Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Liberación femenina
Viernes 23 de Agosto de 2019
A- A A+

Las condiciones sociales y económicas que la sociedad mexicana ha ido viviendo a través de las últimas décadas han llevado a replantear el papel de las féminas en el entorno, no solo nacional sino también mundial, la organización del trabajo y la necesidad de irse sumando a las tareas generales de la población que aunadas a la autonomía y libertad que las damas exigían vino a presentar un escenario que, principalmente, antes de los años sesentas no se tenía, es más, ni siquiera se contemplaba.

En su momento, la lucha por la liberación femenina reflejaría las expectativas, los anhelos, los deseos, consientes o inconscientes y, sobretodo, el compromiso total de tantas mujeres con un proyecto de cambio y de transformación revolucionaria. Sin duda, es una visión parcial de los procesos y avances de las mujeres que se darían en distintos espacios políticos y sociales, como parte de una realidad compleja.

Susana Sanz, de nacionalidad argentina, abogada y antropóloga social, escribió un artículo titulado “la lucha de la mujeres en los 70s” donde expresó que la creación de la Agrupación Evita ( en claro reconocimiento a la esposa de Domingo Perón que fue presidenta del Partido Peronista Femenino) era como un frente de masas destinado a las mujeres, que permitió el desarrollo de una riquísima experiencia de crecimiento colectivo de las mujeres; de ver, analizar y discutir la realidad desde otra mirada, de poder descubrir lo que hasta entonces estaba invisible o de lo que no se hablaba. Junto con los problemas de todos, se reconocían los problemas propios de la condición de ser mujeres, ya sea en el barrio, en la militancia, en las relaciones de pareja, como madres, como trabajadoras.

Señala Sanz que en el contexto de demanda de cambios sociales, económicos y políticos aparecían, cada vez con mayor frecuencia y desde distintos ámbitos, cuestionamientos a la posición asignada a las mujeres en la familia, en la sociedad y en los espacios públicos. Apuntaban a las condiciones de discriminación que sufrían, el lugar subordinado que ocupaban, las normas que la excluían del ejercicio de la “patria potestad” de manera igualitaria con el padre en las decisiones sobre los hijos, entre otras posiciones. Poco a poco se fue conformando un nuevo discurso, acorde con las perspectivas de liberación social y se afirmaba la convicción de que estos cambios únicamente podrán ser logrados con su participación.

En su momento, la lucha por la liberación femenina reflejaría las expectativas, los anhelos, los deseos, consientes o inconscientes y, sobretodo, el compromiso total de tantas mujeres con un proyecto de cambio y de transformación revolucionaria.
En su momento, la lucha por la liberación femenina reflejaría las expectativas, los anhelos, los deseos, consientes o inconscientes y, sobretodo, el compromiso total de tantas mujeres con un proyecto de cambio y de transformación revolucionaria.
(Foto: Especial)

La significación que tuvo en el movimiento peronista la actuación de Eva Perón “legaliza”, de manera significativa, la actuación pública femenina. El peronismo rompió con la tradición que excluía a las mujeres del espacio público. Existieron algunos avances que fueron punta de lanza es este tema a nivel mundial, por ejemplo:

- Para 1960 se registra un ingreso importante de mujeres en el mercado laboral de Argentina. La tasa de actividad de las mujeres fue del 23 por ciento, llegando en 1970, al 27 por ciento. Esa incorporación fue resultado, principalmente, de la mayor capacitación alcanzada por las mujeres y sus deseos de independencia económica y de realización personal, que aparecen como nuevas metas a alcanzar en esos años. En otras naciones este fenómeno fue repetitivo.

- Gran cantidad de mujeres ingresaron a la educación universitaria en diversas disciplinas, desde donde fueron convocadas a múltiples actividades del quehacer estudiantil. Al igual que a sus compañeros, se les abrieron nuevos mundos y nuevas perspectivas, llevando a muchos y a muchas, finalmente, a integrar agrupaciones alrededor de los centros de estudiantes.

- Las mujeres trabajadoras participaron en sus sindicatos y de las luchas reivindicativas y económicas. Aparecen mujeres como delegadas gremiales que también pelean por integrar las estructuras de conducción de los sindicatos de las que estaban excluidas.

- En los años sesenta también irrumpe la pastilla anticonceptiva (tomando un giro de mayor dimensión en los setentas) que revoluciona la situación de las mujeres a nivel mundial. Su aparición y la posibilidad de su uso por decisión de las mujeres, pone en entredicho la función tradicional asignada a la mujer en la familia, ya que le permite planificar la descendencia, y por ende, las obligaciones y limitaciones de una maternidad que escapaba, muchas veces, a la decisión de las mujeres.


El impacto que tuvo en el mundo el movimiento de la sociedad femenina en el país latinoamericano ya mencionado, fue de enorme trascendencia y hoy sin duda alguna las condiciones son totalmente diferentes, pero como deuda social se encuentran los feminicidios, las violaciones, el acoso laboral y desde luego la desigualdad en los salarios en funciones similares en comparación con las de los caballeros, que si bien en órganos gubernamentales no es tan recurrente en la fuerza laboral de la iniciativa privada suele presentarse con mayor frecuencia. No obstante, es claro que a nivel social, económico y político el papel de las mujeres ha dado un giro en beneficio de la igualdad y la equidad de género. Por cierto, en cuanto a la equidad de posiciones políticas, existen puntos de vista encontrados, ya que las aptitudes no son cuestión de ser hombre o mujer sino de ser líderes y aptos para su ejercicio, de ahí que deberá replantearse la famosa repartición de posiciones de elección popular en condiciones igualitarias, pero éste será otro tema al estilo Vivilladas.

Todo el preámbulo anterior es el pretexto para señalar, en torno a las manifestaciones encabezadas por mujeres recientemente en la ciudad de México, que estamos de acuerdo en que existe indignación, molestia, rabia y en ocasiones hasta impotencia por parte de ellas, pero que nada justifica que esa lucha vaya dirigida contra los hombres, sean personas civiles, políticos o policías; que se dañen edificios públicos, particulares o históricos, no estamos de acuerdo con ninguna manifestación donde se recrudezca el fanatismo, sin distingo de género, porque se grita contra la violencia pero se protesta sustentado en ella; se humilla a compatriotas cuando repudian la humillación, se ridiculiza a hombres policías cuando nadie, ni ellos ni ellas , deben estar en esta situación; ante las consignas de reproche, muy válidas y justas, no es apropiado que se integren grupos de choque profesionales porque ello demerita su objetivo, igual lo hemos planteado en todas las manifestaciones sin importar quienes las encabecen porque existe y debe existir libertad de expresión. No debe exigirse dignidad, respeto y protección cuando en aras de pugnar por ello se pisotea a los otros. Nada se parece a la violación, al asesinato o al acoso en cualquier terreno, no hay punto de comparación, pero tampoco es correcto abanderar marchas o plantones que conduzcan a la polaridad insana entre hombres y mujeres. La impunidad en cualquiera de sus facetas no debe ser aceptada por ningún ser humano, la justicia en su máximo esplendor es la llave del equilibrio humano y social.

Alexis Carrel, biólogo y médico francés, reflexionó: “El papel de la mujer en el progreso de la civilización en mucho mayor que el del hombre, por lo que debería desarrollar sus actitudes, de acuerdo con su naturaleza, sin imitar a los hombres”.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

Alistemos las monedas

Vandalismo en la UNAM

Cristóbal Arias, ¡va con todo!

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados

Adolescencia y embarazo

¡La felicidad!

Morelia… Movilidad vehicular electrónica-digital

Guerra de encuestas… inicia manipulación

Nueva dirigencia estatal de la CNTE

Visita papal: Religión, política y negocio

Visita papal: Religión, política y negocio

¿Quieren destruir a la CNTE en Michoacán?

Recursos naturales, en bandeja de plata

Ya basta de El Chapo y Kate