Jueves 17 Abril de 2014
Prismas
El arte y la literatura, una relación constante
Laura Sillas
Domingo 21 de Octubre de 2012 • Enviar nota    • Imprimir
Leer es un acto de rebeldía e insatisfacción, dice la escritora Mónica Lavín, en su libro Leo, luego escribo; en estos días en los que se realiza la Quinta Feria Nacional del Libro y la Lectura Michoacán 2012, practiquemos estos actos de descontento y acerquémonos a las publicaciones literarias, que son parte de los alicientes que hacen más placentera la cotidianidad del individuo en este mundo, y con más razón si se trata de temáticas relacionadas con las artes.

Con frecuencia somos bombardeados de los beneficios de tener el hábito de la lectura, sin embargo pareciera que mientras más se habla de sus bondades más apatía se genera, por ello más allá de hacer una apología del acto de leer hagamos un recorrido por algunas obras que vienen a la mente cuando se piensa en arte y literatura.

En la relación entre el arte y la literatura podemos observar dos constantes, una de ellas es cuando la literatura hace uso de las artes para que sean elementos importantes en sus obras y la segunda cuando las artes son inspiradas por la literatura para realizar sus creaciones artísticas.

La literatura y su relación con las artes, data desde la Antigüedad, la escultura de Laocoonte y sus hijos, fue inspiración del pasaje narrado por Virgilio en su obra literaria Eneida. Se representa al sacerdote troyano homónimo y a sus hijos luchando contra las serpientes marinas que los dioses les enviaron, ya que Laocoonte había desconfiado del caballo griego, que sería luego la perdición de Troya.

Ambas disciplinas se nutren y sus resultados han sido las extraordinarias creaciones que existen a lo largo de sus trayectorias; cuál hubiese sido el resultado de la novela clásica, El retrato de Dorian Gray, si Oscar Wilde no hubiese encontrado en la pintura un elemento central en su obra para exponer la soberbia de la condición humana.

El resultado de la novela El túnel, de Ernesto Sábato, no tendría la riqueza que emana de ella sin las descripciones de la pintura realizada por Juan Pablo Castel, personaje principal de la misma, en la que Sábato habla de la obra con tal precisión que transmite al lector la imagen de una ventana pintada como elemento simbólico para tratar de entender parte del tormento psicológico que vive el pintor.

La literatura no ha sido indiferente con la música, en el cuento "Olaff oye tocar a Rachmaninoff", del escritor Cary Kerner, se describen con tal precisión los acordes emitidos por el piano, que pareciera que el lector se encuentra en la sala de concierto disfrutando de la música al igual que los personajes narrados en el relato.

El teatro y la danza también han establecido relaciones de paralelismo con la literatura, por ejemplo han sido adaptados poemas de Rosario Castellanos a puestas dancísticas, haciendo uso del discurso poético para mostrar la relación que puede haber entre estas artes.

Antes de concluir y retomar el motivo de la presente colaboración de hoy, vale la pena hacer una última parada en el pensamiento de Umberto Eco con relación a los libros:

“El libro es como la cuchara, el martillo, la rueda, las tijeras. Una vez que se han inventado, no se puede hacer nada mejor. No se puede hacer una cuchara que sea mejor que la cuchara”, dice Umberto Eco, en un texto donde hace una apología del libro por medio de un diálogo con Jean-Claude Carrière, titulado Nadie acabará con los libros.

Tu opinión es importante:

blog comments powered by Disqus
 
 
EDITORIAL
El Gabo
Editorial

Prismas
Educación por el arte
Laura Sillas

Vivilladas
Viernes Santo… Inesperado
Gilberto Vivanco González

EDITORIAL
La detención del alcalde de Apatzingán
Cambio de Michoacán

Andanzas y sosiegos
A cual más de todos...
José Guillermo Muñoz Izquierdo

La manga del muerto
Inmortalidad y olvido
Omar Arriaga Garcés

Sol y Luna unidos…
Xuchitl Vázquez Pallares

EDITORIAL
El presunto desarme
Redacción

 
© Copyright 2014 Cambio de Michoacán. Todos los derechos reservados