Gilberto Vivanco González
Vivilladas
SEP-SNTE, diálogo teatral
Viernes 15 de Julio de 2016
A- A A+

De buenas a primeras, como por arte de magia, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tuvo la “osadía” y la “vergüenza” para “presionar y obligar” a la autoridad federal a revisar todo un conjunto de inconsistencias educativas y atrocidades laborales que tiene la mal llamada Reforma Educativa. Resulta que hasta después de varios meses, los líderes del sindicato oficialista, desde luego incondicional, se dieron cuenta de que en la multicitada reforma existen graves anomalías y una serie de planteamientos que dan al traste con la tranquilidad y certidumbre del gremio magisterial; por lo tanto, “exigieron y aplazaron” a la Secretaría de Educación Pública y a la de Gobernación para hacer una revisión inmediata y que se hicieran los ajustes necesarios. ¿Pues a quién quieren engañar? Los dirigentes del SNTE siempre supieron de las barbaridades que deseaban hacer en contra del magisterio nacional y estuvieron cruzados de manos para no defender a sus agremiados, es más, el SNTE era uno de los interlocutores y activistas preferidos del propio gobierno pues expresaban a diestra y siniestra que el nuevo engendro educativo era lo ideal para una educación de calidad y que respetaba los derechos del trabajador. Mentían a todos los maestros, incluidos a quienes confiaban en ellos, pero ahora se desgarran las vestiduras en favor de los sindicalizados, pero se las desgarraron en vano porque nadie les cree dicho cuento ya que varios fueron los motivos para que asumieran esa teatral e hipócrita postura.

Durante meses, el pueblo de México ha vivido y sufrido las calamidades que provocaron la sinrazón, la insensibilidad y la ausencia de pericia política del gobierno federal que tuvo en la CNTE y en organizaciones afines un ejemplo de lucha, de sacrificio y dignidad en defensa de sus derechos laborales; no sólo eso, lastimosamente tuvo que caer gente inocente en Oaxaca para que abrieran las puertas del diálogo, un diálogo que de haberse realizado con tiempo hubiese regalado mayor tranquilidad tanto a la sociedad como a los maestros y a la propia clase política que enmudeció ante la agitación social pero que gritaba por la supuesta barbarie que ejercía la disidencia magisterial, cuando ellos no son la causa, sino el efecto de un maquiavélico juego que tenía (y tiene) como propósito no una educación de calidad, no la atención primordial para los niños y jóvenes, sino desterrar conquistas laborales, desarticular sindicatos y dejar vía libre hacia la privatización de la tarea educativa. Ante dicho escenario, el SNTE únicamente servía de emisario y operador del gobierno que tiene en Aurelio Nuño a un capataz soberbio, que ante el inicial triunfo de los trabajadores de la educación ha visto caer su arrogancia y su aspiración rumbo a la silla presidencial.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tuvo la “osadía” y la “vergüenza” para “presionar y obligar” a la autoridad federal a revisar todo un conjunto de inconsistencias educativas
El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación tuvo la “osadía” y la “vergüenza” para “presionar y obligar” a la autoridad federal a revisar todo un conjunto de inconsistencias educativas
(Foto: Disse)

Muchos fueron los gritos de apoyo a los mentores, varias las voces de intelectuales que con argumentos precisos debatían en contra de la reforma en cuestión; desplegados y hasta manifestaciones de nobles catedráticos se conocían por todo el territorio nacional, al igual que decenas de opiniones que aparecían súbitamente en las redes sociales ante el silencio y manipulación de medios de comunicación comparsas y cómplices del gobierno.
Ante el movimiento magisterial la clase política se cimbró, no sólo hacemos referencia a quienes fueron los culpables de esta sacudida y que ahora son exhibidos como incapaces, sino a los líderes partidistas que tuvieron la oportunidad de abanderar una causa justa y de corregir lo consensuado con sus representantes en el Congreso y que sin embargo prefirieron observar cómo México se estaba desmoronando más de lo que ya está. Mejor optaron por criticar la disidencia, por mencionar que la ley no se negocia como si ellos fueran tan respetuosos de ella; en cambio, Andrés Manuel López Obrador, con la rebeldía, la habilidad y la sagacidad que lo caracteriza, hizo suyas las demandas magisteriales, hizo propuestas, promulgó desplegados y convocó a una marcha de Morena en la Ciudad de México que reunió a decenas de miles de simpatizantes, de organizaciones y de maestros, convirtiéndola en una monstruosa manifestación que alertó al propio gobierno y puso a temblar a otros institutos políticos que veían cómo Andrés Manuel acrecentaba su capital político rumbo a las elecciones presidenciales, porque nadie puede negar que la afinidad de El Peje llevaba un rédito electoral que bien puede darle resultado.

