Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Vandalismo en la UNAM
Viernes 6 de Septiembre de 2019
A- A A+

Hace unos días la máxima casa de estudios de la nación vivió un episodio más de violencia, inconciencia y brutalidad contra sus propias instalaciones, acciones que sin duda impactan a los universitarios pumas que no desean que dicho centro se convierta ni en botín político , ni en escaparate de conflictos ni mucho menos en un escenario de confrontaciones que son provocados por grupos de choque que para nada abonan a la estabilidad y al reconocimiento social que a nivel internacional tiene dicha universidad.

Las notas o comentarios periodísticos invadieron Las redes sociales, proyectaban asombro y repudio porque resulta increíble que tras una marcha pacífica, que precisamente protestaba en contra del ataque que hace un año sufrieron un grupo nutrido de participantes en una manifestación por un grupo de porros, hoy no se repitan tan solo hacia personas sino hacia instalaciones, lo hacían con el mayor cinismo y con un grado de coraje que desde luego no pudo ser obra de alumnos o exalumnos centrados sino de ampones que buscan objetivos particulares , de vándalos pagados por determinadas personas que sin duda tienen obscuros intereses valiéndose de la UNAM, intereses que pueden ser políticos o económicos porque académicas ni soñarlo.

Parecía que el paro y la marcha a favor del respeto a la manifestación y a la libre expresión transitaba con tranquilidad, sin sobresalto alguno; la convocatoria había tenido éxito porque a final de cuentas el propósito era noble, nadie estaría en contra que en una institución donde se proclaman los derechos, la ciencia, el aporte a la humanidad y el pensamiento universal siga siendo un espacio de conocimiento y expresión abierta, máxime que de dicha aula mater han surgido infinidad de profesionistas que han servido al desarrollo integral de México en todas sus direcciones; de pronto todo se convirtió en un caos, llegaron porros, muchos de ellos encapuchados, con varas, navajas, y bombas molotov y con toda premeditación atacaron a los estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) y de otras escuelas afines , de esa maldad salieron agredidos dos jóvenes, varios edificios maltratados y desde la luego la comunidad universitaria mancillada.

Rectoría UNAM.
Rectoría UNAM.
(Foto: Especial)

Muchos fuimos testigos lejanos de los acontecimientos vividos, (por supuesto nada es igual a estar en el lugar y momento de los hechos) y en verdad causaba irritación al estar observando una y otra vez todo la trama premeditada, ver el coraje, el rencor que los porros proyectaban; podemos “entender” a los que pudieron ser pagados, pero que propios alumnos descarguen su ira contra instalaciones que representan su centro cultural de formación, no lo comprendemos, son animales , perdón por los animales, que no muestran el mínimo sentido de agradecimiento, de amor o veneración; sólo un loco, desquiciado, acomplejado y paranoico puede actuar así. Estaríamos de acuerdo en que algunos de nuestros amables lectores piensen que estamos exagerando, que no se perdieron vidas, que no se violó a mujeres o a hombres, que no hubo secuestros, y lo entendemos pero ¿qué acaso no es un ultraje, una violación, un secuestro a la tranquilidad, a la armonía y a la historia de la UNAM todo lo provocado’?

Los acontecimientos, con su escala, contextos y circunscritas particulares, los vamos a transpolar a los cientos de escuelas preparatorias, secundarias o primarias, normales; grafiadas, pintarrajeadas, destruidas por exalumnos o por vecinos en cualquier comunidad o ciudad del país, ¿qué moverá a las personas a realizar tales acciones? En estos casos es difícil hablar de encargos pagados, simplemente son manifestaciones enfermizas que nos llevan a reflexionar sobre el tipo de sociedad que tenemos, que hemos formado.

Volviendo al caso de la UNAM es necesario realizar investigaciones serias y profesionales para dar con los culpables tanto intelectuales como materiales para dar un escarmiento justo, que se castigue a quien tenga que castigarse, que se dé de baja a quienes lo merezcan y se les procese judicialmente ; la impunidad ha infectado desde hace décadas a nuestra sociedad en muchos aspectos, ya sería tiempo de que la justicia en su máxima expresión hiciera su aparición, además es urgente que en las universidades autónomas exista una fuerza pública, con características especiales , porque en aras de dicha autonomía existe un libertinaje y descontrol en sucesos semejantes, en delincuencia y ataques personales y desde luego , aunque sea otro tema, en manejos financieros. La autonomía universitaria en las principales universidades del mundo no significa estar fuera de la ley o simplemente ser parte de un estado de excepción.

Andrés Bello, filólogo, educador y político venezolano, escribió: “La Universidad, señores, no sería digna de ocupar un lugar en nuestras instituciones sociales, si el cultivo de las ciencias y de las letras pudiese mirarse como peligroso bajo un punto de vista moral, o bajo un punto de vista político.” y Sir Norman Foster , arquitecto británico, armado caballero por la reina Isabel II en 1990 , reflexionó: “Los estudiantes tienden a pensar que hay un corte entre la universidad y lo que viene después. Pero no es así; hay una continuidad entre la universidad y la vida. Yo todavía me siento un estudiante”. Ojalá todos nos sintiéramos eternamente estudiantes.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Sindicalismo corrupto

Escuelas normales rurales

Libre manifestación vs violencia

El chiflido de Silvano

Terremotos… solidaridad y corrupción

Alistemos las monedas

Vandalismo en la UNAM

Cristóbal Arias, ¡va con todo!

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE