Rafael Mendoza Castillo
SPUM, universidad y neoliberalismo
Lunes 29 de Febrero de 2016
A- A A+

Los que vimos nacer al Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana el 13 de octubre de 1976, recordamos, no hay que olvidar, que antes de su fundación, el trabajador académico estaba laboralmente indefenso ante la autoridad universitaria o patrón; además, las formas en que se incrementaban las horas académicas quedaban sujetas al arbitrio de la autoridad o de grupos que actuaban de manera clientelar, defendiendo siempre sus intereses particulares. Había casos donde la fuerza y la astucia eran elementos decisivos para el reparto de horas y momentos en que algunos profesores asaltaban los salones de clase y a la razón misma. A estos hechos les llamo el estado de naturaleza o la era Hobbes. Deseo que esto último ya esté superado en este momento histórico.

Ante ese panorama de arbitrariedades, de nepotismos, de clientelismos e injusticias laborales, un grupo de nicolaitas, con conciencia clara y distinta, sin ser hijos de Descartes, pero con un pensamiento crítico en lo político, con ideas progresistas, democráticas, se dieron a la tarea, nada fácil, de constituir el sindicato (13 de octubre 1976), con la intención de mejorar las condiciones de trabajo e instaurar un contrapoder de los trabajadores, como legítima defensa de sus intereses y los de la Universidad, bajo un núcleo de ideas regulativas tales como la libertad de cátedra, la igualdad, la dignidad, la justicia social, la transparencia, la solidaridad, la democratización, la defensa de la autonomía universitaria, de investigación y la difusión cultural en la Casa de Hidalgo.
Los anteriores sentidos éticos, morales y políticos permitieron una clara identificación de los trabajadores en torno al nacimiento del SPUM. Aunado a lo anterior, el Contrato Colectivo de Trabajo se convierte en el contenido fundamental que le da al sindicato la verdadera razón histórica y social de su existencia, incluida, por supuesto, también la defensa de la educación pública en la Universidad Michoacana.

La historia del SPUM, desde su fundación, no ha sido, en lo que se refiere al comportamiento de sus dirigentes, reveladora de congruencia entre el decir y el hacer, de transparencia, de honestidad, de tolerancia, sino más bien ha prevalecido la opacidad a la hora de entregar los estados financieros. En lo político hubo dirigentes que actuaron, los menos, muy colaboracionistas y entreguistas con el interés de la autoridad universitaria y llegaron al grado de afectar algunas conquistas sindicales. La mayoría de ellos, más o menos, defendieron la independencia y autonomía del sindicato.

En la Declaración de Principios del SPUM se esboza un tipo de política, muy cercana a lo liberal, lo progresista, lo democrático (lo políticamente correcto: igual al orden), hacia la izquierda. Algunos comités se han olvidado de ella y se han instalado en las acciones administrativas, las cuales han encerrado al sindicato en el gusto por mantener el orden establecido. Recordemos que toda técnica administrativa o de planeación pretende controlar a las personas para que éstas no vayan más allá de los parámetros o límites que el propio poder de dominación y de explotación construye. Se observa que el fenómeno burocrático aleja cada día más a la organización sindical de la acción política constituyente como vía para transformar la realidad del sindicato y de la Universidad.

Lo administrativo y burocrático hoy envuelven al SPUM
Lo administrativo y burocrático hoy envuelven al SPUM
(Foto: Especial)

Lo administrativo y burocrático hoy envuelven al SPUM. Estos fenómenos son el resultado de la ausencia de una política sindical basada en principios éticos, cívicos y morales disruptivos, orientados a la defensa del interés público, de lo colectivo, de lo solidario. Ante esa ausencia se coloca el individualismo, el egoísmo, que han venido destruyendo la idea de comunidad. No sólo se privatiza lo material, sino también la conciencia.

Es importante que los sindicalizados dejemos atrás la miseria de la política que hoy invade al SPUM y que se instalen, o nos instalemos, en la construcción de un contrapoder donde coincidan fuerzas democráticas, progresistas y de izquierda en torno a un programa de reivindicaciones que incluya las demandas de la Casa de Hidalgo, los sindicatos y los estudiantes.
Si el actual comité del SPUM continúa privilegiando lo administrativo y lo privado sobre lo político, que es lo público, entonces la sumisión se constituye en el paradigma de servicio al orden y sus dueños. Con ello pierde su razón de ser, de existir, la organización sindical. De suceder esto, perdemos la libertad, el pensamiento crítico, la capacidad de hacer la historia, la conciencia rebelde y el dejar pasar y el dejar hacer matan el hacer acontecer, lo nuevo.

