Juan Pérez Medina
La ausencia de democracia y el sistema electoral
Martes 17 de Septiembre de 2019
A- A A+

La democracia es una palabra tan socorrida y tan ausente que a veces creo que es una utopía, un sueño. La democracia se convoca casi siempre para justificar su ausencia. Si hablamos de la democracia en el mundo, sabemos que depende del poder imperial del capital y sus órganos de poder: Pentágono, OTAN, CIA, BM, OCDE, Consejo de Seguridad de la ONU, TIAR, BID, etc; que impone al mundo sus intereses y define para los excluidos las políticas de subsistencia y de guerra. Sus acuerdos son ley para nuestras naciones y para nuestros pueblos. Los padecemos como una humillación y como el más grande de nuestro calvario; o en palabras de los yanquis: como “destino manifiesto”.

Los gobiernos de casi todos nuestros países, con contadas excepciones como Cuba, atienden puntualmente con sus determinaciones sin importar el costo que tengan para nuestra felicidad y supervivencia. Desregulan nuestras leyes para permitir que ellos vengan por nuestros recursos, por nuestra mano de obra afectando nuestro entorno, nuestro habitad y saqueando nuestros bienes y riquezas que van a parar en una sangría permanente, abundante e inmoral, a las arcas de los grandes monopolios, sobre todo gringos. Si a un pueblo se le ocurre ejercer su soberanía, van y lo aplastan o al menos lo tratan de aplastar a sangre y fuego si es necesario, como ocurre hoy con Venezuela, Siria e Irán.

Aquí existen voces enteradas y aquellas voces del pueblo que como buenos sabuesos intuyen concluyentes que el gobierno nuestro es decidido en la Casa Blanca. Que allá está el gran elector. Y cuando ocurre que se les pasa por el ojo de la aguja la voluntad popular de alguno de nuestros pueblos, entonces trabajan para someter esa osadía, como ocurrió en Chile en 1973 con el gobierno de Salvador Allende. La consigna suprema es en este ámbito desde el imperio: “la paz que yo te ofrezco o la guerra que tú te impones”.

En el país, la democracia ha sido una utopía. El país estaba ausente de ella. No la había en el gobierno, en los sindicatos, en las organizaciones campesinas. Si ésta existía era apenas incipiente. Se muestra en la profundidad de nuestras comunidades y algunas de nuestras organizaciones populares que con cierto nivel de autonomía toman determinaciones a través de mecanismos propios. Estos esfuerzos invisibilizados ante la acción del estado, mediante el acotamiento de una regulación jurídica occidentalizada, incluido el uso de la fuerza, que se impone en la generalidad y somete a estas fuerzas.

El control del estado sobre sus ciudadanos se ejerce desde la alta burguesía a través del parlamento con la emisión de leyes ad hoc, que se ejecutan por jueces y tribunales y con el uso de la fuerza del estado en nombre de la paz y el desarrollo y, a veces del bienestar. El “ejercicio de la democracia” se supedita a la vía electoral que siempre está bajo cálculo de los poderosos. En este sistema, el pueblo está ausente y sujeto a una partidocracia que cada proceso lo somete a las mismas dádivas y a las mismas promesas incumplidas. La fuerza del sistema electoral está en quien lo promueve y justifica. Para sostenerlo se utilizan los propios recursos del pueblo y son enormes.

La democracia se convoca casi siempre para justificar su ausencia.
La democracia se convoca casi siempre para justificar su ausencia.
(Foto: Especial)

En México, el sistema electoral se traga miles de millones en cada periodo electoral y otorga a los partidos políticos de manera permanente recursos abundantes para sus actividades políticas. Este sistema tan caro se ha convertido en un supra poder que es expresión de la ausencia de democracia.

En el mundo de la política electoral el voto se induce de diversas maneras, por eso es que a cada elección que pasa los votantes acuden menos a las urnas. Los ciudadanos intuyen que van solamente a convalidar al sistema electoral y sus partidos y que nada de lo comprometido se cumple y les beneficia.

Como parte del mercado, el sistema electoral es muy esperado y disputado por aquellos que obtienen ganancias de él. Los medios de comunicación, las empresas generadoras de imagen y de estrategias de campaña, los comerciantes de gorras, playeras, llaveros, mandiles y despensas esperan ávidos el calendario electoral. Quién más dinero gasta generalmente más posibilidades tiene de imponerse en el escenario electoral y, aunque existen topes de campaña, éstos acaban burlados por los candidatos con la complicidad de las instancias legales de garantizar equidad y limpieza en el proceso.

En el marco de la construcción de la Cuarta Transformación de México y con el fin de contribuir con los objetivos que se han planteado el gobierno debe avanzar hacia el ejercicio de la democracia verdadera. Los instrumentos para el ejercicio público de la voluntad ciudadana libre y protagónica es indispensable ponerlos en acción. Los asuntos sobre el territorio y el destino de los recursos naturales de los pueblos deben pasar por la consulta soberana de sus habitantes, de la misma manera que los grandes proyectos nacionales. El uso del referéndum, la iniciativa ficta, la consulta ciudadana y la revocación de mandato son instrumentos que deben ser de manera urgente reglamentados para su uso cotidiano. En nuestro país debemos avanzar más hacia elecciones en donde se vote por asuntos de interés general y no solamente por candidatos a cargos públicos. Los ciudadanos deben decidir sobre el destino de sus dineros y sobre los asuntos de alto impacto, sobre todo ambiental. Basta ya de entregar cheques en blanco a los políticos que nos gobiernan. Hay que ayudarlos a tomar buenas decisiones.

Por otra parte, el sistema electoral debe ser modificado con el fin de brindar garantías a los ciudadanos del ejercicio libre del sentido de su voto. Acabar con la partidocracia es una necesidad imperante que cada día se vuelve más evidente. Los ciudadanos creen menos en los partidos y en sus candidatos. Los electos, con la salvedad del actual presidente, son cada vez menos legítimos. Las elecciones llevadas a cabo después del primero de julio en algunas entidades del país, dan cuenta del hartazgo que los ciudadanos tienen en torno al sistema de partidos existente. Para cambiar esta situación, los partidos deben ser acotados en el uso de recursos públicos y exigir que porten hacia el sostenimiento de sus militantes. No es obligación de los mexicanos el sostenimiento de aparatos de interés público que se forman por voluntad de sus militantes. Si esto se hace sólo se mantendrán los partidos verdaderos y no aquellos que sirven para justificar el sistema electoral y los intereses de la clase política.

Sobre el autor
Comentarios
Columnas recientes

“El Bloque” electoral

La penumbra al final del tunel

Los golpistas de siempre están de vuelta en Bolivia con la complicidad de la OEA

La rebelión de las bases, hacia la renovación del Comité Ejecutivo Seccional

Una elección inducida

La elección distrital de Morena

El MDM: A 30 años del congreso extraordinario del SNTE, (13 y 14 de octubre de 1989)

El MDM: hacia el congreso extraordinario del 13 y 14 de octubre de 1989

La educación

La ausencia de democracia y el sistema electoral

La práctica docente y el docente comprometido

La práctica docente, el docente comprometido y la nueva escuela mexicana (parte l).

Dios los hace

Militantes e interesados en el camino de renovación de la dirigencia de Morena estatal

La llegada de Leonel al CEN de Morena, sus circunstancias y sus consecuencias

Morena en su encrucijada

¿Quiénes dividen y nos alejan del partido que queremos?

La luna no es de queso

La luna es de queso

Otra vez ganó Morena, pero gracias al presidente

¡Cuidado con las rémoras!

Las retenciones de salario y las arbitrariedades de la autoridad

La unificación de los trabajadores de la educación

Luchar por las reivindicaciones de las bases

La gestoría democrática, una tarea permanente del magisterio

100 días sin el PRIAN

El proyecto político sindical, un balance necesario

El fiscal carnal

La jornada de lucha

¡ Manos fuera de Venezuela !

El conflicto magisterial y sus circunstancias

Los gobiernos huachicoleros del PRIAN

La validez del Zapatismo hoy

Un cúmulo de emociones por lo nuevo que llega

La CNTE y la disputa por la dirección nacional del SNTE

El Movimiento magisterial michoacano y las condiciones que lo hicieron posible

Organización, lucha y unidad popular ahora y desde abajo

Y para transformar la ciudad (Segunda parte)

¡No debe haber gobierno rico en un país de pobres!

Reflexiones sobre los días últimos por venir

El inútil voto útil

Los trabajadores ante la conmemoración del 1 de mayo

A construir el triunfo con alegría

La elección del 1º de julio y el cambio posible

Morena: falta de compromiso

Los saldos en la Sección XVIII

Que sea tu cruel adiós mi Navidad

La Ley de Seguridad Interior

De los Panama Papers a los Paradise Papers

El “bloque” electorero

¡Por un congreso de los trabajadores independientes en Michoacán!

El conflicto en el IIFEEM

¿Otro Mezcalito?

Organización popular, plataforma y acción política para enfrentar la actual coyuntura política

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Cómo derrotar al régimen y no morir en el intento

Llámenme Mike

Hill Arturo del Río, Gaudencio y sus sindicatos venales de protección

Morena en su laberinto

Los trabajadores ante los contratos de protección: una muestra

¿Por qué la urgente defensa de la FECSM?

¿Y después del día de mañana?

La imposición que viene en 2018 y las vías para evitarla

Por la construcción de un nuevo sujeto político de cambio de los trabajadores

Por la construcción de la unidad política de los trabajadores

El cambio que se necesita

La inviabilidad del capital

El Nuevo Modelo Educativo

El nuevo modelo educativo

El nuevo modelo educativo

A deslegitimar el consenso neoliberal en México

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Contra los embates del gobierno neoliberal, la urgente organización popular

La manifestación de la contra

Por un nuevo constituyente y una nueva Constitución

A fortalecer la lucha ciudadana y popular en contra del gasolinazo

La insurgencia contra el hartazgo es la lucha por la vida misma

¿Por qué los adultos no respetan los derechos de los niños?

De aviadores y otras criaturas partidistas

Fidel visto por otros

La urgente y necesaria unidad sindical

¿Hasta dónde somos capaces de aguantar?

La encrucijada

Los males del neoliberalismo en la UMSNH

El derecho a exigir justicia y vida digna

En 2017, como siempre los sacrificados serán los trabajadores

Las preguntas sobre los hechos de Ayotzinapa

Lo que sigue

¿De qué independencia estamos hablando?

¡Barbarie capitalista de este siglo!

Las nuevas dimensiones de la lucha

La imposibilidad y complejidad de la construcción de una propuesta consensuada

Lo inviable del modelo neoliberal

Sin novedad en el frente

Los mártires de Nochixtlán

¡El sargento Nuño debe renunciar!, ¡Peña Nieto asesino!

Ante la indolencia del gobierno, la organización y la movilización

Y sin embargo se mueven

¿Cómo prepararse para estallar el paro de labores el 15 de mayo próximo?

La soberbia y el despilfarro que le pagamos al señor gobernador

Los trabajadores ante la conmemoración del 1º de mayo

Paro nacional y represión gubernamental: gobierno vs CNTE.

El Consejo de Participación Empresarial en la educación de Silvano

¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!

Una historia de amor y traición: La Expropiación Petrolera

Los grupos y el protagonismo de la base en la Sección XVIII del SNTE-CNTE

La huelga del SPUM

El Séptimo Congreso Seccional de Bases

Lo que sigue para el magisterio

Un necesario balance a las seis tareas del proyecto político sindical de la Sección XVIII

El Estado laico, el gobierno de Michoacán y la visita papal

La construcción del sujeto histórico en la Sección XVIII del SNTE

Reflexiones iniciales hacia el nuevo congreso sindical de magisterio democrático

Augurios

El discreto encanto de la burguesía local

Las circunstancias actuales y la renovación en la Sección XVIII del SNTE

El fracaso del gobierno en la evaluación del domingo negro

El Congreso Estatal de Morena

El gobierno de izquierda en Michoacán

El flamante gobierno michoacano del “orden y progreso”

Una nueva etapa en la resistencia de los maestros contra la Reforma Educativa

Morena se renueva

Las enseñanzas de las manifestaciones del 26 de septiembre

A 50 años del asalto al Cuartel Madera

15 de septiembre, ¿qué festejamos?

El derecho social y humano a la educación y la toma de la UMSNH

30 de agosto: Día del Detenido-Desaparecido

El camino de concreción de la evaluación docente emanada de la Ley General del SPD

La verdadera oposición que necesitamos

A 120 años de la muerte de Federico Engels, el padre del proletariado mundial

¡No podrán!

Un gobierno que no pasa la evaluación de su desempeño es el gobierno del ignorante Peña Nieto

El magisterio michoacano no dejará pasar la evaluación para la permanencia

La Reforma Educativa, la acción opositora de la CNTE y los imponderables

Todo sigue igual

Silvano, el verdadero candidato del PRI

Incongruencias

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Para qué aprender en la escuela: concientización o productivismo

En la elección que viene: Morena vs los partidos firmantes del “Pacto contra México”

El Programa de Escuelas de Tiempo Completo: Una reivindicación del magisterio estatal

Escuela Licenciado Juan Ortiz Murillo: El coctel

Las elecciones de 2015 en la entidad

¡Vamos por el cambio, vamos con Morena!

Las razones de mi registro a Morena y los argumentos del CEN para negarlo

En el 2015 los ciudadanos con Morena vamos a construir el cambio verdadero

El que termina, un mal año para los trabajadores de la SEE

Las elecciones del 2015 en Michoacán y las expectativas del campo popular

El Segundo Informe

El país que somos (parte 1)