Gilberto Vivanco González
Precios al alza, Peña Nieto a la baja
Viernes 5 de Agosto de 2016
A- A A+

En México, ¿quiénes sufrirán más las penurias económicas?, ¿los empresarios que protestan por las consecuencias del movimiento magisterial, provocado por el gobierno federal, o millones de personas que ven rebasado su raquítico salario ante la escalada de aumentos provocados, entre otros factores, por incrementos a gasolinas, al diésel y a la luz?

La respuesta es obvia, sin dejar de reconocer que un país con graves problemáticas sociales golpea a la iniciativa privada tanto en los negocios, en las industrias, así como en la desconfianza para invertir. No obstante, ambos fenómenos son claras señales de que las cosas no caminan bien en nuestra nación, son claves inequívocas de la falta de capacidad, de solidaridad y de habilidad política de quienes tienen la responsabilidad de conducir a buen puerto una República que no ha encontrado un gobierno que dirija lo mejor posible su travesía por falta de seguridad pública y social, de empleos y alejado de valores elementales para la convivencia familiar, entre múltiples complicaciones.

A lo anterior habremos de sumar una percepción general que corre en el ánimo de la gente y que es tema recurrente en núcleos y redes sociales: la desconfianza en el gobierno, tanto en lo que dice como en lo que hace. Toda acción gubernamental se toma con pincitas porque es más fácil que vuele, que se esfume, a que se sostenga, perdure o sea de auténtico beneficio popular. El caso más reciente tiene que ver con las declaraciones de Peña Nieto hace algunos meses, cuando anunció con bombo y platillo que los energéticos no volverían a incrementarse gracias a las reformas estructurales; no obstante, ha ocurrido lo contrario, con las consecuencias que todos sabemos. El caso de la luz es otro ejemplo de ello, aunque no trastocó la de uso doméstico, no deja de impactar en varios sectores de la sociedad como negocios o empresas, que a final de cuentas hacen que el consumidor final pague los platos rotos. Le pueden llamar ajuste, estabilidad o paridad con los precios internacionales, como quieran y manden pero no dejan de ser incrementos que golpean la economía familiar y hasta empresarial; además, como ya lo hemos puntualizado, laceran la confianza gubernamental y este efecto se refleja en todos los órdenes de la vida nacional.

El aumento de la luz es otro ejemplo de ello, aunque no trastocó la de uso doméstico, no deja de impactar en varios sectores de la sociedad como negocios o empresas.
El aumento de la luz es otro ejemplo de ello, aunque no trastocó la de uso doméstico, no deja de impactar en varios sectores de la sociedad como negocios o empresas.
(Foto: Cuartoscuro)

Son unánimes los reclamos y las inconformidades contra la administración federal, donde la Presidencia de la República, las secretarías de Hacienda, de Gobernación y de Energía son las más cuestionadas; por lo tanto, a sus titulares les ha llovido en su milpita una lluvia que puede trastocarlos para 2018; todos sabemos que a menos que traigan un as bajo la manga, que por supuesto no será Ochoa Reza, líder del PRI nacional, Osorio Chong, de Gobernación, y Luis Videgaray, de Hacienda, están más que apuntados para abanderar al tricolor en la batalla para preservar Los Pinos, pero en estos momentos ambos están muy desgastados, el primero porque no ha podido resolver el conflicto magisterial ni detener la inseguridad en el país, y el segundo, Videgaray, porque nadie cree en las bondades financieras que presume para México y porque además ha hecho declaraciones sin sentido en relación con que cualquier persona con un salario mínimo puede mantener holgadamente a su familia. Cómo se ve que los funcionarios gubernamentales no viven las penurias de la mayoría de los mexicanos, de ahí su explicable, pero no aceptable, insensibilidad.

Volviendo al aumento de los energéticos, debemos señalar que no extraña para nada que personas afines al Revolucionario Institucional, conociendo los efectos negativos en el pueblo, traten de justificar la acción con una serie de elementos técnicos, que sólo tienen la intención de envolver y confundir a la gente para que cambie su apreciación sobre los incrementos; por ejemplo, aquí en Michoacán la diputada priista Adriana Hernández Íñiguez externó, según nota publicada por la agencia Quadratín, que: “Pese al incremento que tuvieron la gasolina y al diésel a partir del 1º de agosto, su precio real es menor al que tenían en 2015. Además puntualizó que la diferencia entre ese incremento y los anteriores gasolinazos es que este no tiene que ver con una política pública sino que obedece a estándares internacionales y cuando gobernó el Partido Acción Nacional los aumentos eran mensuales por un decreto presidencial. La diputada por el Distrito de La Piedad indicó que en la pasada Legislatura federal se aprobó una modificación a la ley para que hubiera un estándar o un tope tanto para subir como para bajar que se adaptara a precios internacionales”. Vaya justificación de la diputada, o sea que no hubo un incremento, puesto que según ella, estaba más cara en 2015. La verdad de todo es que hace cuentas mochas y referencias políticas que la gente poco entiende y mucho menos cree; así que no hay de otra, el aumento existió, se mintió a los mexicanos, Peña Nieto quedó como el protagonista de la mentira y Adriana Hernández como la abogada del Diablo.

La nota concluye señalando: “El precio de los combustibles en México se mantiene por debajo de países de América como Canadá, Costa Rica, Guatemala, Chile, Brasil, Argentina e incluso en el estado de California, en Estados Unidos, así como en Europa y Asia”. ¡Vaya, vaya, pues qué esperan para volverlos a subir!, ¡no debemos quedar rezagados!, esto nos recuerda cuando México quedó en segundo lugar de los países con mayor corrupción, quizá lo fue porque dio una lana para que no lo pusieran en primero… pero eso sí, por si acaso, está haciendo todo lo necesario para lograr con honores la primera posición. Pobres de nosotros, tan lejos del cielo y tan cerca de Trump, de Clinton y del PRI.

Puntualizamos para finalizar que en México el horno no está para bollos, la situación es complicada, por un lado la escalada de precios está deteriorando la endeble economía popular, aunque el gobierno insista en que estamos en Jauja y por el otro, es claro que si Peña Nieto tenía un índice de aceptación por los suelos, con los acontecimientos actuales, en la próxima encuesta estará localizado en el sótano público, aunque tiene la ventaja de poseer un antivalor, muy concurrente en la política mexicana, que se llama cinismo y que en Argentina, ante el repudio de su visita, lo bautizaron como “sinvergüenza”.

Abraham Lincoln sentenció: "Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo"; en tanto Thomas Macaulay reflexionó: “El político debe hablar y obrar muchas veces sin haber pensado ni leído. Cualquier semejanza con la realidad”. No es coincidencia.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas