Alma Gloria Chávez
Aprendiendo de los oficios
Sábado 13 de Agosto de 2016

Yo no sabía que era capaz de hacer todo esto que he aprendido aquí.

Verónica Corona Gaytán.

A- A A+

Quien sabe un oficio podrá poner pan en la mesa
Quien sabe un oficio podrá poner pan en la mesa
(Foto: Archivo)

“Enséñame tu oficio” es el nombre del proyecto multidisciplinario que se ha venido desarrollando desde el año anterior en el Museo de Artes e Industrias Populares de Pátzcuaro (INAH) con bastante aceptación por parte de la comunidad convocada.

Multidisciplinario, porque ha sido posible con la concurrencia de distintos actores que involucran, lo mismo instituciones culturales federales que estatales que aportan los recursos económicos, Dirección y personal del museo sede, así como promotoras culturales afines a sus propósitos. Además, claro está, de artesanos y artesanas de distintas localidades de la región que atraen la participación de niños, jóvenes y adultos de nuestro municipio y algunos cercanos.

En el transcurso de 2015 se realizaron 28 talleres artesanales sabatinos de manera completamente gratuita, siendo posible con la aportación recibida del Programa Especial de Acción Cultural Michoacán denominado Cultura para la Armonía, siendo la Secretaría de Cultura del estado y la Dirección General de Culturas Populares las instituciones convocantes. Este año la continuidad de “Enséñame tu oficio” corrió por cuenta del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC) que, habiendo aprobado el proyecto presentado, dio inicio a partir del mes de mayo en sesiones sabatinas con duración de 10:00 a 13:00 horas, mismas que concluirán en el mes de septiembre con un total de 23 talleres y una charla sobre la Fiesta del Corpus (o de los Oficios), generosamente ofrecida por el historiador Eugenio Calderón Orozco.

Siendo el Museo de Artes e Industrias Populares uno de los pocos recintos en el estado que se ocupan de las artes y los oficios de la cultura purépecha, estos talleres brindan la oportunidad no sólo de ofrecer el espacio idóneo para el encuentro de quienes tienen como oficio técnicas artesanales reconocidas, sino además, mediante la hechura de algunas sencillas piezas, los participantes en cada una de las sesiones van siendo guiados por estos maestros que a través de la vida y la experiencia han adquirido destrezas admirables. Por lo general, antes o después de cada sesión se efectúa una visita a la sala que brinda contexto al taller programado.

A la fecha se han desarrollado dos talleres de instrumentos musicales, uno de flores de papel crepé, dos de papalotes tradicionales y dos de papel picado. La técnica del bordado rococó requirió dos sesiones, las fibras vegetales, tule y panikua, así como la chuspata, fueron trabajadas en tres sesiones. En la juguetería hemos tenido las muñequitas de Zirahuén y los camioncitos de Quiroga. Para el deshilado se ocuparon tres sesiones. En los sábados posteriores tendremos “Trasteros con pilón”, juguete tradicional de madera, dos sesiones de figuras de azúcar y finalizaremos con dos talleres de piñatas.

Roberto Báez, de Erongarícuaro; Irma Nelia Molina y Rosa María Méndez, de Pátzcuaro; Martín Andrade, de Tzurumútaro; Rosalío García, de Puácuaro; don Faustino, Paula y Aimé Guzmán, de Tzintzuntzan; doña Luisa Alcántar, de Zirahuén, y Mari Cruz Molina, de Nocutzepu, son quienes se han encargado de orientar, guiar y acompañar las dudas, tribulaciones y entusiasmo de grandes y pequeños cuando toman entre sus manos el material que se transformará en una pieza concebida para el juego, el uso y el disfrute. Las edades de nuestros participantes van de los cinco a los 75 años y algunos confiesan que es “la primera vez que acuden al museo”.

“Esta muñeca yo no la vendería ni por 200 pesos”, exclamó triunfante alguien al ver terminada la pequeña figura de una mujer (hecha con un trozo de madera y trozos de tela) que al jalar un hilo que atraviesa la base donde es colocada, parece mover lo que se cocina en una ollita de barro. Y la sorpresa de quienes participaron en ese taller (que duró un poco más de las tres horas) resultó mayúscula al escuchar a doña Luisa Alcántar comentar que a su esposo y ella se las pagan “a quince pesos por docena”.

Algo similar ha ocurrido en los demás talleres: vamos de sorpresa en sorpresa, escuchando historias de esfuerzo, de carencias, de incomprensión… pero también llenas de gratitud por quienes les heredaron el oficio, de cariño por lo que se hace y de satisfacción.

“Cuando se tiene un oficio no faltará el pan en la mesa”, escuché alguna vez decir a una amiga alfarera. Y de eso hablamos cuando, durante los recorridos por las salas del museo (y sobre todo acompañando a grupos escolares), hacemos mención del “trueque” o intercambio de los productos fruto de algún oficio. Quien tiene un oficio por lo general se encuentra inmerso en una red social que propicia el cambio de lo que cada quien produce, por lo que se necesita y sin la utilización del dinero. Y son estas personas sencillas quienes siguen dando vida al auténtico “mercado de valores”, entendiendo que en éste se valora y se respeta el trabajo del otro.

Los talleres artesanales en el Museo de Pátzcuaro propician el encuentro y el diálogo con quienes, teniendo un oficio (que deviene artesanía), también comparten sus especiales formas de ver y vivir la vida, que con frecuencia resultan ignoradas por quienes habitan espacios urbanos como el nuestro.

