Lunes 24 Noviembre de 2014
“La Conspiración de Valladolid”
Miércoles 16 de Diciembre de 2009 • Enviar nota    • Imprimir
En el marco de las celebraciones del Bicentenario de la Independencia, a iniciativa, del gobernador de Michoacán, Leonel Godoy Rangel, se rescata uno de los episodios más relevantes de la historia de México, mismo que no había sido abordado con su trascendente significado en la historia oficial. Como parte de la labor de rescate histórico de los diferentes eventos de la Conspiración de Valladolid del año 1809, misma que se conmemora este 21 de diciembre, surge una magna publicación, que ha sido presentada en el Castillo de Chapultepec, la Feria del Libro de Guadalajara, y en el Centro Cultural Universitario, trabajo que lleva por nombre “Conspiración y espacios de libertad”. En la presentación del libro en Guadalajara, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas reconoció el enorme esfuerzo que realizó la Universidad Michoacana, con apoyo del gobierno del estado, resultando en un hermoso y revelador viaje por el pasado y el presente de nuestra ciudad capital, que enmarcado por las bellas imágenes que nos regala Adalberto Ríos Szalay nos brindan un documento digno de la importancia histórica que tuvo la antigua Valladolid, hoy Morelia, en la historia nacional.

En la elaboración de este documento de investigación histórica participaron: Gerardo Sánchez Díaz, Carlos Juárez Nieto, Ricardo León Alanís, Daniela Ibarra López, Moisés Guzmán Pérez, Silvia Figueroa Zamudio, Eugenio Mejía Zavala, Martha Terán Espinoza, investigadores del Instituto de Investigaciones Históricas, de la Coordinación de la Investigación Científica de la UMSNH y del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Michoacán. Reciban a través de estas líneas nuestro humilde reconocimiento a su esfuerzo.

Antes de este trabajo de investigación, poco se conoce de esta conspiración en la Nueva España. Trasladémonos al siglo XVIII cuando llega la casa de los Borbones al poder en España; arribo que significó una etapa de profundas reformas políticas con la intención de colocar a España en un lugar destacado entre las potencias europeas. En este esfuerzo Felipe V se rodeó primero de consejeros franceses y posteriormente por españoles peninsulares pertenecientes a la primera generación de ilustrados. Uno de los aspectos fundamentales de las reformas borbónicas se encaminaba a terminar con los monopolios comerciales, ya que percibían grandes ganancias sin participar de éstas a la Corona española. Asimismo se registra la expulsión de los jesuitas, quienes monopolizaban las instituciones educativas, y con esta acción la educación adquiere el carácter de un sesgo laico.

Las ideas ilustradas de los Borbones empiezan a permear en Valladolid a través de los centros de educación superior, y justamente esta ideología se contrapone a los intereses del clero. Es aquí donde surgen las ideas para el cambio por los hermanos Michelena, García-Obeso, Sor Juana María (la monja insurgente) y Fray Vicente Santamaría.

El 21 de diciembre de 1809, se descubrió en Valladolid una conspiración que pretendía formar una junta en la Ciudad de México, tomar preso al virrey y a las demás autoridades de la Colonia, para prevenir al país sobre una inminente invasión francesa. Desde septiembre, abogados, médicos, militares e incluso sacerdotes, trabajaban en el proyecto, con la participación de varios gobernadores provinciales y de algunos regimientos. Esta conspiración fue organizada por el teniente José Mariano Michelena, quien sólo fue condenado a 20 años de prisión en el Castillo de San Juan de Ulúa, a diferencia de lo que los españoles pedían, que era la pena capital. Se dijo que la conspiración tenía ramificaciones en San Miguel el Grande y Querétaro, y que tenían relación con los capitanes Ignacio Allende y Mariano Abasolo.

Mientras tanto, en Querétaro se gestaba una conspiración organizada por el corregidor Miguel Domínguez y su esposa Josefa Ortiz de Domínguez, y también participaban los militares Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano Abasolo.

