Samuel Ponce Morales
La Conspiración
Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?
Miércoles 16 de Octubre de 2019
A- A A+

Ante el caso de Aguililla, los titulares de los Gobiernos de Michoacán y de México han puesto las cartas sobre la mesa, dejando entrever sus respectivas posturas; sin embargo, a primera vista no se ve que vayan por un mismo camino, he aquí el porqué:

Andrés Manuel López Obrador



1.- “Es muy lamentable lo que sucedió, no lo deseamos, estamos ayudando a las autoridades locales, en este caso al gobierno del estado, y vamos a seguir con nuestra estrategia”.

2.- Vamos, a lograr la paz en el país, evitar estos hechos violentos, que es un proceso, que vamos avanzando con mucha firmeza, esta es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social.

3.- Para nosotros es muy importante que haya bienestar, que se pueda conseguir la paz con justicia, y también con eficiencia en la actividad de protección a ciudadanos, con la Guardia Nacional, con buena coordinación con los estados”.

4.- También se debe evitar que la autoridad se mezcle con la delincuencia, “que no haya contubernio y que las bandas de delincuentes no tengan protección de las autoridades.

Silvano Aureoles Conejo



1.- El día de ayer Michoacán fue testigo de uno de los actos más cobardes e inhumanos que la delincuencia organizada ha cometido en contra de personas, que todos los días cumplen con la noble misión de proteger a la sociedad.

2.- Quienes perpetraron el acto vil y cruel de matar cobardemente a 13 de nuestros policías, merecen el repudio entero de toda la sociedad mexicana y la intervención de todo el Estado Mexicano.

Silvano Aureoles Conejo.
Silvano Aureoles Conejo.
(Foto: ACG)

3.- Como país debemos entender muy bien que lo que sucedió ayer en Michoacán, no se trató de un acto común. Detrás de ello, hay bandas delincuenciales, organizadas, que operan nacionalmente, y que desde hace años buscan replegar y someter a la sociedad en su conjunto.

4.- En este sentido, es fundamental que trabajemos juntos los tres órdenes de Gobierno, para que no haya impunidad, se aplique la ley y se haga justicia. No debe haber dudas, México se enfrenta ante delincuentes que están en el último escalón de la condición humana, seres cobardes, que son enemigos de la sociedad.

5.- Por eso, hoy más que nunca, el Estado Mexicano debe intervenir sin titubeos, sin reparto de culpas, con altura de miras, con trabajo conjunto, para atender la principal demanda de nuestro país que es la seguridad.

6.- Soy enfático, Federación, Estado y municipios, en conjunto, debemos cerrarle el paso a estos criminales, que lastimaron a gente buena, a gente con familia, a gente que todos los días salía a trabajar dignamente, y se la jugaba por un Michoacán y un país mejor.

Nada es lo que parece



1.- “Los delincuentes no entienden requieren la respuesta y la determinación del Estado mexicano, requieren la determinación y la entrega de todas las instituciones y de toda la capacidad de nuestras fuerzas armadas y de nuestras corporaciones policíacas, no entienden de consejos, sólo defienden sus mezquinos intereses y deben de encontrarnos unidos y determinados, hacerles frente y a ponerlos en su lugar”: Silvano Aureoles Conejo, gobernador de Michoacán.

2.- “Devuélvanme a mi hijo”; “Justicia, justicia”; “usted no entiende el dolor que sentimos, realmente no lo entiende”; “¿Y dónde están los responsables?”; “los llevan al matadero, ya no queremos más muertes”, y un “este sí es dolor, no lo que tu sientes, eso no es nada”, frases de los familiares de los policías caídos en una emboscada en Aguililla, en el homenaje luctuoso.

3.- “Me da mucho gusto que el Sistema de Proximidad y Justicia Cívica de la Policía Municipal que impulsamos en Morelia con apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) cumplió su objetivo, al trascender la administración y lograr que la corporación se consolidara como una institución sólida y perdurable”: Alfonso Martínez Alcázar, exalcalde de Morelia.

Conjuro



¿Si los de las Guardia Nacional hubieran ido a Aguililla, seguramente estaríamos hablando de abrazos y no de balazos…?

Sobre el autor
Samuel Ponce Morales Michoacano por residencia, periodista empírico, posee dos premios estatales en crónica y en entrevista; ha sostenido charlas con la escritora Elena Poniatowska, el pintor Alfredo Zalce, el futbolista Diego Maradona, el fotógrafo cubano Alberto Korda, y el comandante sandinista Tomás Borge; ha transitado como reportero en Excelsior y El Universal, así como corresponsal de La Jornada; ha sido jefe de Información, de corresponsales y de multimedia, así como columnista de Cambio de Michoacán...
Comentarios
Columnas recientes

El sorprendente Lalo Tena

La encrucijada del SPUM

Indígenas, pendientes

“¿Para qué chingaos votamos por ustedes?”

