Sociedad

La inseguridad y la desesperación ocasionan surgimiento de guardias comunitarias
Redacción/Web Miércoles 20 de Febrero de 2013
A- A A+

Morelia, Michoacán.- Ante la desesperación que padecen por la presión que sufren de la delincuencia organizada, las comunidades indígenas están en su derecho de conformar guardias comunitarias para defender a su población y su territorio, declaró el senador de la República Raúl Morón Orozco.
Esto tras llamar la atención para que el Gobierno Federal atienda la problemática e inicie el proceso de regulación y acreditación de las rondas comunales, de lo contrario el problema se podría agravar más.
En su participación en el programa Yo Quiero Saber, que se transmitió en el canal de CB Televisión, el Legislador michoacano destacó que en las giras que ha emprendido a diversas comunidades la población le ha externado su preocupación sobre el acoso que padecen a manos de los grupos delictivos, y señaló que tiene información de la decisión de 25 comunidades para conformas sus propias guardias comunitarias, bajo esquemas y formatos propios de organización y operación.
El incremento en el número de comunidades que han optado por organizar sus propios esquemas de seguridad, consideró Morón Orozco, es producto de la indiferencia e incapacidad de las policías Estatal y municipales de brindar protección a la población, y ante la desesperación que les produce ver que cada día como desaparecen los habitantes de sus comunidades y la manera en que los asesinan impunemente.
El senador puntualizó que en el caso de Ostula, comunidad extremadamente castigada, el esquema de seguridad es muy diferente, al de otras comunidades, como las de la Meseta, en las que el esfuerzo que se está haciendo en la Ribera del Lago de Pátzcuaro, específicamente en Santa Clara del Cobre, en donde se puede observar el apoyo que otorgan empresarios locales a los grupos de autodefensa de las comunidades, además de ser diferente al esquema de la Meseta Purépecha.
El legislador destacó que la actual administración federal enfrenta gran reto con dicho problema, por lo que debe poner en marcha políticas efectivas que permitan irlo acotando paulatinamente, en especial que se combatan las causas que motivan dicho flagelo que genera mucha incertidumbre a todos los sectores de la sociedad.