Gilberto Vivanco González
VIVILLADAS
Cáncer y alimentación
Viernes 9 de Agosto de 2019
A- A A+

De manera sorpresiva algunos compañeros y compañeras han fallecido de cáncer, una enfermedad silenciosa en su gestación pero bastante dolorosa en su desarrollo. Cada vez encontramos con mayor frecuencia casos semejantes; una enfermedad que hace algunos años, por lo general sólo la conocíamos en gente de edad avanzada, hoy por infortunio niños, jóvenes y personas adultas no parecen escaparse de sus garras, lo peor es que el proceso de este mal del siglo, a la par con la diabetes, no sólo lastima la salud y el bienestar de quien la padece, también incide en la salud física, psicológica y económica del entorno familiar, en especial del responsable directo en cuanto atención y cuidados se refiriere.

Los médicos e investigadores no se han puesto de acuerdo en cuanto a las causas que provocan la enfermedad descrita, pero es un hecho que la contaminación ambiental y la alimentación, sumados a consideraciones hereditarias, son los factores de riesgo más señalados. En esta ocasión podremos atención especial del cuanto a la ingesta de alimentos se refiere, pues para nadie es desconocido que los hábitos en este rubro han sufrido modificación substancial a partir del estilo de vida hoy imperante, donde los roles sociales de los padres de familia inciden en las prácticas alimentarias siendo presa fácil de la comida chatarra, productos que tienen en su elaboración bases químicas considerados, en su mayoría, agentes cancerígenos.

Estamos frente a la cultura de los tiempos acelerados, de la comida rápida, gracias a que los miembros de la familia en edad laboral, y otros aunque no lo estén, buscan ingresos económicos que vengan a sortear las múltiples necesidades que el hogar demanda, a cambio de olvidar la comida casera cocinada a base de alimentos naturales y balanceados, misma que está pasando a la historia, una historia olvidada que durante muchos años ha sido la base para aspirar a una sociedad más armónica y saludable.

Es importante tener en cuenta los gustos de cada niño, adaptando una alimentación sana y equilibrada a los mismos.
Es importante tener en cuenta los gustos de cada niño, adaptando una alimentación sana y equilibrada a los mismos.
(Foto: Archivo)

La Asociación Española contra el Cáncer, plantea en su página de internet una serie de recomendaciones generales para prevenir tal enfermedad, entre esto puntualiza lo siguiente:

-El exceso de peso es un factor de riesgo con un nivel de evidencia científica convincente respecto al desarrollo y crecimiento de determinados tumores malignos como el de mama en mujeres tras la menopausia, colorrectal, endometrio (útero) y riñón. Haz más ejercicio. Una vida activa físicamente puede proteger, fundamentalmente, frente al cáncer de colon y de mama.

-Realiza una dieta sana y equilibrada. Ningún tipo de alimento, por sí mismo, es capaz de aportar todos los nutrientes en las cantidades necesarias. Es aconsejable mantener una dieta variada, en la que se consuman los distintos alimentos en las proporciones adecuadas. Para ayudarte a mantener una dieta saludable, puedes apoyarte en la pirámide de la alimentación que muestra los distintos grupos de alimentos y la cantidad recomendada de los mismos a lo largo del día. Más fibra, fruta y verdura a diario. Las dietas ricas en estos componentes evitarían un 20 por ciento o más de todos los tipos de cáncer.

-Menos grasa. Se aconseja que la ingesta de grasa diaria no supere el 30 por ciento de las calorías totales, y preferiblemente, que sea de origen vegetal como el aceite de oliva. Con esta medida reducirás el riesgo de aparición de enfermedades crónicas como la obesidad, alteraciones cardiocirculatorias, cáncer, etcétera.

-Azúcar, el justo. El consumir cantidades importantes de alimentos con azúcares añadidos puede contribuir a la aparición de sobrepeso y obesidad y, por tanto, aumentar el riesgo de padecer cáncer. (los pastelillos en sobre son muy perjudiciales al organismo por el exceso en grasas y azucares manipulados. Ocasionalmente como antojo pueden ser considerados)

-Recordar que la mejor cantidad de alcohol para prevenir el cáncer, es nada de alcohol. (o de plano, nada con exceso , todo con medida)

-Evita el exceso de embutidos y productos ahumados o salados, ya que son alimentos ricos en benzopirenos (sustancias cancerígenas), por lo que es recomendable consumirlos ocasionalmente.

-Es importante tener en cuenta los gustos de cada niño, adaptando una alimentación sana y equilibrada a los mismos. Ofrécele un desayuno adecuado para empezar el día, tendrá energía para estudiar, hacer deporte y jugar. También debes cuidar la alimentación del resto de comidas, de tus hijos, a lo largo del día. (fin de referencia)

Ante la propuesta anterior es normal que las dudas invadan a cualquiera sobre todo cuando el trabajo cotidiano de los padres, la situación económica y la influencia de los medios masivos de comunicación y las redes sociales influyen de manera determinante.

En otro sentido, los recientes gobiernos federales ha impulsado programas a favor de la alimentación popular, prueba de ello son los comederos comunitarios y las escuelas de tiempo completo, donde la condición para recibir el apoyo respectivo es que los alimentos sean en base a productos naturales que aporten los nutrientes necesarios para un buen desarrollo, aunque cabe señalar que el presupuesto para cada beneficiado es por demás limitado, de ahí que los responsables de los centros de atención alimentaria o escolar tienen que hacer milagros para sacarlo adelante. Ojalá que las autoridades actuales sean más conscientes e inyecten los recursos necesarios a este tipo de programas, amén de poner un alto, vía salubridad, a tanto producto chatarra que en países del primer mundo ya están prohibidos en el mercado.

La tarea para conseguir una dieta balanceada en la población no es nada fácil, pero es necesario enfrentar el reto, sobre todo cuando enfermedades como el cáncer están siendo cada vez más frecuentes en estratos sociales diversos y cuando la ciencia no ha encontrado la cura definitiva para dicho mal o cuando los grandes laboratorios farmacéuticos prefieren callar sus adelantos científicos anteponiendo ganancias millonarias a la salud y bienestar de la población en general.

Hipócrates, recomendó: “Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida. En tanto Thomas Alva Edison advirtió: “El médico del futuro no dará medicamentos, pero interesará a sus pacientes en el cuidado del marco humano, en la dieta y en las causas y prevención de la enfermedad” lo dijo hace un siglo y nadie le ha hecho caso. Ha llegado el tiempo.

Sobre el autor
Nació en Zinapécuaro Michoacán (1961) Profesor de Educación primaria (E.N.V.F.); Licenciado en Ciencias Naturales (E.N.S.M.); Maestría en Investigación Educativa y Docencia Superior (IMCED). Excatedrático y exdirector de la Normal Rural de Tiripetío; Ex director y excatedrático de la Escuela Normal Urbana Federal, catedrático del IMCED. Diplomado en Administración de Escuelas Superiores (IPN)
Comentarios
Columnas recientes

¿Narcoterrorismo?

Marko Cortés… Mala estrategia

¿Cambio de imagen a Morelia?

López Obrador ante el acoso de la nostalgia

Estrés laboral, atendido por empresas

Sindicalismo corrupto

Escuelas normales rurales

Libre manifestación vs violencia

El chiflido de Silvano

Terremotos… solidaridad y corrupción

Alistemos las monedas

Vandalismo en la UNAM

Cristóbal Arias, ¡va con todo!

Liberación femenina

Morón: informe y respaldarazo

Cáncer y alimentación

Ni perdón, ni olvido

Imposición legislativa en Baja California

Temblores en la Ciudad de Mexico

Colonias populares, privatizadas

Examen de admisión en escuelas normales… en riesgo

Deportistas y los riesgos de la fama

Y Moron?... ¿dónde está?

Lluvias… ¡preocupación permanente!

La mañanera de televisa

AMLO: defender lo defendible

Aniversario de Morelia... su fundación

ENUF, un año más trascendiendo

Michoacán… por industria

Entre perdones

Mexicanos ¿Felices?

Sociedad y medio ambiente

Gasolineras ¿Y los litros de a litro?

Persecución de la SEE

La Bandera Nacional

Los abuelos y las estancias infantiles

Monarcas Morelia ¿acosado?

Líderes sindicales... a la rendición de cuentas

El magisterio en el limbo

Incertidumbre energética

Día de los Inocentes

Navidad, regalo de amor

Giro en educación

Educación básica en Michoacán ¿en el limbo?

Nuevo gobierno… nuevas esperanzas

Guardia Nacional

Comisiones bancarias en la mira

Morelia, improductiva

Morelia, bajo el agua

Carmen Aristegui, el regreso

Normalismo, en el olvido

López Obrador: clroscuros

Los abuelitos

Morelia, de mal en peor

Elba Esther… ¿libertad pactada?

Morelia, reto complicado para Morón

PRI Y PRD… ¿Sobrevivirán?

Morelia, ¡bajo el agua!

¡Cerca de la definición!

El verdadero peligro para México

¡¡Alto a la violencia electoral!!

AMLO... la batalla continúa

Estacionamientos públicos, sin responsabilidades

Todos somos Luis

La depresión…mal silencioso

La vocación magisterial

Las elecciones y la pobreza

XXIX Coloquio de Educación en la ENUF

Sufragio efectivo, ¡sí reelección!

Elba Esther Gordillo, ¿un peligro para México?

Candidatos y elecciones

Asesinato de tiburones

¡La cuesta de enero!

Trabajadores de la educación, pagos pendientes

Año Nuevo y propósitos

Ley de Seguridad Interna, militarización abierta

Meade… ¡el ungido!

Encuestas, ¿el arte de engañar?

Buen Fin, cuidado con las trampas

Finanzas en Michoacán, auténtico laberinto

Día de Muertos, Michoacán con vida

El show de los independientes presidenciables

Sección XVIII del SNTE, descaro sindical

Abuso de la tecnología

José Ma. Morelos, un aniversario más

Las lecciones son del pueblo

Los auténticos gritos de Independencia

Dreamers… sueños truncados

La lluvia

La ENUF y las Normales

Silvano Aureoles en Zinapécuaro

Presidencia y el frente nacional

Reclamos por telefonía celular

Morelia, bache eterno

Estacionamientos en comercios, ¿por qué pagar?

Gasolineras, asalto a manguera armada

Transporte urbano en Morelia, peligro sobre ruedas

El circo de las investigaciones

¡Alto a la represión y manipulación!

Política y sociedad

Estado de Mexico, el día “D”

Sigue el engaño a maestros estatales

Periodismo… riesgo latente

Los bomberos en el olvido

Cierre del Centro Histórico

Niños de la calle

Javier Duarte… Flor del racimo

Días santos, días para reflexionar

Estados Unidos y un presidente de izquierda

Cárdenas y Juárez, ¡ignorados!

El PRI, ¿redimido y redentor?

ENUF, XXVIII Coloquio de Actualización Docente

Silvano presidenciable, a nadie extraña

Bonos pendientes, juego perverso

Niños con cáncer

México unido, ¿contra quién?

Locura en preinscripciones

Llega Trump, a temblar

México en ebullición

¡Feliz Día de Reyes… y gasolinazos también!

La Navidad y su auténtico significado

Redes sociales reflejo cultural

Villas del Pedregal, peligro latente

¿Piso parejo en la carrera presidencial?

Buen Fin, el bueno sería este

Hillary y Trump frente a frente

Festival de Cine de Morelia, prestigio michoacano

¡Payasos al ataque!

La corrupción carcome a México

Transporte público, peligro latente

Dólar por lo cielos

Silvano Aureoles, cobijo político

Grito de Independencia… entre festejo y decepción

¿Quién salvará al PRD?

Juan Gabriel, reflejo de lo social

Morelia independiente, pago de Predial con amenazas

No me río de Janeiro

Precios al alza, Peña Nieto a la baja

Terrorismo que daña el mundo

SEP-SNTE, diálogo teatral

PRD Nacional, en crisis

A maestros, descuentos al azar

Elecciones, golpe a Peña Nieto y al priismo

¡Siguen demeritando lucha magisterial!

Gobierno sin apertura, ¡gobierno totalitario!

Feliz Día del despido… perdón, del Maestro

¿PRD en crisis?, ¡claro que sí!

El trabajo colaborativo en la escuela

Morelia, bache tras bache

Michoacán y Silvano, preocupados