Editorial
EDITORIAL
Policías corruptos
Martes 28 de Octubre de 2014
A- A A+

Cinco policías municipales de Vista Hermosa fueron detenidos por ser los responsables de la decapitación de dos personas en Yurécuaro.
Lo anterior nos habla de una realidad insoslayable: El nivel de corrupción que enfrenta la policía michoacana, en lo particular, y la federal, en lo general.
La descomposición abarca varios rubros de la vida mexicana, pero cuando los policías mexicanos se ligan con la delincuencia organizada y actúan como ellos, eso quiere decir que los problemas son de raíz y que, por lo tanto, algo se debe hacer con urgencia al respecto.
Los policías mexicanos, hoy por hoy, se han convertido en enemigos de los mexicanos, a los que ven como víctimas a las que hay que agredir y robar.
Todo esto tiene que ver con el nivel de corrupción de la delincuencia organizada, que ha comprado a la mayoría de las corporaciones, pero también a la falta de preparación de los agentes y los bajos salarios.
Si bien la noticia de que los policías están vendidos con la delincuencia y tienen una forma de operar parecida a la de ellos (lo que incluye decapitaciones y levantones) no es nueva ni extraña, sí debe mover a las autoridades a que profundicen los cambios en esta materia.
Los agentes están para brindar seguridad a la sociedad no para ser los elementos privados de los grupos delincuenciales.
Se debe pugnar por mejorar los cuerpos policiacos pues sólo así tendremos una seguridad de calidad.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Michoacán, otra vuelta de tuerca

El dinero de los ciudadanos para Monarcas

Silvano, más prudencia

Imparable ola de robos en Morelia

Desaparecer las escoltas de ex funcionarios

A un año de Iguala

Escoltas de privilegio

Gobernador electo

Promesas de legisladores

15-S, herida abierta

Antidemocracia en el Itaimich

Encubrimiento barato

El rechazo al reemplacamiento

Las promesas de Silvano

No a las sanciones de los estudiantes

Nepotismo legislativo

Ayotzinapa: de la verdad histórica a la verdad fallida

Guatemala y México

Aylan Kurdi

El reemplacamiento

El gabinete político de Alfonso Martínez

“Michoacán es otro”

Alcaldías atropelladas

El pleito entre Alfonso y Salvador

Cambios que no son cambios

A víctimas del 15-S, nada; a Monarcas, 35 mdp

El crimen se reorganiza

La democracia ha quedado a deber

No hay conflicto de interés, ¿todos contentos?

Matrimonio igualitario

Las críticas a Enrique Peña Nieto

Sucesos entre particulares

Elección del procurador

Paro de la CNTE

La soledad del PRD

Silvano, ¿de nuevo en campaña?

Ley antimarchas

La sociedad debe exigir

Los jóvenes

La alerta de género

Acoso a Cemeí

Ejecución extrajudicial en Ecuandureo

Deudas y deudas

De Cristian Martinoli a Rubén Espinosa

La baja popularidad de Peña Nieto

La sospechosa Fuerza Rural

Se fue El Piojo, ¿y los políticos corruptos?

Voltear los ojos a Aquila

Pacto con ex gobernadores

El futbol mexicano, puro negocio y trampa

250 mil pobres más en Michoacán

Torpes operativos federales

Aquila: hay que decir la verdad

Los retos de Silvano

El espectáculo mediático de El Chapo

Poder magisterial

Palidece la figura de Peña Nieto

Matrimonios igualitarios

Vergüenza e indignación

Chapo Guzmán: el fracaso del gobierno

La inseguridad no es una broma

La amenaza del crimen organizado

Legislar sobre el referéndum

Las malas obras en Morelia

El fracaso de Donald Trump

La tragedia griega

El respeto a la ley, lo que necesita Michoacán

El reagrupamiento del crimen organizado

Silvano, obligado a hacer un buen gobierno

Alertas

Desaparición o fusión de secretarías

Libertad a Mireles

La mala Policía

¿Qué hacer con la CNTE?

La CNTE, enemiga del pueblo

Se auguran meses difíciles

Abusos contra los michoacanos

Silvano, el gabinete

El auge de Morena

La frescura de los independientes

Hacer de la democracia algo útil

Alfonso Martínez

La CNTE perdió la elección

El triunfo de los ciudadanos

Terminaron las campañas

Defender la democracia ante la CNTE

El triunfo de la CNTE

Castigar la corrupción

Inadmisibles amenazas de la CNTE

Jóvenes, carne de cañón del narco

Los chantajes de la CNTE

Michoacán sigue sometido por el crimen organizado

Cocoa llama la atención

El racismo y la hipocresía de Córdova

Encuestas que mienten

Órganos electorales ineficaces

Guerra electoral: ¿Y el IEM?

Asesinato en Yurécuaro

Día del Maestro, ¿algo qué festejar?

Guerra sucia

Tiempo de definiciones

No frivolizar el tema del crimen organizado

Guerrilla sucia

A un mes de la elección

El fracaso de Monarcas

Alianzas narco-políticos

La cultura del chantaje

Los ejemplos de Cherán y Tancítaro

Las advertencias del crimen en Michoacán

Los hijos de la violencia

¿Quién para a los normalistas?

No levantan las campañas

Políticos ricos, electores pobres

El chantaje magisterial

Diálogo entre mafiosos

Ahora todos los candidatos son buenos

Ejecuciones en Apatzingán

Dos semanas de campaña: priva la demagogia

Rodrigo Vallejo: Fianza de 7 mp. Comunero Nicolás Cervantes: fianza de 1.3 mdp

Rodrigo Vallejo. Excarcelación sospechosa

La guerra sucia no conviene a nadie

In Memoriam, Eduardo Galeano

Una semana de proselitismo

Guerra sucia

Las redes sociales, enemigas de los políticos

¿Para qué sirven las elecciones?

Jóvenes y elecciones

Elecciones y apatía ciudadana

Elecciones y apatía ciudadana

Caso Ayotzinapa, medio año después

Las ofertas de los candidatos

El rechazo a los comicios

Movimientos políticos

Economía en riesgo

Maestros antidemocráticos

La política como negocio

Con niños, el chantaje de Antorcha Campesina

Normalistas extraviados

Inicio de campañas

Feria del Libro

Magisterio obsoleto

Responsabilidades compartidas

Inundaciones y responsables

El caso Carmen Aristegui

Justicia a la michoacana

Exhorto a los tres poderes

Investigar a Alfredo Castillo

Pacto de civilidad

Mujeres

Los gobernantes que merecemos