Alejandro Vázquez Cárdenas
Algo sobre la vejez
Miércoles 6 de Noviembre de 2019
A- A A+

Un intento de definición: Vejez es la cualidad de viejo. La vejez hace referencia a la senectud o edad senil. Aunque no existe una edad exacta a la que se pueda considerar como el comienzo de la vejez, suele decirse que una persona es vieja cuando supera los 70 años de vida. Se vincula oficialmente con la llamada Tercera edad.

Envejecer implica, entre otras cosas, la creciente incapacidad del cuerpo de una persona de mantenerse por sí solo y realizar las cosas que hacía antes. Fisiológicamente las teorías del envejecimiento, todas, describen un proceso primario que implica cambios graduales e inevitables, relacionados con la edad, y que aparecen en todos los miembros de una especie. Este envejecimiento, que se acompaña de múltiples limitaciones, es normal y sucede a pesar de la salud, el estilo de vida y el carecer de enfermedades.

El interés por la vida y el envejecimiento ha sido una constante en la historia de la humanidad, donde sobresalen dos aspiraciones; la inmortalidad y la búsqueda de la longevidad. La perenne búsqueda de la “Fuente de la eterna juventud", históricamente presente en distintas culturas, refleja la preocupación por prolongar la vida. Vestigios de este mito persiste en la sociedad actual, lo vemos en forma de un masivo consumo de vitaminas y antioxidantes, onerosos (e inútiles) tratamientos anti-envejecimiento, dietas especiales, programas de ejercicio físico etc.

Entendamos, la vejez no es una enfermedad, es un estado de graduales cambios degenerativos, de lento desgaste, pero no es una enfermedad ni tiene que forzosamente debe venir acompañada de dolores ni angustias. Hay enfermedades propias de la vejez, lo mismo que hay enfermedades propias de la infancia; pero eso no quiere decir que la infancia sea una enfermedad, como tampoco es la vejez.

Se hace extremadamente difícil señalar cuándo comienza la vejez; esto se debe a las numerosas diferencias individuales que existen en el proceso de envejecer. El envejecimiento comienza temprano en la vida y las distintas partes de la anatomía envejecen a ritmos diferentes; un ejemplo es "arco senil" que aparece en los ojos de las personas viejas; generalmente esto puede observarse alrededor de los 80 años, pero en otras personas puede notarse a los tempranos 50. Lo importante es aceptar que la vejez es resultado inevitable del deterioro orgánico y mental y tal deterioro se hace visible ya a mediados de la vida. De ahí en adelante, progresa a un ritmo acelerado.

.
.
(Foto: Especial)

La vejez es un proceso múltiple de declinación. Las investigaciones señalan que se empieza a envejecer mucho antes de los 65 años; en realidad ya en la cuarta década hay declinación en la energía física. Atletas de nivel olímpico arriba de los 40 años prácticamente no hay.

Finalmente, de una manera inexorable, unos antes y otros después, viene la declinación general. El individuo acaba retrayéndose de las actividades, aparecen nuevas enfermedades, su dependencia de otros aumenta pero el anciano no desea ser un estorbo. Y por si faltara algo; para los familiares el tener la responsabilidad de personas mayores les resulta un verdadero problema y buscan, de manera a veces patética, quien se haga cargo del “viejo”. Eso sí tienen algo de responsabilidad, si no, sencillamente se abandona al anciano.

Viejo es aquel que ha llegado a su horizonte, a su orilla, quien se estanca; pues en casi todas las etapas de la vida, incluyendo la vejez, mientras el individuo sea autosuficiente, funcional y conserve su dignidad (y su chequera) como humano, puede dar, y da más de lo que ha dado.

Finalmente transcribo la magistral descripción que hace Philip Roth sobre la vejez; reseña perfecta a la cual nada hay que agregar. “La alta vejez es una masacre, todo se va cayendo, todo se va acabando, se va la memoria, se va la agilidad, se va el cuerpo, se va absolutamente todo y va quedando una sombra”.

A la fecha no existe remedio para la vejez; y si alguien no desea llegar a viejo el único recurso disponible es morir joven. Nunca veremos una foto de Marilyn Monroe, James Deán o John Lennon de viejos. La imagen y el recuerdo de ellos serán por siempre jóvenes

Sobre el autor
"Medico, Especialidad en Cirugia General, aficionado a la lectura y apartidista. Crítico de la incompetencia, la demagogia y el populismo".
Comentarios
Columnas recientes

México y Cuba; Una relación de altibajos

López de Santa Anna

Por que mentimos

Narcoestado

Legalizar drogas, ¿Es la solución?

Ayotzinapa, otros datos. Aniversario

Eutanasia, morir con dignidad

Locura y poder una mala combinación

Como nos autoengañamos

Un panorama incierto

Algo sobre la vejez

Alcohol, algunos datos

AMLO, su salud y el INAI

Es tiempo de transparentar nuestras resoluciones: TJAM

El campo, una tragedia

Pacifismo y el pacto de Múnich

Chauvinismo y México

Izquierda, ignorancia y necedad

Educación, entre el miedo y la corrupción

Medicinas alternativas y médicos

La justicia en México

Pseudociencias, datos

Artículos y mercancía pirata

Odio, un tema de actualidad

De a poco

Hablando de diputados

De anonimato y libertad, reflexiones

El Ejército, la Policía y el crimen organizado

Populismo, ¿qué es?

IFE y el periodismo, una historia

IMSS, una tragedia que se pudo evitar

El café y los antioxidantes

La corrupción, ese gran problema

Para entender a López

Colosio, a 25 años

Pactar con el narco. Pax narca

Ignorancia e incompetencia

Corrupción y futbol

Los intelectuales ¿Qué son?

POPULISMO, LA INTOLERANCIA

La Tierra plana

La izquierda ¿qué es?

Izquierda e hipocresía.

Un plan maquiavélico.

Bertrand Russell y la religión, apuntes

Regreso al pasado

Siempre podemos estar peor

Pemex y su sindicato

Gasolina, otro problema

A propósito de entelequias Freud y Marx

Una personalidad patológica.

Eugenesia

El humano y sus errores

Vivir con cargo al estado

País jodido

La revolución traicionada

Un paciente mental

El cerebro político

El timo de la homeopatía

México, entre el odio y rencor social

La depresión y la vejez, un problema que se incrementa

Cómo asaltar el poder

Los “abajoinsultantes”

Delincuencia y periodismo

Vivir en la Rumania comunista

Pacifismo

PRI, el partido que nadie quiere

Las consignas del odio

Premios Darwin

Inteligencia, Hitler y engañar con la verdad

Sectas, un fenómeno religioso y político

Elecciones aristocracia y kakistocracia

Sobre la responsabilidad

Democracia, educación y votos

Recordando al News Divine

Bulos y fake news

La salud y los políticos

La política del chantaje

El señor López Obrador y la educación

Delincuentes sexuales

Pena de muerte, ¿sirve o no?

López Obrador y su personalidad

Qué hacer después de los 60

Culpables fuimos todos

Autoridad moral y las redes sociales

Paz a toda costa, ¿eso queremos?

Criminales y maltrato animal

Ideologías totalitarias

Justicia, al servicio del poder

Pactar con el narco

Una alternancia fallida

La objetividad y el periodismo

Suicidio en el anciano

Incitatus, el Senado, el IFE y el PRI

Lectura, un hábito en extinción

Trastorno paranoide, datos

Hablando de diputados

Llegar a viejo, datos

Cuba, peligrosidad predictiva

Pax Narca

Amanuenses, más vivos que nunca

Religiones y sectas

Nicolás Chauvin, ignorancia y necedad

Cuando nos negamos a ver, el caso de la CNTE

La salud y los políticos

Votar con el hígado

Ignorancia radioactiva

Tomar decisiones. No todos pueden

Pertenecer a la izquierda

Fanatismo y política

Congreso sordo y caro

Productos milagro, las ganas de creer

Un partido sin remedio

Intelectuales y la violencia

Nuestros impuestos (no) están trabajando

La congruencia y la izquierda

La estupidez

Medicina y comercio

Tener fe, la justicia en México

Simonía y delincuencia

El cerebro de reptil

Abortar o no abortar

Cocaína, heroína, éxtasis y tachas

Hablando de genocidios

Política, odio y resentimiento

Información y noticias falsas

Hablando de totalitarismo y mesianismo

Un modelo de universidad

Feminicidios, misoginia y machismo

1° de mayo, algunos datos

Un crimen sin castigo

Con licencia para matar

México, su educación y cultura

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

IMSS, entre la hipocresía y la ineficiencia

No pasa nada

Corrupción, un problema severo

Philip Roth, sus libros y la vejez

Patognomónico y probable

Don Alejo, un ejemplo

Periodismo y poder

¿Son iguales todos los humanos?

La historia se repite

Notas sobre la evolución

¿Quién mato a la gallina?

Reflexiones sobre la ignorancia

Pemex, ¿petróleo de los mexicanos?

Un problema diagnóstico

Carta de Esculapio a su hijo

Secuestros en México