PVEM, el coqueteo con un Orihuela

El super subsecretario

Cherán, el derecho en insurrección

El vídeo del hijo del Chapo

Nadie domina en Morena Michoacán

La danza de los normalistas

Morena Michoacán, a prueba

El inesperado respaldo a Cristóbal Arias

Torres Piña, el otro destape

Congreso corto

Senado, el michoacano influyente

Aguililla, ¿las cartas sobre la mesa?

Masacre en Aguililla

IEM, los que aspiran

PRI, la lucha por la gubernatura

Un bloque portuario inesperado

Urapicho, crónica no anunciada

TEEM, por una reforma electoral local

IEM, los que merecen

TEEM, el arribo

Morena, la diferencia

Silencio electoral

Morena, una elección de fundadores

El legado del TEEM

Esperando al auditor...

El legado del TEEM

Silvano, tercia de halagos

Violencia, tres en uno

Encuesta 2021, el PRD desaparece

MORENA, el reencuentro

AMLO, caso Mireles

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

De todos modos, SUEUM/SPUM se llaman

Tepalcatepec, ambigüedad presidencial

Michoacán, la impensable alianza

ZEE, sepultada

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Los pendientes del Sistema anticorrupción

Autodefensas, diálogo fallido

Otra vez Apatzingán

CNTE, SUEUM, sin miramientos

Conago, Michoacán en la mira

Morena, reunión casi imposible

La no guerra al narco

PRI Michoacán, la danza de los 10 millones

PRI Michoacán, llegó la hora

De la ley Bonilla a la del Garrote

Secuelas del encuentro en Palacio de Nacional

Educación, “de la tierra al cielo”

Michoacán, el encuentro presidencial

CEDH, #MissJessica

El patrón de la SSP

En los tiempos de Alfredo Castillo

Alito en Michoacán

El rescate por los bosques

La lucha por la Auditoría

Raúl Morón, al banquillo congresista

La Constitución de Michoacán, a 100 años

Auditoria, los de la terna

Otro golpe a Marco Polo Aguirre

La renuncia de Antonio Soto

AMLO, una sola mención de Michoacán

AMLO, y sigue cabalgando

Las cinco del TEEM

Marco Polo, el cobre

IEM, retos a la vista

Del INE al IEM

El fallido evento constitucionalista

Municipios de talla internacional

Mujeres policías: el arraigo por la familia

Los destapes

Más allá de Raúl Morón

Morena debilita al PRD

Congreso, la altura de un párroco

Observatorios ciudadanos, entre dimes y diretes

La crisis en el periodismo

Última llamada, última llamada...

Los dilemas de ADN

Jesús Reyna, el gran ausente

Morena Michoacán, uno menos

¿Cuidado con los militares?

El prematuro destape

A contra reloj la federalización

Cárdenas como los buenos vinos

La hora del PRI

Un juez a todo dar

Vendetta partidista

Nahuatzen, el deslinde

Nahuatzen, el conflicto de nunca acabar

Contra la madre tierra

Una historia que no contar

Junta de Caminos

Gobernadores en alerta, por las alertas

Y de qué habló con AMLO…

INE dará certeza a la renovación de la dirigencia nacional del PRI

Por un plan Marshall michoacano

Reaparecen priista y expanista

Y, dónde está Fabiola

El privilegio del PES en Michoacán

Los dos alcaldes con poderes

Más allá de la reforma educativa...

CNTE, hasta cuándo…

Pascual Sigala, la despedida

Fiscalía, una sorprendente elección

El adoctrinamiento ¡a niños!

Tercera llamada…

Fuerte mensaje silvanista

De nuevo, en riesgo nómina magisterial

La desigualdad entre la Federación y estados

UMSNH, sin vuelta…

¿Dónde está Jesús Reyna?

El abucheo de la discordia

Congreso, aferramiento ex priista

Reaparece Alfredo Ramírez

Morena, Morena...

STJE, el misterioso magistrado presidente

Michoacán, los penares del PRD, de ADN…

Guardia Nacional

Morena da palos de ciego

ADN se entrega a Morena

El futuro de la Fiscalía en Michoacán

Reforma electoral con perspectiva de género

La cátedra centista

Violencia política de género, sin estadística

El logro presidencial y el desmarque morenista

Casi lista la ley para la Fiscalía

Michoacán, #MissYeidckol

CNTE, primera llamada

Índice de violencia, ¿dónde están los michoacanos?

El empantanamiento

Michoacán, reforma electoral

CNTE, la vie en rose

SEP, el brutal desconocimiento

Más allá de la Contraloría

El zape amlista

«Así se comportó Fausto Vallejo…»

Los sin nombres de Jesús Reyna

Jesús Reyna al ataque

Los gandallas de MORENA

Telebachillerato, nepotismo y privilegios sindicales

La lucha por la fiscalía

“Ya párele con (…) los quemados de Obregón”

CNTE, la venganza política

¿Y si resistiremos el desabasto?

De AMLO a Silvano y viceversa

UMSNH, pinceladas del nuevo rectorado