Desde tiempos remotos las ideas de libertad, igualdad y justicia, aún resuenan en las paredes de nuestra ciudad y en las conciencias de un pueblo como el michoacano, con espíritu de lucha y conciencia social e histórica, que no olvida que vale la pena luchar desde cualquier trinchera, ya no con fusiles, sino con la voz del pueblo plasmado en votos, porque aún siguen vigentes las aspiraciones de insurgentes como Morelos, plasmadas en los “Sentimientos de la Nación”.

Hoy día, en que nuestro país vive sumergido en una lamentable crisis económica y de seguridad, en donde un ineficaz, inoperante y terco gobierno federal no enmienda el camino y sólo reacomoda las piedras para volver a tropezarse con ellas como lo hace con el enviado del FMI, Agustín Carstens, quien no obstante su lamentable desempeño como secretario de Hacienda, es nombrado gobernador del Banco de México, para seguir manteniendo a toda costa una política monetarista que le dé estabilidad al sistema financiero internacional a costa de renunciar al desarrollo y crecimiento económico, en detrimento de los que menos tienen.

No ha habido quizás en nuestro país, ya que hablamos de historia, un gobierno de derecha que tenga tan torcido su camino y no dé un paso firme y victorioso en su cruzada contra el crimen organizado, que arroja como resultado datos cada vez más lamentables; cada día se ve más endeble la figura presidencial, y crece el monstruo de mil cabezas que hoy parecen ser los cárteles en nuestro país. La Policía Federal y el Ejército anuncian cada semana victorias pírricas; la captura de pequeños líderes del crimen organizado cual si dejaran acéfalas estas organizaciones y a punto del desmembramiento, sin acercarse en nada a ello, y habrá que darle también el mérito histórico que el PRI tiene en este asunto, quien hoy parece frotarse las manos en espera de recobrar la Presidencia de la República. No se olvide que el crimen organizado se desarrolló en nuestro país al amparo del mal gobierno que encabezaron por 70 años, los gobiernos de la “Revolución”.

Los michoacanos vivimos en un Estado con herencia histórica y tradición, y nuestra memoria no nos deja olvidar esos errores del pasado, que aún pagamos y vivimos en nuestro presente, que ya no sólo competen a las autoridades federales, sino que las sufre y las paga la ciudadanía, con balas, extorsiones y sufrimiento, y sobre todo con esta publicidad se lacera la imagen y la economía de los michoacanos.

Nuestro pasado que hoy rescatamos no deja más que una verdad clara, Michoacán hace historia no sólo la vive.

El rescate histórico de la Conspiración de Valladolid es la punta de lanza de una campaña de promoción turística del gobierno del estado de Michoacán que inició el día 15 y terminará el 31 del presente mes. En medio de la crisis económica el gobierno de Michoacán a la par de haber aportado este año diez millones de pesos en promoción turística, ha gestionado alrededor de 19 millones de pesos ante el Consejo de Promoción Turística de México, que será el costo total de esta campaña denominada “Ven y vive el Bicentenario en Michoacán”. Es así como a diferencia de quienes apuestan por el miedo, el terror y una estrategia fallida en contra del crimen organizado, en Michoacán se trabaja.



Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus
 
 
La democracia en riesgo
Uriel López Paredes

EDITORIAL
Partidos obsoletos, sociedad dinámica
Editorial

Comentarios Políticos
Justicia penal, sólo ¡una semana!
El Quijote

Psicomentario deportivo
Hasta la próxima, Azteca
David Romero Soria

La palabra andante
Darle vida a los ausentes y a los desaparecidos
Leopoldo Chassin Ramírez

¡Los pueden tumbar!
Julio Santoyo Guerrero

Morelia de carne y hueso
José Revueltas, 43 alas de un tiempo que se extiende en rojo intenso
Margarita Vázquez Díaz

EDITORIAL
El pueblo se hizo escuchar
Editorial

 
© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados