Carlos Enrique Tapia
MIGRACIÓN MÉXICO-EU
Codicia ilimitada y predatoria
Miércoles 7 de Agosto de 2019

A Rafael Mendoza Castillo, entrañable compañero de escritura

A- A A+

A. En una colaboración sugerí que comentocracia, intelectualidad de derecha, derechas y sus seguidores, ven el pasado reciente según se los vendió el neoliberalismo: un “primer mundo” vía costoso, ambiental y presupuestalmente, aeropuerto, arreglos entre empresarios, políticos y gobiernos, uso de dinero público para enriquecimiento privado.

Asimismo, suponen que el mercado rige sin más la vida social y alterar su funcionamiento es negativo. Por ello no cuestionan corrupción y saqueo.

En más de 30 años de pensamiento único se normalizó el uso patrimonialista del dinero público, negocios al amparo gubernamental, dudosa movilidad social basada en el saqueo a las arcas públicas.

Tres hechos: los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón, recibieron de Pemex 400 mil millones de dólares, mientras paralelamente hundían a la paraestatal y la pobreza de millones de mexicanos permanecía sin cambios. Con Felipe Calderón, la deuda pública llegó a seis billones de pesos y Enrique Peña Nieto la elevó a diez billones de pesos.

Miles de millones de pesos, entre deuda pública y exacciones a Pemex, no hicieron diferencias en un país, dónde el número de pobres no varió mucho en 18 años, la vulnerabilidad creció y el sexenio del fraude encabezado por Felipe Calderón y el corrupto y saqueador PAN significó el más sangriento de la historia reciente.

Acorde con los recientes datos revelados por Coneval, entre 2008 y 2018, la pobreza aumentó en más de dos millones de mexicanos. Pasó de 48 millones a más de 52 millones. En ese lapso el presupuesto para “combatir” la pobreza se duplicó. Cerca de un billón de pesos. Sedesol tuvo seis titulares. Dos del PAN y cuatro del PRI.

Esos 18 años fueron sin duda de excesos: codicia ilimitada y predatoria, corrupción y saqueo, fracaso de la transición, violencia sin freno, delincuencia organizada que encontró grandes nichos de mercado entre empresarios y políticos, pobreza insultante, riqueza y privilegios producto de las ligas gobiernos, políticos, empresarios, delincuentes.

La codicia normalizó la corrupción y el saqueo.
La codicia normalizó la corrupción y el saqueo.
(Foto: Especial)

Quienes cuestionan la 4T, siguen con sus miradas anquilosadas en el neoliberalismo. Siguen suponiendo que México era una sucursal de Suiza y que el “mercado”, como la fracasada venta de Carlos Salinas de Gortari de un “primer mundo”, resolvería los complejos problemas de una sociedad que PAN y PRI hundieron en la ignominia.

La codicia ilimitada y predatoria normalizó corrupción y saqueo. La estafa maestra, a contracorriente de la verborrea anti AMLO de gente de PAN, PRI y la extrema derecha, en medios y redes sociales, es un gran ejemplo. Hoy la cuestionada “izquierdista” Rosario Robles, quien envió una carta chantajeando al presidente de la SCJN, pretende exculparse.

B. En menos de 48 horas, tres atentados en Estados Unidos. En Laredo, Texas, nuestro país se prepara legalmente para acusar al responsable por terrorismo contra mexicanos y la comunidad mexicano-americana residente en ese país. Un crimen de odio alentado por la criminalización de los migrantes y la xenofobia impulsada por Donald Trump.
Según se aprecia en un manifiesto publicado en Internet, las diez horas de viaje del asesino de Dallas a Laredo y los objetivos que eligió en el tiroteo, masacrar mexicanos tuvo como fin. Un crimen de odio, racial, exacerbado por la diatriba racista, xenofóbica y nacionalista blanca de un presidente estadounidense que busca reelegirse.

Como quiera, en este contexto político vale la pena mencionar la intención de la derecha y extrema derecha en México, pretendiendo equiparar la opinión del presidente AMLO en sus conferencias mañaneras con el discurso racista, xenofóbico y nacionalista blanco. Habríamos de revisar el odio propalado por PAN, PRI, PRD y sus seguidores.

