Samuel Ponce Morales
La Conspiración
ZEE, el muerto que nunca nació
Miércoles 27 de Noviembre de 2019
A- A A+

El sector empresarial de Michoacán se hizo sentir la semana pasada, con un reproche al presidente Andrés Manuel López Obrador tras haber cancelado de manera oficial el proyecto de las Zonas Económicas Especiales.

Abelardo Pérez fue una de las voces del sector empresarial que fustigó desde la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, esta decisión que -así lo dijo- afectará de manera importante el desarrollo del Puerto de Lázaro Cárdenas.

Y no es para menos, pues en la iniciativa privada tenían ya en el radar cartas de intención con inversiones por hasta nueve mil millones de dólares, de una decena de empresas extranjeras y nacionales que buscaban ampliar o instalar sus operaciones en Michoacán a partir de las condiciones e incentivos que generarían las ZEE.

Para los hombres de negocios, anular el proyecto cancela la posibilidad de generar más empleo y estabilidad social en la entidad, pues se tira un proyecto que contemplaba traer mejor condición de vida a los mexicanos que radican en zonas portuarias.

La decisión del Gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador, en la lógica de este sector empresarial, pone al país en desventaja en el concierto internacional.

Hay que recordar que el hoy expresidente Enrique Peña Nieto en medio de la crisis de credibilidad por la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, anunció mediante un mensaje en cadena nacional de radio y televisión, el 27 de noviembre de 2014, que se crearían Zonas Económicas Especiales (ZEE), para ayudar a paliar el atraso y la pobreza del Sur-Sureste del país.

Serían áreas en las que se ofrecerían incentivos para atraer empresas y generar empleos. A decir del entonces presidente de la República ante cámaras y micrófonos la ZEE: “Deberán tener infraestructura moderna, condiciones de seguridad, financiamiento, facilidades para el comercio exterior, así como importantes descuentos en los impuestos y contribuciones al IMSS y al Infonavit”.

Se trató de una gran tomada de pelo pues, aunque se hicieron las declaratorias y se emitió la ley respectiva, el gobierno federal nunca puso un peso en ninguna de la siete ZEE. Se hicieron maquetas, planes y proyectos; se firmaron cartas de intención, pero nunca se aplicó un solo peso en la anunciada “infraestructura moderna”, no mejoraron las condiciones de seguridad ni hubo financiamiento.

Cristobal Arias Solis.
Cristobal Arias Solis.
(Foto: Especial)

Peña Nieto no destinó recursos para la ZEE de Lázaro Cárdenas-La Unión ni para los otras seis. Una consulta de a los Presupuestos de Egresos de la Federación confirmó que en el año 2015 se asignaron cero pesos con cero centavos, en 2016 lo mismo, en 2017 mil 177 millones de pesos que consumió el organismo encabezado por Gerardo Gutiérrez Candiani, y en 2018 la misma cantidad.

La Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales no otorgó nunca ninguna autorización para fungir como inversionista dentro de las ZEE.

Los argumentos del mandatario federal López Obrador para decretar la cancelación de las Zonas Económicas Especiales son ciertos: “No se han podido operar, en virtud de que a la fecha no se ha otorgado permiso o asignación alguno como administrador integral” y “por parte de las entidades y los municipios, no se han reportado inversiones públicas productivas y de equipamiento urbano para el desarrollo de las zonas y sus áreas de influencia”.

Desde luego que es muy importante que el Puerto de Lázaro Cárdenas se convierta en un gran polo de desarrollo y que se aproveche la infraestructura que desde los gobiernos de Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo se creó.

Hay un potencial en ese punto que debe conectar a México con los países de la cuenca del Pacífico entre los que se encuentran Estados Unidos, China, Taiwan, Japón, Australia, Perú y Chile; pero quienes lamentan la desaparición de las ZEE están llorando a un muerto que ni siquiera nació.


Nada es lo que parece


Ante el panorama nada prometedor en el área de finanzas públicas, derivadas de los recortes presupuestales federales, por lo pronto, los presidentes municipales del PRD en Michoacán han anunciado para el 2020 recortes y ajuste salarial en su personal, claro que en el segundo punto será para los que más ganan.


Conjuro


Hay escasos morenistas que no entienden que hasta el momento solo hay dos aspirantes importantes a la candidatura de la próxima gubernatura, el alcalde Raúl Morón Orozco y el senador Cristóbal Arias Solís…

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Arrepentimiento del PT

Los tres temas a seguir

El SPUM, la guerra interna

Víctor Báez, más allá de las aspiraciones

La vanidad del PT en Michoacán

Taxonomía Morenista

Michoacán, la otra cara

El atropellado lider...

Michoacán 2021

Nuevo acuerdo educativo

'Nos formamos combativos y la inercia persiste': Morena Michoacán

INE, sobre el escritorio

IEM, el juego

Los prematuros aspirantes

Alfonso Martínez

Toño García en anteprecampaña

Manotazo gubernamental

2020, la lupa

La carta de la ya ex aspirante a la CEDH

Buenavista, otra vez Buenavista...

Un cantautor hacia la gubernatura

Congreso, unos tipos de cuidado

Morena, la piedra en el zapato

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…