Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Los odios de las derechas mexicanas
Miércoles 14 de Agosto de 2019
A- A A+

La ausencia de un proyecto de nación, claridad conceptual, perspectiva ideológica y política, y carencia total de una postura opositora que vaya más allá de la diatriba y la verborrea de odio, han hecho del PAN y sus integrantes –diputados, senadores, lidercillos, militantes- el centro de la mediocridad intelectual, revanchismo y amoralidad.

Pero no solo el PAN y sus miembros, también supuestos líderes de la derecha empresarial, el becariato obediente de las consignas de empresarios golpistas, intelectuales, comentócratas, youtubers e influencers, se han instalado en la simplicidad de la verborrea del odio clasista, criminalizante, despreciativo, contra AMLO y sus seguidores.

El ataque terrorista contra los mexicanos y la comunidad mexicano-americana en El Paso, Texas, es buen ejemplo. Además de usar la tragedia, algo bastante común entre la amoralidad y mediocridad ideológica del PAN, conocidos personeros de ese partido político dieron nota de ocho columnas a Reforma pocas horas después de la masacre.

Ambos, el periódico cuya agenda golpista es evidente y el PAN, pretendieron equiparar el discurso racista, xenofóbico y nacionalista blanco con las opiniones del presidente de México en sus conferencias mañaneras. La amoralidad, mediocridad ideológico-política y el oportunismo es lo que ganó nota, no una reflexión sobre una agresión a México.

Sin duda el ataque terrorista en El Paso, Texas, tiene más que ver con la supremacía blanca que en Estados Unidos no es un simple discurso, es la base del modo de vida americano. Los WASP (White Anglo-Saxon Protestants), estadounidenses originarios del norte de Europa, en particular de Inglaterra, suponen amenazada su cultura y sociedad.

Los integrantes del PAN usan cualquier situación, para construir una agenda golpista que los ubique como oposición a la 4T, pero cada vez refuerzan el rechazo de millones de mexicanos.
Los integrantes del PAN usan cualquier situación, para construir una agenda golpista que los ubique como oposición a la 4T, pero cada vez refuerzan el rechazo de millones de mexicanos.
(Foto: Especial)

Las arengas de Donald Trump contra los mexicanos, gente de origen mexicano e inmigrantes no WASP, reverberan en una sociedad racializada, clasista, depredadora y guerrerista. La Segunda Enmienda, no solo hace de la posesión de armas un hecho normal, sino también promueve su uso contra quien sea identificado como “enemigo”.

Es lo que ha hecho Donald Trump con sus ataques antiinmigrantes y criminalizadores de los migrantes. Suponer un contexto similar en México y la opinión, a veces ruda e innecesaria del presidente AMLO, es retorcer la realidad para alimentar intereses de grupo, económicos, clasistas, de odio y desprecio a la 4T y sus seguidores.

Con todo, los integrantes del PAN usan cualquier situación, incluidos sus propios muertos y tragedias, para construir una agenda golpista que los ubique como oposición a la 4T, pero cada vez refuerzan el rechazo de millones de mexicanos contra un partido político que navega en la mediocridad intelectual y la amoralidad política y social.

El cuestionamiento de hechos, oficial y periodísticamente documentados, no es odio. Los mexicanos se preguntan a dónde fueron más de 400 mil MDD que Vicente Fox y Felipe Calderón “recibieron” de Pemex. También, a dónde fue la deuda de 6 billones de pesos que contrajo Felipe Calderón, elevada a diez billones de pesos por Enrique Peña Nieto.

Según el Coneval, en 2008-2018 la pobreza en México fluctúo entre el estancamiento y el aumento absoluto. Paso de 48 millones a más de 50 millones de mexicanos. Ni el dinero “recibido” de Pemex ni el atroz endeudamiento fueron ¿suficientes? para reducir la pobreza; fue “aliviada”, administrada, justificada, pero jamás se buscó acabarla.

En el capitalismo la pobreza jamás será superada, pero en diversos países el ejército de reserva laboral y el lumpenproletariado son aliviados por políticas que palian su situación. En México, corrupción y saqueo han administrado la pobreza y las políticas que supuestamente la combaten han sido parte del saqueo. La “Estafa Maestra”, buen ejemplo.

Rosario Robles, la “izquierdista” del PRI, bien sabía de las desviaciones multimillonarias en Sedesol y Sedatu, y de seguro José Antonio Meade y los demás funcionarios que ocuparon cargos en la primera secretaría. También Enrique Peña Nieto, según el extitular de la ASF, Juan Manuel Portal, lo supo. ¿Es odio señalar el saqueo y la corrupción?

