Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
“Haiga sido como haiga sido”
Miércoles 18 de Diciembre de 2019
A- A A+

La frase que da título a esta columna, fue pronunciada por Felipe Calderón poco después de asumir la Presidencia de la República por medio de un gigantesco fraude electoral avalado por el entonces IFE y el TEPJF, acorde con investigaciones académicas y especialistas en procesos electorales serios. La oración define muy bien su sexenio.

En su sexenio, “haiga sido como haiga sido”, crecieron pobreza y desigualdades, no aumentó el empleo, pero se precarizó, la deuda pública llegó a 6 billones de pesos, saqueo y corrupción avanzaron, y una guerra que ensangrentó y pobló de fosas clandestinas el país fue lanzada. Al parecer, entregó el gobierno a un subordinado acusado hoy de narco.

Por ello, no sorprenden sus respuestas tuiteras ante la detención de Genaro García Luna (GGL), exjefe de la AFI con Vicente Fox, y exjefe de la Policía Federal y exsecretario de Seguridad de Felipe Calderón, quien asumió ignorancia plena: no sabía nada. Solo le faltó decir que ni lo conocía y ni era su empleado.

Varios comentócratas se sorprendieron. Para un grupo que en su momento disfrutó de filtraciones, acceso privilegiado a información oficial, ciertas prebendas y fue invitado como asesor, las acusaciones aludidas por un juez estadounidense para apresarlo, están por verse y todo es especulación. Su dicho es que era un funcionario impoluto.

Otro grupo de comentócratas ven la caída de Genaro García Luna como el principio del fin de Felipe Calderón y lo que sus leales y extraños calificaron como calderonismo. No es creíble la perorata del expresidente sobre su desconocimiento de las actividades de su funcionario favorito, a quien defendió contra viento y marea.

Un tercer grupo, compuesto por analistas independientes y periodistas de investigación, afirman que, como funcionario de Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, fue denunciado formal e informalmente. El actual FGR lo hizo. Y varios periodistas documentaron sus vínculos con el cartel del Chapo Guzmán.

Asimismo, la periodista Anabel Hernández señala que en Estados Unidos desde hacía cinco años lo investigaban. Entonces, a nadie debería sorprender su detención, menos, como algunos comentócratas han sugerido, que fue parte de un “pacto”, un intercambio entre los gobiernos del país del norte y el de México.

El supuesto intercambio sería en tres sentidos: cede México aspectos específicos en el T-MEC/USMC a cambio de no declarar terroristas a los carteles y aprehender a GGL para aplacar el activismo antiAMLO de Felipe Calderón, además de la posible aprobación, con ayuda del INE, de su partido político, a pesar de irregularidades documentadas.

Como quiera, no extraña la reacción de algunos cometócratas y columneros, cuyos buenos años fueron los de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto: o no consultaron el Indictment (US District Court CR 19-576) de primera mano, o no saben leer en inglés, o les da flojera, o no quieren pagar un buen traductor o, de plano, lo suyo es desinformar.

Las acusaciones contra GGL no son especulaciones: en el sistema judicial estadounidense todo pasa por un gran jurado. Si sus miembros no encuentran relación y relevancia entre lo que se les presente, no hay siguiente paso: presentar al acusado para que responda las acusaciones. Dice la comentocracia que la supuesta introducción de cocaína es menor.

.
.
(Foto: Especial)

En EEUU, a partir de cinco kilos de cocaína un sujeto es acusado de felonía, es decir de un delito grave. En el Indictment no se menciona cantidad, pero durante el juicio se podría ampliar el delito. Asimismo, fueron revisados documentos financieros en los que se encontró que GGL “amasó” una fortuna injustificada.

Aunque las declaraciones del Chapo Guzmán, muchas a petición de su defensa, son circunstanciales, desde hacía por lo menos siete años que se estaba investigando a GGL. Es decir, no son nuevas las acusaciones, a pesar de que el indiciado haya estado colaborando con las agencias de inteligencia de EEUU. Ya no lo protegerán más.

La diatriba tuitera de Felipe Calderón es irrelevante y lo involucra. El presidente de un país es responsable de sus secretarios o ministros, no hay autonomía relativa. Hay una estructura institucional con normas, usos y costumbres, obligaciones, derechos. Por más que un funcionario parezca “independiente”, tiene el apoyo explícito e implícito del jefe.

El indiciado GGL fue denunciado a fines del sexenio de Ernesto Zedillo; y continuaron las revelaciones durante el sexenio de Vicente Fox, y arreciaron en el de Felipe Calderón, pero fueron acalladas con despidos, amenazas, presiones. Diversos periodistas y medios lo documentaron en su momento. Algunos periodistas tuvieron que abandonar el país.

No olvidemos que el periodista Jesús Lemus, fue encarcelado por venganza de Felipe Calderón, orden que cumplió GGL, por señalar que su hermana tenía una fluida comunicación con la Tuta. GGL y la guerra esquizofrénica fueron aplaudidas por políticos, comentócratas, medios afines, OSC (Alto al secuestro, Causa en común).

Según parece, no hubo combate al narco, sino la intervención de un funcionario y un cartel de la droga que impusieron al país un escenario de sangre. Con Calderón se protege al cartel de Sinaloa, se combate a otros y nunca se recaptura al Chapo, quien con Fox se “escapó”. Asimismo, la sociedad civil sirvió de pantalla al acompañar a GGL.

Del día en que supimos de la captura de GGL a la fecha, mucha tinta y tuits han corrido. Algunos buscando justificar al personaje y también a quienes en su momento lo apoyaron y celebraron el baño de sangre. Asimismo, se acumulan evidencias de denuncias, filtraciones, favoritismos y favores, e indicios de trabajo GGL-Cartel de Sinaloa.

La última y nos vamos: 1. La comentocracia y los columneros chayoteros hablan de una “embestida” contra el INE, “órgano autónomo”, no contrapeso, tampoco independiente, producto del reparto de cuotas entre PRI, PAN, PRD, que se ha distinguido por insultantes sueldos y privilegios, opacidad y permitir elecciones fraudulentas, al afirmar, por ejemplo, que el uso de dinero de procedencia desconocida, no “afecta” las elecciones (elección de 2012, Enrique Peña Nieto) y justificar guerras sucias y otras formas de fraude electoral. 2. Y sí, también en las universidades de las elites existe el abuso contra las mujeres y contextos que disparan suicidios. Como en la Universidad LaSalle, Morelia, donde una joven fue violentada por su expareja, y el caso de una estudiante del ITAM que se suicidó por presiones y estrés. En ambos casos, las instituciones callan, mostrando su real interés: el dinero, no las personas. 3. Vaya, por un lado, dice el ayuntamiento de Morelia, que perros rescatados podrían ser entrenados para rescate o perros policías, pero por otro, de ser rescatados de la imbecilidad humana de ser envenenados, serían sacrificados. Es obvio que no hay ni habrá política sobre los animales callejeros. Da pena Raúl Morón Orozco. 4. Menudo embrollo armaron los “desentendidos” sobre los “inspectores laborales” que serían acreditados en la Embajada estadounidense en México para “vigilar” los acuerdos laborales incluidos en el T-MEC/USMCA. 5. Y el salario mínimo aumenta 20 por ciento, 123.22 pesos diarios, tres mil 746 pesos mensuales. El mayor incremento en 44 años. Última: Los días 25 de diciembre y 1 de enero de 2020, caen en miércoles, por lo que esta columna regresará el segundo miércoles del año nuevo. Felices fiestas decembrinas. Buenos deseos y abrazos.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Otra etapa

Salud, niñez e histeria mediática

Miedo irracional y odio clasista

Una impúdica defensa mediática

Neoliberalismo y narcotráfico

“Haiga sido como haiga sido”

El fin del homo oeconomicus

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos