Carlos Enrique Tapia
Migración México-EU
Una impúdica defensa mediática
Miércoles 15 de Enero de 2020
A- A A+

Nada increíble que ciertos medios y comentócratas defiendan a Genaro García Luna y la guerra de Felipe Calderón. Al parecer, años de chayote o dinero fluyendo todavía desde Nueva York, garantizan su defensa mediática. Incluso, columneros autonombrados periodistas descalifican la investigación periodística que documenta algunas acusaciones.

Afirman que el personaje fue ejemplar y encabezó una guerra exitosa contra el narcotráfico. Solo “olvidan” que esa guerra esquizofrénica fue para legitimar el fraude electoral de Felipe Calderón, e implicó miles de muertos, desaparecidos, desplazados, feminicidios. Y todos mexicanos, lo que muestra el desprecio de esa comentocracia.

El fraude electoral de Felipe Calderón ha sido documentado por académicos (José Antonio Crespo, Sergio Aguayo Quesada) y organizaciones opositoras. La guerra esquizofrénica y sus secuelas sangrientas está en las páginas de esa prensa que hoy defiende a un personaje acusado en Estados Unidos de vínculos con narcos.

La acusación en las cortes estadounidenses es cuestionada, pero la comentocracia olvida que el caso en ese país llegó a donde está porque un gran jurado consideró que las pruebas presentadas por los fiscales eran procedentes. Los comentócratas chayoteros suponen que las cosas deberían ser como en México: protección, impunidad e intocabilidad oficial.
Según las crónicas de la época, el personaje se convirtió en el gran policía de Felipe Calderón, acumulando poder por encima de sus atribuciones legales como secretario de Seguridad. Y gente cercana al expresidente, panistas y extranjeros llamaron la atención sobre los vínculos que tenía con la delincuencia organizada.

 Felipe Calderón y Genaro García Luna
Felipe Calderón y Genaro García Luna
(Foto: Especial)

Asimismo, destacan los montajes de casos emblemáticos (Florence Cassez), el encumbramiento de la dueña de Alto al Secuestro, el reparto de fondos públicos a otras ONG que lo ensalzaron, aplaudieron e hicieron caso omiso de sus sospechosos vínculos con el cartel de Sinaloa, y las relaciones perversas con periodistas y una televisora.

Como quiera, la defensa de Genaro García Luna es también la defensa de la guerra esquizofrénica de Felipe Calderón, una estrategia que hoy es cuestionada porque no detuvo ni un ápice el poder de la delincuencia organizada; al contrario, empoderó a unos y combatió a otros, con el baño de sangre que hoy continúa.

B. Desaparecidos y suicidas. La desaparición en México socava la vida cotidiana. Hace algunos años, conocí a una mujer cuyo hijo desapareció sin entender por qué, sin su entorno saber por qué. Jamás regresó y ella enloqueció. También, conocí a un hombre con el dolor de tener un hijo que fue secuestrado, cuya vida dependía de un terapeuta.

En contraste, he conocido familias con suicidas, situaciones divergentes, pero llenas de dolor, incomprensión, y tantos lugares comunes. En el caso de los desaparecidos y los secuestrados, prevalece la criminalización: en algo turbio estaban. De los suicidas, se les condena: la supuesta “salida falsa”. Ni criminales ni falsas salidas.

Por supuesto que ambas situaciones no son comparables, menos similares, pero tienen aristas que duelen. En mi familia el suicido ha estado presente. Algo que algunos burócratas desprecian como “problema complejo” para no enfrentarlo. En el caso de la desaparición, pretenden ignorarlo, dar carpetazo a las denuncias y desentenderse.

De 2006, año en que Felipe Calderón y el PAN declararon una guerra esquizofrénica, de la que hoy tenemos noticia fue parte de un narcogobierno, donde el recién autodeclarado “no culpable”, Genaro García Luna tuvo un papel central, a 2018, la desaparición forzada escaló a más de 60 mil personas. Los secuestrados, miles asesinados, también.

C. Resulta interesante el llamado del EZLN a marchar pronto en la Ciudad de México, pero lo más curioso es el espaldarazo, quizás inusitado, de la derecha partidista PAN, PRD, incluyendo una ola de apoyos de la derecha tuitera en redes sociales. Cuando irrumpió en la vida pública de México en 1994, confrontó al Estado mexicano.

Los gobiernos de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, a pesar de las presiones de los sectores duros del PRI y la derecha mexicana, accedieron a negociar, pero los acuerdos de San Andrés Larráinzar no se firmaron. En tanto, el EZLN organizó encuentros, atrajo a su entorno a intelectuales de diversos países, movimientos, indígenas, etc.

Y al encapsularse en su mundito anticapitalista, no cuestionó corrupción y saqueo en los gobiernos de Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. Salvo una marcha y pésimos poemas, nada dijo de los crímenes de lesa humanidad de la esquizofrénica guerra anti-narco o la subasta de los recursos naturales.

Hoy, se declara enemigo de AMLO, contra sus megaproyectos, va a marchar y amenaza con desestabilizar su gobierno y al país. Al parecer el EZLN interactuó de manera muy orgánica con el neoliberalismo. Fue su gran momento y parece que pide a gritos que regresen los depredadores, corruptos y saqueadores.

La última y nos vamos:
1. Diputado de Morena en Michoacán obsequiará un par de diputaciones a “líderes” migrantes en la típica práctica partidista clientelar, corporativa.

2. Antiperiodismo o supuesta neutralidad de la libertad de expresión: Imitación y videojuegos, motivaciones para cierta prensa que calificó al niño que, en Torreón, Coahuila, llegó a su escuela, disparó contra sus compañeros, asesinó a una maestra y se suicidó.

3. Contratistas petroleros tienen 110 contratos, pero según cifras oficiales, las empresas privadas apenas producen 0.57 por ciento del total de la actual producción petrolera nacional.

4. Al senador Cristóbal Arias Solís (Morena, probable candidato a la gubernatura) no le queda la arrogancia de encuestas que colocan a su partido a la cabeza del proceso electoral estatal. Falta humildad.

5. Porfirio Muñoz Ledo (@PMunozLedo) citó: “La 4T es el rescate de las prácticas y valores republicanos, mediante la primacía de la justicia, la revolución de las conciencias y la transformación de las instituciones”.

6. Despistado obispo auxiliar de Morelia, reclama cierre de algunos medios de comunicación, sugiriendo al gobierno federal como causante. Rechaza supuesta “homologación” de la prensa, pero no cuestiona a los dueños que los cierran pues se acabó su modus vivendi: chayote.

7. 10 mujeres desaparecen semanalmente y varias son asesinadas cada mes en Michoacán, pero el oportunismo gubernamental aplaudió el grito de una burócrata: “gobernador feminista”. Preocupante.

8. La oposicioncita intenta desacreditar a AMLO por sus frases, festejo a su esposa, hijo menor que dijo “un chingo”, facturación a nombre del presidente, y tonterías parecidas, pero no hay proyecto de nación, alternativa política, construcción de ciudadanía.

9. Nominaciones al Oscar 2020, blancas y masculinas. Año de Joaquin Phoenix (Joker). Dos recomendaciones del 2018: La favorita (The Favourite, Yorgos Lanthimos, 2018), drama ambientado en la Inglaterra del siglo XVIII, con dos mujeres que compiten por la atención, favores e intrigas de la reina Ana, y Hasta los dientes (Alberto Arnaut Estrada, 2018), documental sobre el artero asesinato de dos estudiantes de excelencia del Tec de Monterrey en 2010, a manos del Ejército y ocultado por el gobierno de Felipe Calderón, a quienes criminalizó (dos supuestos sicarios armados “hasta los dientes”).

10. A fines de 2019, fue publicado el libro Michoacán. Retratos y relatos de migrantes, editado por Gail Mummert, para El Colegio de Michoacán (Colección Matices, 2019), cuyo capítulo 8 es de mi autoría. El libro es un esfuerzo colectivo de divulgación de temas sobre la migración michoacana. De alguna manera, actualiza e incluye asuntos novedosos, respecto a otro de 2003 (Gustavo López Castro, editor, Diáspora michoacana, El Colegio de Michoacán, Gobierno del Estado de Michoacán). Fue presentado en la FIL Guadalajara el año pasado y pronto lo será en Morelia.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Otra etapa

Salud, niñez e histeria mediática

Miedo irracional y odio clasista

Una impúdica defensa mediática

Neoliberalismo y narcotráfico

“Haiga sido como haiga sido”

El fin del homo oeconomicus

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos