Municipios

Los colores, símbolos de identidad para los purépechas de Chilchota
Las tonalidades de la naturaleza identifican a cada una de las regiones purépechas reflejadas en su bandera multicolor.
Ernesto López Servín Lunes 7 de Abril de 2014
A- A A+
  • La variedad de matices se encuentra en los vestidos de las mujeres, en sus rebozos, en los listones que adornan las faldas, así como en el brillo y tonos de la chaquira.

Chilchota, Michoacán.- Las diferentes tonalidades de la naturaleza poseen un gran significado en la cultura purépecha, pasando del amarillo del sol, del verde de la vegetación y del azul del cielo, a los diversos matices que aún tienen un trasfondo que se ve reflejado en su bandera; y aunque la mayoría es católica, los purépechas conservan sus creencias prehispánicas y su religión autóctona, describió Arturo Sánchez Domingo, profesor de la Universidad Pedagógica Nacional y habitante de la Cañada de los Once Pueblos.
Actualmente, la variedad de matices se encuentra en los vestidos de las mujeres, en sus rebozos, en los listones que adornan sus faldas, así como en el brillo y tonos de la chaquira; en general, en su forma alegre de vestir.
En cada celebración religiosa, civil, cultural o festiva, los purépechas usan su estandarte, que refleja la cultura de sus ancestros y de los nuevos nativos que pertenecen a este pueblo.
La bandera de los purépechas corresponde a ciertos colores con un significado de unión, como el amarillo (eraxamanirhu), de la Cañada de los Once Pueblos, representa a la cañada por donde corre el Río Duero, que serpentea entre los once pueblos como un símbolo de vida y energía que transmite a la gente de esta región fértil.
Verde (juátarhu), de la Meseta Purépecha, expresa la fecundidad de los bosques serranos y la riqueza de las maderas comunales de los pueblos pertenecientes a esta región.
Morado (tsakápundurhu) de la Ciénaga de Zacapu, que representa a esos pueblos que han perdido el idioma materno y gran parte de su herencia cultural, pero que aún cuidan y mantienen con sus manos a uno de los dioses antiguos.
El maíz azul (japóndarhu), de la región Lacustre, da la significación de la región que fue el centro del reino purépecha, reflejando en sus aguas la grandeza de sus dioses y la memoria presente de las Yácatas, que aún se conservan en casi todos los pueblos ribereños, donde se continúa consumiendo un alimento ancestral: el pescado blanco.
Pero también la variedad de colores posee un significado cosmogónico. Dirección (casa) oriente, identificada por el color rojo, lugar donde renace el Sol y que es custodiada por Tirépeme-Quarencha. Dirección (casa) occidente, identificada por el color blanco, lugar donde moría el Sol y era custodiada por Tirépeme-Turupten.
Dirección (casa) norte, identificada por el color amarillo, dirección del solsticio de invierno y custodiada por Tirépeme-Xungápeti. Dirección (casa) sur, identificada por el color negro, entrada al paraíso (tlallocan mexica) y custodiada por Tirépeme-Caheri. Dirección (casa) centro, identificada por el color azul, lugar donde renace el Sol y es custodiada por Chupi-Tirépeme.