De modo que el diálogo entre la SEP y el SNTE es una burda estrategia para disimular el fracaso de Nuño y de Peña Nieto ante la obstinada negativa de abrir un diálogo y revisar varios puntos cuestionados, además busca, sin fruto alguno, reposicionar al Sindicato Nacional que dirige por designio oficial Juan Díaz de la Torre y que tiene en cada seccional de la República a otros tantos incondicionales que poco les importa el bienestar del magisterio, tampoco les interesa que en estados como Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Chihuahua, entre algunos más de tradición institucional, los maestros se revelaron porque a final de cuentas iban a padecer los sobresaltos de la reforma. La lucha gremial estaba a punto de colapsar a la nación y esa factura habrá de endosarla al gobierno federal y a partidos políticos mudos que tienen en Mexicanos Primero y en organismos internacionales su máxima jerarquía.

Ahora resulta pues que todos sabían de lo injusto e incoherencias de la reforma, ahora resulta que todos los sectores estaban en favor del diálogo, ahora resulta que el sindicato oficial quiere ser ungido como justiciero de sus agremiados, ahora resulta que Aurelio Nuño, Osorio Chong y Peña Nieto estaban abiertos a la conversación, que los legisladores mudos y sordos por fin abren la opción a modificaciones pertinentes, ahora resulta que hasta Mexicanos Primero sugiere una revisión; pero nadie de ellos le da crédito a quienes hicieron posible que los engaños de la reforma se estén tambaleando: a los maestros que lucharon con decoro, que soportaron desvelos, cansancio, hambre y hasta ofensas del pueblo, pero que hoy deben ser aplaudidos al enseñar que, por imposible que parezca, la unión, la dignidad y el sacrificio en favor de las causas populares tarde o temprano tienen su recompensa. ¿Cuántas luchas faltarán para regresar la paz, el progreso y el bienestar social a un país tan lastimado, tan olvidado como el nuestro?

Vivilladas dice: “En el diálogo la puerta hacia el éxito apenas está entreabierta, cuando se logren desterrar, por ley y por acción, los absurdos de la Reforma Educativa, podremos decir que esa puerta, que también representa el honor y la razón, finalmente podrá retratarse con la silueta de par en par”. Otra lucha está por comenzar.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate

Días gélidos, más fríos para los pobres

Año Nuevo con esperanza… y gobiernos que la matan

Delincuencia, azote permanente

Servicio urbano en Morelia…a medias

Riesgos y muertes de adolescentes por embarazo

Ahora, ¿privatizarán la cultura?

Inquietud en las escuelas Normales

La Secretaría de Educación descuenta a verdaderos trabajadores

Delincuencia común en Morelia, ¡como espuma!

Normalistas, mesura y prudencia

Silvano, promesas contra realidad

Los derechos humanos

Mexicanos Primero, ¡de nuevo a la carga!

Importancia de la prevención civil

¡Viva la dependencia nacional!

Renovados ayuntamientos, renovadas ilusiones

Sociedad actual y adicción

Inicio del ciclo escolar, en duda

Periodismo…peligro latente

El tren, la historia de “siempre serás”

Violencia familiar en el mundo contemporáneo

Gobierno federal… Desconfianza total

Silvano… ¡A cumplir!

Elecciones: de lo imaginario a la realidad

Los Portales de Morelia

Momentos decisivos

ENUF, Medalla Michoacán al Mérito Docente

Trampas electorales

“La enseñanza de las ciencias en crisis”

El pueblo está olvidado

Compra del voto electoral… sociedad que pierde

Las encuestas políticas… ¿Una farsa?

ENUF… ¡Benemérita y Centenaria!

Asentamientos irregulares… reflejo de la realidad

Primaria Juan Ortiz Murillo… Violencia injustificada

Sergio Román Marín… Adiós a un gran comunicador

Gubernatura… todos, en pos de ella

Dignificar la enfermería, humano y necesario

Año Nuevo, nuevas ilusiones

Wilfrido Lázaro… Crítico y proyectivo

20 de noviembre… Sin festejo tradicional

Demanda justa… Exigencia extralimitada

Caso Ayotzinapa, arman el ajedrez

Día de Muertos… Ventana de Michoacán

Michoacán, ¿un paraíso frustrado?

La mujer en la sociedad mexicana

Ayotzinapa… ¿Más terror sobre el terror?

Silvano Aureoles… Más fuerte que nunca

Futbol… Grupo Salinas, el culpable

Niños migrantes… Niños sin futuro

Videoescándalos… ¿Investigación judicial o desquite criminal?

Morelia… palomita para sus jardines

Salud comunitaria… prioridad social

Doctor Mireles y la desconfianza en el gobierno

Poder Ciudadano… Alza la voz

Chequeo médico, normal… cuestión política, suspicaz

Bullying… reflejo social

Museo 11 S… Entre homenaje y mercantilismo

¿Feliz Día del Maestro?

Turismo en Michoacán, a la baja

Día del Trabajo… Festejo limitado

Ser autodefensa… ya es un peligro

Viernes Santo… Inesperado

Gobierno rico… pueblo pobre

Violencia en el futbol mexicano

Delito en Tesorería… Punta de la madeja

ENUF, XXV Coloquio… Encrucijada ante la Reforma Educativa

Escuela Segura… Mucho más que revisión de mochilas