Juan Pérez Medina
¡Barbarie capitalista de este siglo!
Miércoles 31 de Agosto de 2016
A- A A+

Las familias de los trabajadores, lograron obtener créditos para la vivienda por medio de Infonavit o Fovissste
Las familias de los trabajadores, lograron obtener créditos para la vivienda por medio de Infonavit o Fovissste
(Foto: Cuartoscuro)

El siglo XX significó un avance formidable para los trabajadores del mundo. Los que no tienen más que su fuerza de trabajo para ganarse el sustento, pudieron alcanzar en ese entonces las más grandes conquistas sociales de que se tenga memoria.

Primero que nada, alcanzaron el derecho a organizarse, a contar con un sindicato que los protegiera y defendiera. Los sindicatos proscritos hasta finales del siglo XIX lograron que los patrones y el estado llegaran a reconocerlos como entes con personalidad propia capaces de hablar por todos y discutir con el patrón y el estado la situación laboral, salarial y asistencial a que estaban sujetos. Así fue como con el tiempo alcanzaron mejorar su salario y estampar en las normas jurídicas su carácter remunerador. Es en el siglo XX que los trabajadores conquistaron el derecho a la salud y la jubilación, así como el derecho a revisar las condiciones de trabajo y a exigir indemnizaciones por accidentes ocurridos en el camino hacia el centro donde se labora o al interior de él. Las familias del trabajador fueron sumadas al derecho a la salud hasta alcanzar la mayoría de edad y se logró además que se les concediera un crédito para la vivienda. Millones de ellas fueron edificadas en todos los rincones del país por medio del Fovissste o del Infonavit, instituciones públicas encargadas de financiar, construir y entregar las viviendas nuevas a sus nuevos dueños. Cosa que hoy han dejado de hacer entregando ese negocio a los particulares.

Es el siglo en el que la mayoría de los países reconoció en sus leyes fundamentales el derecho de huelga en caso de que sus justas demandas no sean atendidas, a fin de lograr el equilibrio en la producción. La huelga, a pesar de que ha sido hasta hoy la mayor herramienta legal del trabajador para defender sus conquistas y mejorar su situación cuando la explotación se vuelve crítica, ha sido una de las más grandes conquistas del campo del trabajo ante el capital.

Lo anterior fue posible gracias a la fuerza organizada de los trabajadores como producto del desarrollo de la teoría marxista, la aparición y divulgación del Manifiesto Comunista y la creación de partidos políticos de clase. Los grandes movimientos reivindicatorios ocurridos en toda Europa y combatidos a fuego y sangre por la reacción logró hacer que, después de las dos grandes conflagraciones, de la primera mitad del siglo de referencia, los sindicatos fueran reconocidos y el derecho a la jornada de ocho horas con un día de descanso semanal fueran posibles.

En el ocaso del siglo XX y ante el embate del capital que fortaleció su dominio como consecuencia de la caída del socialismo real (léase la URSS), el debilitamiento de la lucha obrera y el desarrollo de la ciencia y la técnica que logró globalizar el comercio mundial y limitar a su mínima expresión a las organizaciones sindicales, ha llevado a una nueva etapa cuyas características en el mundo del trabajo son precisamente un proceso a la inversa que parece incesante y que, al menos en el horizonte cercano, no presentará cambios drásticos.

Estamos ante una contraofensiva del capital sin parangón en la historia moderna. Dueños de los medios del capital, las grandes corporaciones financieras y manufactureras han desarrollado una campaña contra los trabajadores permanente, sobre todo contra sus organizaciones sindicales a muchas de las cuelas se encargó y se encarga de corromper, con la intención de socavarlas, presentarlas ante los propios trabajadores más como un mal que como una ventaja para ellos.

En esta dinámica, las organizaciones sindicales se debilitaron y con ello se creó un marco de vulnerabilidad enorme que ha facilitado la contraofensiva de que hablamos. Así es como se ha perdido en los hechos del derecho de huelga, la cual se ha visto limitada en la normatividad a los recuentos ante el patrón; como a sindicalizarse, como hoy ocurre en el SNTE, con los trabajadores de la educación y la Ley del Servicio Profesional Docente.

Pero más allá de eso, los trabajadores han visto cómo los sindicatos desaparecen o son golpeados por la ley del Estado y sus fuerzas represivas, cómo han disminuido los trabajadores sindicalizados y han aumentado aquellos que viven en la informalidad o trabajan por contrato o en el espacio de la tercerización o el llamado outsourcing. La contraofensiva nos habla de un brutal despojo de los derechos conquistados por las luchas de los trabajadores. Contratos a prueba, jornadas por horas, disminución de los derechos de salud y de la pensión o jubilación y evaluaciones recurrentes como medida para acometer el despido. Los trabajadores son polivalentes y mientras mayor disposición muestren para hacer las labores que se les indiquen, mayores posibilidades tienen de mantenerse en el trabajo. No se diga de la caída salarial y las repercusiones en el nivel de vida de las familias trabajadoras, al caso de desmantelarla para que todos trabajen y así se logre garantizar que se cubran las necesidades básicas para la vida.

Este es el siglo, al menos en esta primera mitad, de la barbarie, como lo afirmara Metzaros, el gran filósofo húngaro, para referirse al capitalismo actual depredador y destructor de la vida en el planeta. Es hora de que los sindicatos despierten y que inicien una cruzada global por el trabajo y en defensa de los derechos conquistados históricamente por la clase. ¡Socialismo o barbarie!

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)

El derecho social a decidir y las perversiones de la Suprema Corte de (in) Justicia de la Nación

Juan Pérez Medina

El narcoestado y la descomposición social y humana en México

¿Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa?

¿Elecciones en Michoacán?

En honor a los caídos en Ciudad Madera, Chihuahua, el 23 de septiembre de 1965

¿De qué tipo de fervor patrio estamos hablando?

El año de la evaluación, el año que estamos en peligro

El Estado en quiebra

¡El regreso a clases!

Germán Martínez, el despreciable estúpido y los panistas de la Vela Perpetua

Corrupción en el gobierno y su clase económica ¿Cuál de ellos cerrará la puerta?

Confesos el diputado Ernesto Núñez y el edil Juan Carlos Campos: ladrones, corruptos y cínicos que deberían estar en la cárcel

La contrarreforma energética: regresa 74 años después el petróleo a sus antiguos dueños

2015: El festín electoral que viene

Relevos en SEE, vaticinios de una encrucijada con más de lo mismo

AMLO, el político opositor más importante de México

Fausto: el gobernador que nunca fue

Mentirosos Primero: La manipulación de la conciencia

Fin al abuso, otra vertiente de la estrategia en contra de los maestros

Los trabajadores de la educación vs la LGSPD: miedo, incertidumbre y soledad

Entre el temor, la incertidumbre y la soledad: los trabajadores ante la implementación de la Reforma

Día del Maestro: la precarización sin precedente de la labor del maestro

El robo de las aportaciones pensionarias de los trabajadores de la educación por parte del gobierno del estado

La situación de los trabajadores en 2014 peor que 1886

Día del Niño: entre la pobreza, la marginación y la violencia

Por siempre Gabriel García Márquez

La catástrofe capitalista michoacana

La crisis capitalista: sin salida

Golpes exportados

Venezuela está pariendo revolución

La acción tutorial en educación a través de la historia

Inventario de JEP

2014, otro año que estaremos en peligro

La tragedia de México

¡Malditos!