¿Cuestionar la farsa del combate a la pobreza es odio? ¿Cuestionar a dónde fue cerca de un billón de pesos entre 2008 y 2018, es odio? Asimismo, ¿debatir el enriquecimiento de políticos, funcionarios públicos y sus parientes y amigos, representantes de OSC, guarderías, empresarios, con dinero público, es odio? Dudoso de afirmar.

La estafa maestra, con “módica” cantidad, aceitó las finanzas de la UMSNH, pero ¿en el bolsillo de quien o quienes quedó? Con mayores montos llegó a otras universidades públicas y se ha documentado, a pesar del cinismo de la “izquierdista”-priista, Rosario Robles, su distribución por medio de numerosas empresas fantasmas.

Se afirma, a partir de la falsa neutralidad de la libertad de expresión, que la opinión del presidente de la República al evidenciar noticias falsas y ataques personales y contra su gobierno, perfila un discurso de odio, pero directores editoriales y dueños de medios, comentocracia e intelectualidad de derecha rehúsan responsabilizarse de sus dichos.

Mientras la prensa y sus distintas voces se escudan en una libertad de expresión que descontextualiza hechos y opiniones, se exige a AMLO callarse. Al parecer, la prensa tiene “derecho” a vilipendiar a un gobierno democráticamente electo sin responsabilizarse por un discurso falaz y de odio. ¿Es la democracia del cambio?

En este marco, es interesante observar la mezquindad, cinismo, odio y desprecio de la “oposición”, representada por la comentocracia e intelectualidad derechista que afirma que la postura gubernamental ante el ataque contra mexicanos y la comunidad mexicano-americana en Laredo, Texas, lleva agua al molino del presidente AMLO y Morena.

Hay que subrayar que supremacía blanca y terrorismo doméstico son parte de la cultura estadounidense WASP. En 2018, según el Southern Poverty Law Center (SPLC) los grupos de supremacía blanca crecieron 50 por ciento, 40 personas fueron asesinadas en ataques terroristas de la derecha radical y se registraron mil 234 incidentes de odio.

Las redes sociales reverberan de ataques y odio. De un lado, la derecha y ultraderecha con fakenews (#Longanizagate, la más reciente) y una agenda golpista, y del otro, tuiteros, militantes y seguidores de AMLO revirtiendo un escenario en el que la intelectualidad de derecha solo ve la paja en ojo ajeno, pero no en el propio.

La última y nos vamos: 1. Uruapan, ¿la joya de la corona en la narcoguerra CJNG vs Viagras? 19 ejecutados, colgados y desmembrados, 16 hombres y tres mujeres (uno más aparentemente, no relacionado), 20 en total, el jueves 8 de agosto. Es hora que en el “territorio amarillo” codiciado por la delincuencia, los gobiernos estatal y municipal, cumplan. 2. Ante el fracaso estrepitoso de ninguna estrategia de seguridad del gobierno michoacano, el oportunista PRD estatal cuestiona la “efectividad” de la Guardia Nacional, cuando su propio gobierno pone obstáculos en todos los municipios para sacar raja de supuesta atención al grave problema de inseguridad. Y la inoperante y onerosa CEDH se suma al reclamo perredista-gubernamental para justificar la inacción del gobierno estatal. 3. Coordinación, responsabilidades de los tres órdenes de gobierno, claridad y estrategia fundada local y regionalmente, deben prevalecer en el combate a la inseguridad. Gobiernos, presidentes municipales, partidos políticos, grupos de interés, empresarios, ciudadanos, todos responsables, no solo el gobierno federal. 4. El cinismo del PRI en una elección simulada ya no es noticia. Lo sucedido el domingo pasado, reafirma la urgencia de enterrar la rémora corrupta y saqueadora. 5. La dupla Fernández-Fernández aplastó a la extrema derecha encabezada por Mauricio Macri en Argentina. La debacle no es solo política, sino respuesta al hundimiento de un país en el que campea la pobreza, el saqueo, la corrupción y una economía de fantasía sostenida por una elite económica depredadora.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente

La elección del miedo

Jodiendo a México

La migración mexicana en las elecciones estadounidenses

CNTE, normalistas, rechazados

Nuestras violencias cotidianas

Corruptos ¿todos?

Propaganda o estrategia

Propaganda o estrategia

El indiscreto encanto del odio y el miedo

La pifia

El colapso neoliberal

Violencias

Pensiones

Días de encono y mentiras

Un falso debate