Los compromisos en lo oscuro que el actual rector Medardo Serna González ha tenido con el Congreso del Estado, con el gobierno en turno, con la Comisión de Rectoría, en cuanto a la modificación de la Ley Orgánica, sobre todo en su artículo 29, donde se menciona “que los trabajadores con 25 años de servicio tienen derecho a jubilarse con una pensión que no será menor al salario integrado que perciban al momento de su retiro, más los aumentos acumulados en los términos del reglamento correspondiente y los contratos colectivos”, violentan la autonomía de la institución, derechos y conquistas de los trabajadores.

El actual rector Medardo Serna no accedió al poder universitario bajo un proceso democrático, sino producto de un dedazo del gobierno en turno, vía la Comisión de Rectoría (correa de transmisión). No es producto de la comunidad universitaria, integrada ésta por docentes, estudiantes y administrativos. Todo compromiso que viene asumiendo Medardo Serna ante el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial violenta la autonomía universitaria ya que deja de lado, los ignora, a los actores o sujetos donde aquella se deposita, que es la comunidad universitaria, constituida por sus autoridades, trabajadores académicos, administrativos y alumnos. Medardo Serna es una voz pero faltan las demás, la mayoría.

La reglas neoliberales ya llegaron desde hace tiempo a la Casa de Hidalgo. Sus dogmas son achicar al Estado, privatizar lo público, reducir el gasto público, desregular (Ley Orgánica) todo aquello que impida el libre mercado o los monopolios. Deseo que los sindicatos SPUM, SUEUM, sus integrantes, sus direcciones, y los estudiantes se coloquen a la altura de las circunstancias, situaciones y condiciones que hoy son adversas a la Casa de Hidalgo. La batalla empieza, nicolaitas, dejemos la apatía y la indiferencia. No es poco lo que se pierde. De no luchar, perderemos parte del patrimonio universitario y sindical, valores de carácter moral, histórico y cultural (artículo 6 de la Ley Orgánica). Otro mundo es posible.

Sobre el autor
1974-1993 Profesor de Lógica, Historia de las Doctrinas Filosóficas y Ética en la Escuela Preparatoria “José Ma. Morelos y Pavón” , de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1977 Profesor de Filosofía de la Educación en la Escuela de Filosofía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, Mich. 1990-1993 Asesor de la Maestría en Psicología de la Educación en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José María Morelos”. 1993-2000 Coordinador de la Maestría en Sociología en el Instituto Michoacano de Ciencias de la Educación “José Ma. Morelos”. 1980 Asesor del Departamento de Evaluación de la Delegación general de la S.E.P., Morelia, Mich.
Comentarios
Columnas recientes

Razones para una nueva reforma educativa

La cuarta república hereda instituciones fetichizadas

Preguntas permanentes sobre la vida y la muerte

Liberemos el espacio de lo público

Ética crítica para la cuarta transformación

Cultura y memoria para la cuarta transformación

Batallas por la historia: el 2 de octubre de 1968 no se olvida

Hidalgo, la libertad y el fin elegido

Hidalgo, la memoria y la Universidad Michoacana

Educar y gobernar en la cuarta transformación

Política y ética para la cuarta transformación

Emancipación humana y pedagogía crítica

Autogestión, ética y pedagogía clínica

Perspectiva epistémica del sur para la cuarta transformación

Educador popular para la cuarta transformación

La educación como fundamento social y no como medio

La cuarta transformación con sujeto histórico

Razones para una nueva política educativa

El pensamiento crítico

Pablo González Casanova y las ciencias sociales

La oligarquía financiera no quiere dejar el poder

Lo que ocultan las campañas políticas

Campañas políticas, subjetividad e intelecuales

Ética y política con fundamentos, con principios

Campañas políticas, el capital y la dominación

El discurso tecnocrático oculta el despojo de la nación

El tiempo y el espacio como negocio

La lucha teórica y política por la educación

El neoliberalismo produce relaciones de explotación

El feminismo es un humanismo

Lo que sucede cuando la crítica y la participación se ausentan

La batalla teórica y política del normalismo

El Estado al servicio del capital

Las instituciones al servicio del neoliberalismo

Instituciones y presupuestos discrecionales

Ideas para liberar lo educativo

El lenguaje público como derecho humano

El poder, el valor y el capital

El contenido de lo educativo no es neutral

Transformemos al capitalismo corporativo y sus instituciones

¿Quién lleva las riendas en el país?

