Samuel Ponce Morales
La PGR echó a perder la investigación sobre el 15-S
Jueves 14 de Septiembre de 2017

Rechaza el exgobernador que haya habido amenazas previas

Leonel Godoy Rangel

A- A A+

Morelia, Michoacán.- Hace nueve años la fiesta cívica del Grito de la Independencia fue interrumpida en la capital michoacana por un atentado contra civiles que habían asistido a recrearse en esa noche mexicana. El saldo, ocho muertos y más de un centenar de heridos; en ese entonces era gobernador Leonel Godoy Rangel.

El hoy ex mandatario, quien recibió la noticia del suceso por parte de su colaborador más cercano, Fidel Calderón Torreblanca, tras replicar las campanas y con vivas arengar a los héroes que nos dieron patria y libertad, habla a Cambio de Michoacán sobre ese trágico acontecimiento, atribuido al crimen organizado:

Hace nueve años la fiesta cívica del Grito de la Independencia fue interrumpida en la capital michoacana por un atentado contra civiles
Hace nueve años la fiesta cívica del Grito de la Independencia fue interrumpida en la capital michoacana por un atentado contra civiles
(Foto: Cuartoscuro)



–¿Cuál considera que es la lección para la sociedad michoacana y los tres niveles de gobierno?
“La lección principal es para las autoridades de los tres niveles. Aprender que la prevención (vía la educación y el trabajo) es mejor que la represión. A la sociedad le quedó un profundo dolor por tantas víctimas inocentes”.

–¿Es hoy el 15 de septiembre de 2008 todavía una herida abierta o el paso de los años han logrado anestesiar a la sociedad?
“Considero que este acto narcoterrorista durará mucho tiempo en la memoria de los michoacanos, principalmente de los morelianos”.

–¿Qué paso ese día por su mente?
“Se instruyó a las fuerzas de seguridad e incluso al Ejército a resguardar el lugar, atender a las víctimas e investigar para no dejar sin castigo tan cobarde acción”.

–¿Qué pensaba mientras recorría ese día la explanada?
“Sentía rabia, dolor, impotencia y deseos de castigar a los responsables, además de auxiliar de inmediato a las víctimas y sus familiares”.

–¿Faltó pericia a los cuerpos policiacos en el levantamiento de evidencias?
“No hay datos que demuestren que se actuó mal técnicamente en el lugar de los hechos. Indicios, objetos, sujetos, huellas, sangre, ubicación de cadáveres, se manejaron de manera correcta”.

–¿Las cámaras de seguridad instaladas en la sede gubernamental lograron captar algo, es decir, el momento, a los sospechosos, los últimos movimientos de la gente en la zona cero?
“No recuerdo esa información. Al parecer no estaban ubicadas hacia el lugar del atentado”.

–Por aquella época, la relación con la Federación no era la mejor. ¿Quién le informó al entonces presidente Felipe Calderón de los hechos o al paso de cuánto tiempo pudo usted hablar con él y cuáles fueron sus primeras palabras?
“En ese tiempo (septiembre de 2008) la relación era buena. Normal entre gobernantes de distintos partidos e ideologías. Hablé de inmediato con él. Se enteró y estuvimos trabajando juntos”.

–¿Cómo, cuándo, dónde y quién recibe la notificación de que un grupo criminal había logrado detener a los autores materiales de los granadazos y los “pone” a disposición de la autoridad? En una casa de seguridad, si mal no recuerdo.
“Esa información ya no se nos proporcionó. Nos enteramos por los medios de comunicación. Desde un principio puse en duda la veracidad y responsabilidad de los acusados. Máxime que detuvieron a un grupo criminal”.

–¿Considera que los imputados en ese momento fueron chivos expiatorios o realmente eran culpables?
“No. Sólo me pareció sospechoso la manera en que fueron localizados y detenidos. Además de que ya no hubo correspondencia de la procuraduría en la investigación. La atrajeron sin dar alguna explicación”.

–Por esa época algunos criminales salieron a escena a decir que ellos no fueron, ¿usted qué cree que fue lo que paso, qué podría haber motivado los granadazos?
“No tengo alguna teoría para esos hechos. Sólo estaba convencido de que había sido el crimen organizado”.

–¿Es cierto que había amenazas previas y fueron desoídas por las autoridades, o se trata de una simple teoría conspirativa generada al calor del momento?
“Nunca alguien nos amenazó o alertó sobre esos hechos. Había y existe actualmente un Grupo de Coordinación, entre autoridades federales y estatales, además del Ejército y la Marina. Nos reunimos dos o tres veces antes, otras tantas después, y nadie hizo ese señalamiento”.

–¿Estima que algún día se sabrá toda la verdad respecto a los hechos o será un caso más de impunidad que lacera a la colectividad?
“Veo muy difícil que se establezca ya que la PGR echó a perder la investigación al aceptar que los tres detenidos fueron los autores materiales. Años después salieron libres”.

Para Godoy, “Michoacán, Morelia en particular, no será la misma después de los cobardes atentados del 15 de septiembre del 2008”.
Para Godoy, “Michoacán, Morelia en particular, no será la misma después de los cobardes atentados del 15 de septiembre del 2008”.
(Foto: Cuartoscuro)



–¿Se ha cumplido el propósito fundamental del acuerdo gubernamental que creó respecto a las pensiones para las víctimas de los atentados?
“Me parece que en el gobierno priista de Fausto y Jara se intentó evadir la responsabilidad del estado para prestar la atención debida a las víctimas y sus familiares”.

–En lo particular, ¿ha mantenido comunicación directa con las víctimas sobrevivientes del 15 de septiembre?, ¿qué le dicen?
“No, para evitar malas interpretaciones de los gobiernos posteriores.

–Desde su percepción, ¿los atentados de 2008 cambiaron algo en Michoacán?
“Michoacán, Morelia en particular, no será la misma después de los cobardes atentados del 15 de septiembre del 2008”.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado

UMSNH, rompiendo usos y costumbres

AMLO, dos puntos para Michoacán

Libra Michoacán examen policial

Frente antisilvanista

UMSNH, solo uno

UMSNH, dos decenas…

Seguridad: los seis puntos michoacanos

CNTE, contra la espalda y la pared

El diputado ex normalista

AMLO a favor de la federalización

UMSNH, incierto panorama

¿Michoacanos al TEPJF…?

Inició incómodo

¡Cuidado con los indígenas!

Morelia, ¡cuidado con la contaminación!

Ni desafío ni olvido

Silvano, a la orilla de la transición

Nahuatzen, mucho ruido

Morelia, la otra fiscalización

Y, la rebelión congresista

La oscilante ZEE de Lázaro Cárdenas

Morena, los federales

Y, ¿Michoacán?

Resentimiento anticongresista

AMLO, el eventual descobijo de Morena Michoacán

El oro de la discordia

Buenavista, Nahuatzen…

PRI, tarde y mal...

La conspiración

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

En Michoacán hay 200 presos políticos

La Conspiración

La Conspiración

La Conspiración

Uruapan, el mejor calificado

Los efectos del relevo en Cultura

La conspiración

Indagar al independiente

74 legislatura michoacana

UMSNH, las posturas…

Entre Porfirio Díaz y AMLO

La pugna en el PRI Michoacán

Yeyo, al liderazgo morenista michoacano