La mayoría de las personas involucradas en estos talleres de encuentro y aprendizaje han mostrado un auténtico interés por estas actividades educativas que, sugieren, deberían(mos) seguir promoviendo y organizando. Para quienes desde el museo contribuimos a la apertura de estas experiencias concretas para el intercambio de aprendizajes cada taller resulta idóneo para la estimulación de la reflexión, la creatividad y el respeto… por lo propio, por lo que nos enorgullece e identifica, culturalmente hablando.

Sobre el autor
Alma Gloria Chávez Castillo. Oriunda de Pátzcuaro, realizó estudios formales en el lugar. Por interés personal complementó su formación con actividades artísticas como la pintura, la danza, el teatro y la pantomima. Su vocación de servicio le ha llevado a promover o insertarse en espacios culturales orientados a niños/as y jóvenes. Ha sido colaboradora fraterna con organizaciones indígenas de la región a través de espacios radiofónicos y prensa escrita. Promotora de lectura y cuenta-cuentos, fundadora y activista de grupos de mujeres, vive anhelando una sociedad libre de violencia.
Comentarios
Columnas recientes

Mujeres disidentes

De las crónicas del lago

Fecha para adultos mayores

Proyectos contra la vida

La cultura: un derecho esencial

Turismo y cuidado del entorno

Contando y recordando

Entre costuras

A ejercer ciudadanía con responsabilidad

Apuntes para una historia

Construir la democracia

El maque y su decoración

Soy el museo de Pátzcuaro

Maternidad: desde adentro

La cruz: símbolo a través del tiempo

Festejo por los libros, sus autores y lectores

Un 19 de abril de 1940

Cuando se siembran ideales

Rituales de la Semana Mayor

Ofrenda para Itsii (agua)

La utopía quiroguiana

Buscadoras de vida

Dos maestros reflexionan

Violencia entre adolescentes

Metalurgia en Michoacán

Envejecer con dignidad

Dar sentido a la vida y a la muerte

Cuidar o atender a otros

Festejos de tradición

Atentar contra la seguridad

Los diarios de María Luisa Puga

Nombrar es crear

Sida, cuando el diagnóstico es tardío

25 de noviembre: ¿por qué esta conmemoración?

Mis recuerdos de Teresita

Un guardián del lago

Defensa de la Madre Tierra

Un panteon peculiar

Hambre en el mundo

Recuerdos de un 2 de octubre

Hablemos de un hombre honrado

Cuando la naturaleza grita

La Coalición Nacional de Jubilados Pensionados

Desapariciones forzadas en México

Ejemplos sindicales

Cuando de educación se habla

Pueblos originarios

Ejercitar la ciudadanía

Violencia colectiva

Seguridad ambiental

Sobrevivir la adolescencia

La medicina de la naturaleza

Medio ambiente: nueva visión

Nuestra salud, nuestro derecho

Por el día de los museos

Maternidad desinformada

Por la cruz, a la luz

Hablar de “indianidades”

Altares para La Dolorosa

Trabajadoras del hogar

Aqua sum, agua soy

Ecología integral

Mujeres, pequeños testimonios

Francisco J. Múgica: un documental

Con perspectiva de género

Los toritos en tierra purépecha

Una auténtica “bolsa de valores”

LXXVIII Aniversario del INAH

Por el camino de la ética

Quien ama al árbol respeta al bosque

Pastorelas en Michoacán

El tiempo: medida de hombres

Nana Iurixe

Día Internacional de Lucha contra el Sida

Nombrar es crear

El respeto a las diferencias

Morir por mano propia

Celebración a nuestros difuntos

Nivel educativo, a la baja

De alta peligrosidad

ISSSTE de Pátzcuaro: Un día especial

Día del Maíz

Nuestro derecho a la cultura

Infamias globalizadas

Educacion para la paz

Esfuerzo, disciplina y amor

Maravillosamente: mujeres

Aprendiendo de los oficios

El pensamiento del doctor Bach

Fiesta de los Oficios

El trabajo del hogar

Jornadas de Peritaje Antropológico

Alerta de Género: consideraciones

Defender la educación

Gastronomía

Feminicidio

Día Mundial del Medio Ambiente

La salud de la mujer

Celebremos la diversidad cultural

Para quien educa

Mujer y madre

Día del Libro y la Rosa

Elenísima

Hombre de probidad

Trabajadoras/es de lo invisible

Ser mujer… Y no quedar en el intento

Amnistía Internacional: 45 años

Diálogo interrumpido, acuerdos incumplidos

El palacio de Huitzimengari

El palacio de Huitzimengari

Jorge Reyes: Siete años

Viejos rituales, nuevo ciclo

Desapariciones en Mexico

La inaceptable violencia

Desde tierras orientales

La medida del tiempo

Los Nacimientos en México

Cuando la fiesta es un ritual

Campaña “16 días de activismo”

Defender nuestro legado cultural

El hostigamiento es sinónimo de violencia

Mario Agustín Gaspar

Tributo a la vida a través de la muerte

Discriminacion

Votamos y participamos

Recordando a doña Caro

Para una cultura de paz

Caminos hacia la paz

Cuando una mujer disiente

En recuerdo de Palmira

Abuso de la cesárea

Abuelas (anecdotario mínimo)

De raíz p’urhé

El Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Celebrando el XV Aniversario de Decisiones

Territorio de volcanes

Cherani K’eri

Gobiernos incluyentes

Ejercer ciudadanía con democracia

La salud: cosa nuestra

La salud: cosa nuestra

Defender recursos naturales

Ser maestro y no quedar en el intento

Maternidad adolescente

Galeano: siempre recordado

Talleres artesanales en el Museo de Pátzcuaro

“Fue niña”

Al Quds: Jerusalén

Trabajadoras del hogar

“Non omnis moriar”