En los dos sexenios del PAN y durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, las guerras anti AMLO se afianzaron. El desafuero que promovió Vicente Fox, el peligro para México y el mesías tropical que campearon en las elecciones de 2006 que finalmente resultó en un gigantesco fraude electoral, fueron guerras de odio.

La guerra esquizofrénica que inició en Michoacán en diciembre de 2006, Felipe Calderón, no solo pretendió repeler a los cárteles del narcotráfico, con el apoyo de Estados Unidos y el tráfico de armas, también sembró odio al criminalizar a hombres y mujeres, sobre todo jóvenes, sin pruebas. Una guerra de crímenes de lesa humanidad.

Los llamados de gente como Ricardo Alemán y otros neofascistas en redes sociales para atentar en contra del presidente de México, son centrales a la campaña de odio de la derecha y ultraderecha. La intelectualidad derechista pretende salvar a sus rebaños ocultando que el odio clasista de quienes defienden también divide a la sociedad.

Asimismo, lo que destaca en esta pretendida similitud discursiva es la intención de la prensa golpista, a partir de impresentables –senadores, diputados, mediocres lidercillos del PAN- es el uso ideológico, mezquino y amoral de los muertos –una nada extraña costumbre de ese partido derechista- y de cualquier tragedia para sus agendas golpistas.

C. La CNTE, el otro enemigo de la 4T, pretende adoctrinar con libros que, paradójicamente, fueron financiados por el gobierno michoacano. Violentar la ley no le importa al magisterio antidemocrático, cuyos extremistas integrantes buscan imponer su conservadurismo estalinista-marxistoide basado en manuales de la dictadura soviética.

Sin duda no es el papel de un sindicato magisterial que de democrático nada tiene, usar las aulas para adoctrinamiento comunistoide. La democracia burguesa, con sus problemas y usos políticos, es el modelo por el que votaron 30 millones de mexicanos. El gobierno y la sociedad mexicana deben rechazar el estalinismo de la CNTE.

La última y nos vamos:

1. Dice el ¿último? lidercillo del PRD Michoacán que los gobiernos “territorio amarillo” si cumplen, mientras su gobernador amarillo-tricolor pide dinero al gobierno federal para pagar la quincena de agosto al magisterio michoacano. 2. Ironías aparte, solo los corruptos y saqueadores del PRD Michoacán añoran la reelección. Hacer mofa de la ilegalidad en Baja California los descalifica políticamente. Al parecer, dan por perdida la plaza y el previsible hundimiento de su partido si no hay fraude electoral. 3. Increíble que la prensa interesada cuestione al presidente de México por la baja de 0.7 por ciento del envío de remesas en junio, cuando el primer semestre de 2019 se convirtió en record histórico su recepción, peor si pretende achacarle el decremento, cuando las remesas están sujetas a factores, sobre todo externos: costo de los envíos, tasa de empleo de los hispanos y mexicanos en Estados Unidos, variaciones en los ingresos por estado, tipo de cambio peso-dólar, descenso de la migración indocumentada, criminalización y racismo, entre otros factores. 4. Un ex PRD exigiendo al presidente de la República. Dan risa estos “socialistas” de ocasión. La nación se está reconstruyendo, no desde ningún socialismo o desde el neoliberalismo depredador; se reconstruye desde ningún “ismo”, desde la gente. 5. Importante distinguir entre los asesinatos de periodistas, el periodismo serio de investigación, el periodismo con voces críticas necesarias y el periodismo golpista. Viene a cuento porque la semana pasada fue detenido un periodista, pagado por una empresa de comunicación cuya práctica periodística raya en el golpismo, con dos escoltas del mecanismo de protección a periodistas, por invadir instalaciones militares sujetas a restricciones de seguridad. Las Fuerzas Armadas dieron una lección a esa prensa que pudo poner en peligro al estado mexicano. 6. La estrategia golpista de un pequeño grupo de empresarios, socios de Coparmex, involucra al Tec de Monterrey para politizar e ideologizar a jóvenes con sus afanes golpistas contra la 4T. Se prepara, como en tiempos de Fox, los Amigos de Hoyos para financiar su supuesto proyecto alternativo. 7. Y según Trump, las enfermedades mentales e Internet son culpables de la matanza de Laredo, Texas, no sus arengas racistas, xenofóbicas y nacionalistas blancas.

