltrato y deformaciones de sus características físicas, son problemas que sufren estos seres, y que van en aumento.
Propone adicionar el Artículo 265 Ter del Código Penal Federal para establecer que será equiparable al delito de violación cuando el acto se cometa contra cualquier animal vivo, y será sancionado con hasta la mitad de las penas previstas para el mismo, La pena que prevé el artículo 265 vigente es de ocho a veinte años de cárcel.
También agrega el Artículo 301 Bis, en el que señala que las lesiones cometidas contra cualquier animal vivo, serán equiparables a lesiones contra personas, y se sancionarán con hasta la mitad de las penas previstas para cada caso, y se aplicarán a quienes inciten animales para infligirse lesiones entre ellos.
Asimismo, propone en un nuevo Artículo 307 Bis que la persona que prive de la vida a un animal será castigada con hasta la mitad de las penas previstas para un homicidio, en cada caso.
La propuesta de Gómez Pozos especifica que las lesiones y muerte causadas en corridas de toros y peleas de gallos, o para propósitos científicos o educativos, quedan exentas de sanciones penales y serán reguladas por las leyes en la materia.
Puntualiza en el Artículo 335 Bis que abandonar a un animal que estuvo bajo el cuidado de una persona, es equiparable al delito de abandono de persona y supondrá las mismas penas para quien lo cometa. La pena que establece el Artículo 335 es de un mes a cuatro años de cárcel.
Con estas reformas, señala en el documento, México se incluirá en la lucha contra estas violaciones, para evitar abusos contra estos seres, pues a pesar del elevado índice de maltrato y conductas antiéticas contra los animales, apenas se empieza a dar seriedad y la importancia que merecen estos actos. “Estamos avanzando, pero aún nos falta mucho”.
Refiere que de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), México es el país número tres en crueldad hacia los animales; cuenta con 18 millones de perros, de los cuales sólo 30 por ciento tiene dueño, mientras el restante 70 por ciento se encuentra en las calles por abandono directo o por el resultado de la procreación de los mismos animales desamparados.
Señala que, de acuerdo con el INEGI, sólo en el Estado de México hay tres millones de canes, uno por cada cinco habitantes; mientras, estudios del Centro de Adopción y Rescate Animal, AC, revelan siete de cada 10 son víctimas de maltrato y abandono, contando animales de la calle y a los que tienen un hogar.
“También hay gatos, aves y roedores, e incluso se comienza a considerar a los cerdos y a algunos animales exóticos como leones, tigres y jaguares”, que son abandonados en zonas residenciales por no poder alimentarlos y cuidarlos adecuadamente, poniendo en peligro la vida del animal y de los ciudadanos.
Señala que una de las primeras causas de esta situación es la venta indiscriminada de animales, así como la irresponsabilidad de quienes los regalan sin analizar las posibilidades de darles el merecido cuidado y si las personas a cargo entienden la importancia y responsabilidad que implica, lo que da pie al maltrato, pues la cultura del cuidado de los mismos no existe en nuestro país.
Varios estados reformaron su código penal para tipificar como delito todo tipo de crueldad hacia los animales y establecieron sanciones, como el Distrito Federal, Colima, Jalisco, Puebla, Veracruz, San Luis Potosí, Yucatán y Guanajuato, en donde se establecieron castigos económicos, de trabajo comunitario y de prisión.
Sin embargo, en muchas entidades federativas no se considera un tema de mucha importancia y, al ser tipificado como infracción, el maltrato animal se convierte en un acto permisible.
“Maltratar a un animal no puede ser tipificado de la misma manera que pasarse un alto. La no violencia, responsabilidad y el cuidado a la vida de cualquier ser, debe y necesita ser una prioridad de interés público en nuestro país”, enfatiza el documento.