Municipios

Recuerdan sahuayenses el legado de Luis Sahagún en su XXXV Aniversario Luctuoso
Olivia García Domingo 3 de Marzo de 2013
A- A A+

Sahuayo, Michoacán.- Como un incansable promotor de la cultura tanto a nivel local como nacional, miembro fundador de la Sociedad Dante Aligheri en México, y docente por más de tres décadas en la Escuela Nacional de Artes Plásticas `Academia de San Carlos´ fue recordado el pintor, Luis Sahagún Cortés, en su XXXV Aniversario Luctuoso.
En el marco del acto solemne al que se dieron cita familiares, amigos, representantes de instituciones, representantes de grupos sociales, así como distinguidas personalidades de la escena política y cultural de la región, fueron exhibidas más de una docena de obras de Sahagún Cortes, la mayor parte de ellas pertenecientes a colecciones privadas, las cuales por primera y única ocasión fueron expuestas al público en general.
Durante el homenaje correspondió a Eduardo Sahagún Sahagún, rector de la Universidad de la Ciénega de Michoacán (UCM) y sobrino del artista homenajeado, hacer una reseña de lo que fue la vida y obra de este ilustre personaje sahuayense que en su época marco la diferencia en esta parte de la geografía michoacana y con su visión logro cambiar la perspectiva en la forma de hacer cultura.
Luis Sahagún Cortes, nacido en el año de 1900 en el seno de una familia tradicional en la villa de Sahuayo, en donde la gente de vivir sosegado se dedicaba en su mayoría a la agricultura y elaboración de artesanías, desde temprana edad mostro interés por plasmar los mágicos paisajes de su pueblo, actividad que en un acto insólito de la época lo llevo a abandonar el terruño en pos del Arte a la ciudad de Roma, destacó.
“En Roma ingresa a la Academia Libre del Desnudo Y al Círculo de Bellas Artes, monta su taller en la rivera del Tiber, en donde vive intensamente por siete años, lapso en el que participa en cinco colecciones colectivas y dos individuales, la más importante en la Casa de España en 1930, muestra de la que dan cuenta al menos 11 publicaciones italianas que destacan por los elogios de las críticas” señaló el rector, al tiempo que agregó un recuerdo de esta estadía en Europa obra en la basílica madrileña de Atocha en donde le fue encomendado una pintura de gran formato.
En este mismo orden de ideas señaló a su retorno a México durante el gobierno del General Lázaro Cárdenas del Río, le fueron encomendados diversos trabajos y forma parte del selecto grupo de pintores que elaboró obras para la residencia de Los Pinos, en este periodo con otros artistas funda el Circulo de Bellas Artes de México y se le encarga de trabajos de restauración en el Palacio de Bellas Artes.
En 1947 participa en la fundación de la Sociedad Dante Aligheri en México, de la cual cinco años más tarde fue nombrado consejero y desde donde promovió y participo en la difusión de la cultura latina a través de diversas exposiciones, acciones que no le restan importancia a sus treinta años de docencia en Escuela Nacional de Artes Plásticas “Academia de San Carlos” donde trabajó con el pintor guanajutatense José Chavez Morado y el también michoacano Alfredo Zalce.
Cabe mencionar que tras su retiro de la Academia de San Carlos, Luis Sahagún, regresó a su natal Sahuayo en donde hasta su muerte compartió sus conocimientos con artistas locales, época fructífera para la pintura local, además de patrocinar obras como la construcción de la Casa de la Cultura, primera en su tipo en el estado.
Así mismo construyó la bilbioteca-pinacoteca, espacio al que donó su acervo bibliográfico así como una amplia colección de obras pictográficas algunas propias y otras adquiridas a lo largo de su estancia en Europa, pinturas algunas de ellas que datan de los siglos XVII y XVIII y que actualmente se trabaja en un proyecto para que puedan ser restauradas.