Miércoles 17 Septiembre de 2014
Editorial
La jugada del PAN
Editorial
Martes 17 de Julio de 2012 • Enviar nota    • Imprimir
A unas cuantas horas de que terminara el proceso electoral presidencial, la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, se apresuró a reconocer el triunfo del priísta Enrique Peña Nieto.

La misma actitud tuvo el presidente Felipe Calderón, quien incluso se vio contento a la hora de declarar que la jornada electoral había sido ejemplar y de enviar su felicitación al ex gobernador del Edomex.

Sin embargo días después la postura tanto del PAN como del propio presidente dio un giro radical, cuando empezaron a señalar que no todo había sido tan limpio como habían expresado en un primer momento.

Gustavo Madero, líder del PAN, apuntó que la victoria de Peña Nieto sería legal, mas no legítima, y que la elección había estado salpicada por numerosas irregularidades.

En el mismo tenor se manifestó el presidente, quien condenó la compra de votos y pidió a las autoridades electorales una exhaustiva investigación para deslindar responsabilidades.

Aún así, el PAN no decidió acompañar a la izquierda en su petición de que se invalidara la elección presidencial, pues si bien reconocía las anomalías, no creía que fuera para tanto.

Este ir y venir de declaraciones panistas tuvo ayer otro punto álgido cuando Gustavo Madero declaró ante los medios que el PRI ganó con dinero, no con votos, y que eso produce más miedo que esperanza.

Aún así, dijo que su grupo parlamentario estará presente en la rendición de protesta de Enrique Peña Nieto, después de que se confirme legalmente su triunfo.

En ese sentido, llaman la atención este tipo de contradicciones, pues si bien el PAN reconoce irregularidades, a la vez se niega a presentar argumentos contra la invalidez.

La pregunta obligada, en este caso, es: ¿a qué juega el PAN?, ¿qué tipo de negociaciones está queriendo forzar con el PRI y Enrique Peña Nieto? Porque es muy cierto que hay algo secreto de fondo y que las presiones tienen una intención política.

En este caso, sería prudente que el albiazul enseñara bien sus cartas y dijera claramente qué es lo que espera de Enrique Peña Nieto, pues no se vale que así como muchos mexicanos vendieron su voto, también lo haga este partido.

Los tiempos ya no están como para arreglos en lo oscurito o como validar procesos electorales a cambio de jugosas ganancias grupales.

El PAN obtuvo un tercio de la votación y, en ese sentido, sus votantes merecen respeto. Es mucho lo que está en juego y por eso es que el albiazul debe hablar con la verdad.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus
 
 
EDITORIAL
Molestia ciudadana
Editorial

Acueducto
SEE, ¡qué pena!
Samuel Ponce Morales

La Inversión Fija Bruta en México
José María Carmona

Debatamos Michoacán
Discurso de odio en Durango
Gerardo A. Herrera Pérez

La palabra andante
¿Dónde quedó la lanita?
Leopoldo Chassin Ramírez

Religión, fanatismo y terrorismo
Alejandro Vázquez Cárdenas

Migración México-EU
Educación y suicidio
Carlos Enrique Tapia

Comentarios Políticos
TEEM, derechos partidistas
El Quijote

 
© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados