Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Nadie domina en Morena Michoacán
Martes 29 de Octubre de 2019
A- A A+

No ardió Troya como muchos lo esperaban, y las 12 asambleas distritales de Morena Michoacán para elegir consejeros estatales llegaron a buen término.

Y ya hay quienes establecen que el instituto político en el estado puede ser un buen referente a nivel nacional en cuanto a organización y hasta de participación con niveles aceptables de civilidad, aunque lo cierto es que la ropa sucia se lava en casa.

Aparte de las quejas de militantes de carne y hueso por el extraño “rasuramiento” del padrón morenista, no faltaron las acusaciones de supuesto acarreo y coacción del voto, tanto al interior como al exterior del propio instituto político.

Como partido nuevo, Morena aún se da golpes de pecho y condena "las viejas formas" que emplean otras fuerzas políticas para mover a sus bases; sin embargo, los morenos que tienen control sobre recursos públicos y estructuras institucionales, también fueron señalados de hacer lo propio.
En los distritos 8 y 10, ubicados en Morelia, se dio un primer escarceo entre los aspirantes a dirigir al partido en Michoacán:

1.- Juan Pablo Celis (del equipo del diputado local Alfredo Ramírez Bedolla) se impuso de forma contundente al ser electo consejero con 152 votos.

2.- Osvaldo Ruíz (del grupo de Roberto Pantoja) se ganó un lugar en el Consejo Estatal con 84.

3.- Juan Pérez (que encabeza a su propio grupo) lo hizo con 56.

3.- a Myriam Martínez (afín a Selene Vázquez) no le alcanzaron los votos para seguir en la contienda.

Sin embargo, esa primera medición de fuerzas sólo fue un round de sombra, ya que el próximo dirigente estatal de Morena será aquel que obtenga la mayoría de sufragios de consejeros el próximo 10 de noviembre.

El más nervioso de los aspirantes en la ruta hacia la presidencia del Comité Directivo Estatal de Morena parecen ser los seguidores de Osvaldo Ruíz, ya que fueron los únicos que intentaron propagar la idea de que "se perfila como nuevo dirigente de Morena".

Cristóbal Arias Solís.
Cristóbal Arias Solís.
(Foto: Especial)

En el comunicado difundido bajo la apariencia de nota periodística se afirma que "en los distritos de Ciudad Hidalgo, Zacapu, Morelia, Uruapan, Pátzcuaro y Apatzingán, Osvaldo Ruiz consiguió el respaldo de 55 consejeros electos".

Lo anterior implicaría que tiene el apoyo de todos los consejeros de esas demarcaciones electorales, afirmación que por ser tan burda resulta imposible de creer, y se mueve más en el terreno de las fake news. Una situación que posteriormente, el propio Osvaldo Ruiz aminoraría.

La realidad es que ninguno de los grupos al interior de Morena alcanza una fuerza hegemónica dentro del Consejo Estatal después de la elección de este domingo, ya que, de acuerdo con un primer análisis de los resultados, difícilmente alguno de ellos podría tener más de 30 consejeros.

Sin lograr una mayoría significativa, los equipos que habrían quedado con buen posicionamiento en el Consejo Estatal son los autonombrados "morenos de corazón", liderados por Julio Peguero, el grupo de Roberto Pantoja, Sergio Pimentel; la gran derrota la asumiría Juan Pérez, quien podría bajar de 24 consejeros que tenía a un máximo de 10 que logró este domingo.

En el afán voluntarioso de conceder el beneficio de la duda a la versión de que Osvaldo Ruíz tendría el apoyo de 50 de 120 consejeros, podríamos decir que ese respaldo solo lo obtendría haciendo alianzas con otros grupos al interior de Morena.

Eso reafirmaría la versión de que el exregidor ha estado promoviendo la integración de un bloque que cierre el paso a Sergio Pimentel en su camino a la dirigencia estatal.

Y bueno por lo pronto los nombres de los aspirantes a la dirigencia estatal de Morena no han variado, siguen ahí: Juan Pérez Medina, Juan Pablo Puebla, Juan Pablo Celis, Osvaldo Ruiz, Sergio Pimentel y David Soto, aunque falta establecer quienes más se suman.

Nada es lo que parece



Sobre la lucha por las candidaturas a la próxima gubernatura de Michoacán, de acuerdo a la última encuesta de Consulta Miftosky, mientras que en Morena la pelea está entre Raúl Morón y Cristóbal Arias Solís, en el PRD parece despuntar Antonio García Conejo, en el PRI Víctor Silva Tejeda y en el PAN Armando Tejeda Cid; sin embargo, con todo el hoy expriista Juan Antonio Ixtláhuac Orihuela alcanza un porcentaje que lo podría situar como un buen aspirante independiente; por cierto, en el sondeo de opinión no aparece Alfonso Martínez Alcázar.

Conjuro



Dónde está el disculpe usted de los medios de comunicación que pretendieron situar el caso de la violencia desatada en la población michoacana de Santa Clara del Cobre, municipio de Salvador Escalante, con un “culiacanazo”.

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

Morena, la piedra en el zapato

CNTE, el triunfo del chantaje

Y los aspirantes cono si nada

Morelia, plaza en disputa

CEDH, la lucha por la titularidad

TEEM, con alfileres

Tres michoacanos con Mario Delgado

La incosteable Junta de Caminos

Morena, mujeres aspirantes

Hacen puré medidas de EU

ZEE, el muerto que nunca nació

Michoacán, el efecto INE

LeBaron, y los demás…

Múgica alrededor de Cárdenas

Rescate en las alturas

AMLO, los golpes de Culiacán y LeBarón

Michoacán, diagnóstico de empleo

Michoacán, ¿zancadillas en el Gabinete?

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada