Sociedad

La entrevista
Analiza Jara pedir rescate financiero para Michoacán
Aún no se sabe a cuánto asciende el boquete financiero, señala.
Samuel Ponce Morales / Sayra Casillas Mendoza Lunes 14 de Julio de 2014
A- A A+
  • Salvador Jara Guerrero, durante la entrevista con Cambio de Michoacán.

Morelia, Michoacán.- El diagnóstico de la Secretaría de Finanzas y Administración sobre la magnitud del déficit que afronta se llevará todavía algunas semanas, no obstante, el gobernador sustituto, Salvador Jara Guerrero, ya prevé la posibilidad de solicitar un rescate financiero a la Federación.
“Es lo que estoy planteando fuera del Plan Michoacán. Lo que ocurre es que el gobierno federal no sabe, ni yo sé todavía, de cuánto es el rescate. Tenemos primero que establecer un poquito de orden en esto de cuánto gastamos, cuánto entra, de tal forma que podamos dar un diagnóstico más o menos certero al gobierno federal y decirle: éste es el problema, ahora sí te pido un rescate para este rubro en el que estoy gastando más”.
En entrevista exclusiva con Cambio de Michoacán, el jefe del Ejecutivo estatal hizo un bosquejo de acciones que a corto y mediano plazos realizará, con el objeto de establecer mecanismos que en poco menos de un año y medio le permitan dejar un estado con mayor credibilidad en las instituciones.
“Si logramos que las elecciones (del 2015) sean creíbles, yo estaría realmente satisfecho con lo que hice”, expresó.
En su despacho situado en Casa de Gobierno, el académico designado el viernes 20 de junio por el Congreso local como gobernador sustituto de Michoacán, compartió detalles de los cambios en su ritmo de vida, su opinión acerca de las críticas por la supuesta intervención del comisionado, Alfredo Castillo Cervantes, en las decisiones del Ejecutivo; y destacó acciones ya emprendidas, así como esquemas de trabajo a corto y mediano plazos.
Un gabinete de “equilibrios”
Fue una charla de más de 40 minutos. Con un gesto relajado, Salvador Jara respondió todos los cuestionamientos que se le hicieron, excepto uno, omitió revelar los nombres de los funcionarios que presentará públicamente este lunes.
Descartó la intención de conformar un gabinete chonista, es decir gente cercana al senador priista José Ascención Orihuela Bárcenas, sin dejar de observar una tendencia de poner etiquetas a las personas: “Como si los humanos fuéramos borreguitos”.
“Yo los he puesto porque los conozco y porque estoy consciente de que tengo que tener equilibrios. Necesito gente experimentada también, no sólo gente honesta y que conozca el cargo sino que políticamente tenga experiencia, y por eso a algunos de los que tachan como chonistas yo los invité”.
Sobre las designaciones que ya realizó, el ex rector nicolaita habló especialmente del nuevo titular de la Coordinación de Contraloría, Gabriel Joaquín Montiel Aguilar, nombramiento que surgió por recomendación del Consejo Ciudadano y le dejó “muy contento”.
Adelantó que minutos previos a la entrevista con Cambio se reunió con el funcionario y coincidieron en cuatro o cinco acciones que instrumentarán para abonar a la transparencia y dar mayor autonomía a la Contraloría, las cuales se podrían hacer públicas esta semana.
“Yo creo que no hay tanta corrupción como se dice, lo que pasa es nuevamente la falta de confianza, no dudo, como en todos lados y en todos los países del mundo, haya gente que robe, pero no creo que sea la mayoría, sin embargo esto la población no lo cree, entonces necesitamos entidades con mayor autonomía”.
Rescate financiero
El financiero es uno de los temas en los que Jara Guerrero evidenció mayor preocupación.
Al abordar puntos relativos a su labor como titular del Ejecutivo, confesó que le hubiera gustado tener esta semana su Plan de Gobierno, pero enfrenta dificultades, sobre todo porque no se ha culminado el diagnóstico financiero, mismo que podría llevarse aún varias semanas.
Aunque sostuvo que desconoce el tamaño del boquete financiero que enfrenta el estado, se dijo consciente de que existen adeudos desde la administración de Leonel Godoy Rangel hacia adelante, a los cuales se suman los hechos de que el Estado gasta más recursos de los que ingresa y además se desviaron montos para cubrir compromisos ajenos a los inicialmente programados.
“El secretario de Finanzas debería ser el arqueólogo, porque es el que está escarbando para encontrar todo el hilo, pero lo estamos haciendo bien, por eso no queremos salir a la luz pública apresuradamente y decir cosas que no sean correctas”.
Enseguida enfatizó que el déficit que se percibe en las finanzas estatales no necesariamente implica robos al erario público o corrupción, pero dejó en claro que si llegaran a detectarse tales prácticas aplicará la ley.
El mandatario se pronunció sorprendido por los recursos que canaliza la Federación al Plan Michoacán (48 mil millones de pesos, según la última cifra), no obstante admitió que la inversión no atenúa el déficit del estado.
Al día de hoy, ni él ni la Federación conocen la magnitud del problema económico.
“Tenemos primero que establecer un poquito de orden en esto de cuánto gastamos, cuánto entra, de tal forma que podamos dar un diagnóstico más o menos certero al gobierno federal y decirle este es el problema, ahora sí te pido un rescate para este rubro en el que estoy gastando más, y yo voy a poner de mi parte y me comprometo a no gastar más de tanto, pero esto no lo podemos hacer tan rápido”, narró.
El también fundador del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología del estado aclaró que la recuperación económica tendrá que salir de una estrategia a largo plazo, más allá de su periodo de gobierno.
Colofón
Consciente de que hay un sector de la población que lo considera un rostro para cubrir la intervención federal en Michoacán, Salvador Jara Guerrero pidió se le otorgue el beneficio de la duda al gobierno estatal, “y que nos den la oportunidad de ir avanzando poco a poquito, no podemos dar resultados muy rápido, eso es un hecho, no quiero engañar, pero sí quiero dejar un estado con un poquito de mayor credibilidad… si logramos que las elecciones sean creíbles, yo estaría realmente satisfecho con lo que hice”, concluyó.
Especulaciones sobre Castillo dañan al estado
Se habla de la mano negra del comisionado, Alfredo Castillo Cervantes, en el sentido de que es él quien dirige el estado, ¿cómo lo visualizas?
“Como rumores. Ahí lo que me preocupa es que sí dañan al estado, porque la función del comisionado es muy clara... dividir las acciones del gobierno federal con las del gobierno estatal no ayuda mucho ni al gobierno ni a la Federación, entonces, cuando yo oigo esos rumores lo que hay que pensar, y lo dije en Uruapan, es que hay equipos que quieren dividirnos… ¿cuáles? no sé, ojalá supiera, hay que buscar quiénes son, hay que pensar quiénes son, a quién le interesa esta división”.