La infancia en el neoliberalismo

Las instituciones al servicio del proyecto de pocos

Pensar en la muerte es pensar en la vida humana

El poder y los fines de la educación

Estado laico e Iglesia católica

Necesidad de conciencia crítica y de sujeto

El neoliberalismo y la doctrina del shock

Modernidad, ¿para quién?

Se privatiza el contenido público de la política

Política, imaginario y educación

La vuelta al yo y la muerte del otro

Investigación educativa, poder y cultura

Relación pedagógica en la política y la cultura

La intimidad de lo educativo

Felicidad y bienestar, ¿para quién?

El sujeto de la educación y la profesionalización

Es necesario detener el neoliberalismo depredador

Racionalidad instrumental y transparencia

Conflicto entre la seguridad y la libertad

El poder del capital vigila y castiga

La memoria histórica amenazada

Democracia liberal, poder y verdad

La veda electoral se sustituye por la noticia

Sindicalismo y neoliberalismo en la UMSNH

Los riesgos de la escritura, la lectura y el pensar

15 de mayo y la lucha sigue

Violencia y pobreza contra la niñez mexicana

La impunidad y la corrupción como espectáculo

La lucha entre lo pesado y lo ligero

Estado, poder y oligarquía

El poder domina y produce fantasías

La libertad, ¿para qué y para quién?

Reforma en la UMSNH y el solitario de Rectoría

Reforma integral en la UMSNH o nada

Reforma en la UMSNH, ¿para qué?

El coro, la moral y la educación

Izquierda y derecha, ¿para qué?

La lucha entre la verdad y la post-verdad

Lucha política y crisis de identidad

La dignidad es un principio, no es un medio

No está en la mochila, sino en el sistema neoliberal

El capitalismo corporativo despoja a la nación

Construir una nueva formación social

Modificar el artículo 29 y suspender garantías

Capitalismo, Consumo y Emociones

Ética crítica y educación liberadora

Globalización y sindicalismo en la UMSNH

Palabras que engañan y mienten

La lucha entre lo reiterativo y lo disruptivo

Trump y la unidad de la oligarquía mexicana

Bloqueo histórico e individualismo obsesivo

El malestar de la vida y la muerte

Pensamiento político de Lázaro Cárdenas del RíoPensamiento político de Lázaro Cárdenas del Río

El poder de explotación y el otro

Los enemigos de la praxis de la liberación

2 de octubre y Ayotzinapa no se olvidan

La relación de poder en la UMSNH

La lógica del capital y la política

El Estado laico y la Iglesia católica

Trilogía de la oligarquía financiera

El neoliberalismo y la causa de los niños

Pensamiento crítico y moralidad

Ética y educación emancipadoras

El poder de explotación y la educación

Lo imaginario y el capital

La ética disruptiva y la educación

Pensar la educación y la pedagogía

El poder de explotación y la educación

El poder autoritario y lo social

El capitalismo corporativo y lo público

El poder de dominación y la Reforma Educativa

Razón ficticia y democracia representativa

El pensamiento único del prianismo

Política y educación, ¿para qué?

La política también se corrompe

La autonomía del saber, ¿para qué?

Pactos, ¿para qué?

La relación de explotación y la infancia

La UMSNH y su autonomía

Escribir, ¿para qué?

Del Estado de excepción al Estado de rebelión

Reforma, jubilación y pensión en la UMSNH

El normalismo: defensa teórica y política

El normalismo: defensa teórica y política

El capitalismo destruye lo humano y la naturaleza

SPUM, universidad y neoliberalismo

Opción a la educación crítica

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

Reflexiones sobre la visita del Papa Francisco

La acumulación de capital en pocos

La desconfianza y el desánimo

Neoliberalismo, corrupción y narcotráfico

Reflexiones sobre el orden sexual

Necesidad de la pregunta y necesidad de conciencia

Ante el autoritarismo, la razón y el argumento

La formación es de naturaleza política

El derecho del orden de Aurelio Nuño Mayer

Evaluar para individualizar y normalizar

Las Normales y el pensamiento único

Poder, vida y muerte

El poder, el diálogo y el nuevo comienzo

Las Normales y el gerente de la SEP

Las Normales y el autoritarismo (Primera parte)

La privatización de lo público

El Papa Francisco y la Iglesia católica

El diálogo como mecanismo administrativo

Las tribus del SPUM

Los retos del “nuevo comienzo” Segunda parte y última

Los retos del “nuevo comienzo” (primera parte)