Sobre el autor
Antropólogo social, doctor en Historia. Colabora en Cambio de Michoacán desde 1996, con una breve interrupción en 2001-2003. Se especializa en estudios migratorios, en particular la historia y problemática actual de la migración México-Estados Unidos, Michoacán-Estados Unidos, y problemas relacionados con políticas públicas, desarrollo socioeconómico, tendencias políticas y partidistas, participación ciudadana. Por ello dedica también sus columnas a entender y analizar el rumbo social, económico, político y cultural de Michoacán y México en general, desde una perspectiva crítica y ciudadana.
Comentarios
Columnas recientes

Un año de gobierno

Intolerancia derechista 2

Intolerancia derechista

Paz o la sangre del otro

Neoliberalismo y hartazgo

Depredación, el discurso de futuro neoliberal

Oposicioncita patética

527 años: 12 de octubre tampoco se olvida

1968: 2 de octubre no se olvida

Cinco años

Es la ciencia, no la fe estúpido

El Grito de Independencia y la oposicioncita

Nostalgia y derrotas morales

Subjetividad y racionalidad económica

La atroz violencia

Los odios de las derechas mexicanas

Codicia ilimitada y predatoria

La transición política bajo fuego

Amedrentar a la 4T

Migración mexicana, acuerdo posible, redadas

El México profundo de la 4T

La 4T

Nxivm: una secta trilateral

Un acuerdo posible

Acuerdo México-EEUU, guardería ABC, izquierda bastarda, CNDH

Combatir la corrupción; locura trumpista

El desafío del éxodo centroamericano

Fuegos primaverales

Golpes mediáticos y financieros

Marchar por los privilegiados

Inseguridad y agenda derechista

¿Oposición y contrapesos?

Incertidumbre económica y bienestar

Hombres al borde de un ataque de nervios

Fronteras y caravanas migrantes

¿Postneoliberalismo?

Los falsos debates de la derecha

Encasillamiento, prejuicio y arrogancia

Autonomías

Intermediarios, reguladores y negocios

Feminicidios, intermediarismo

Leer

Venezuela, intervencionismo e ilegalidad

Huachicol, corrupción y tragedia

Trump, obsesiones electorales; huchicol, saqueo neoliberal

2019 ¿el año de la 4T?

Del azoro al odio

Nostalgia por el saqueo neoliberal

La derecha y sus tragicomedias

¿Una nueva época?

Retos y realidades

Polarización y desigualdad

Oportunidades y oportunismos

La furia derechista: medios y redes sociales

Cambio de régimen

Una caravana en crisis

El saqueo neoliberal

Cuarta transformación o transformación de cuarta

Mentiras históricas

Bancarrota, bonanza, crisis o estancamiento

Transitar hacia otros rumbos

Migración México-Estados Unidos

Dos países

Acotar la cuarta transformación: neoliberalismo y contraofensiva

Discrecionalidad, privilegios y estado de derecho

Fin de la fiesta del chayote

¿Rumbo a Morelia?

Rehacer la agenda

Criminalizar la solidaridad, comentocracia traumada

La agenda del nuevo gobierno

Damnificados y ganadores

La última y nos vamos

Ofensiva desestabilizadora 2

Meade, entre la nada y la violencia de género

Anaya, patético y provocador, Meade, la nada

Verdad y justicia

Apología del delito

Anaya, el mitómano

Las mentiras de Anaya y Meade

Arbitrariedad e ilegalidad

Falsos debates, guerras de odio

¿Competencia o guerra?

Migración México-EU peligros para México (segunda parte)

Peligros para México

Viejas nuevas guerras sucias

Migración México-EU

El tufo de la corrupción y una supuesta superioridad moral

Peligros, encuestas e inseguridad

Un sexenio de sangre y corrupción

(Pre)campañas: viejas marrullerías y politiquería

“Acuerdo” de civilidad, autismo intelectual, redes sociales irritantes, corrupción

Feminicidio, Chihuahua, Iglesia católica, Marichuy, Meade y la corrupción

Chihuahua, “países de mierda”, guerra sucia, berrinche

2017: autoritarismo, violencia y corrupción

Vivir en un país ajeno

Amnistía, perdón, justicia o militarización

Meade: simulación e impunidad

Simulaciones predecibles

Corrupción en México

Violencias, miedo y ruptura social

Corrupción, pobreza, alianzas cupulares, feminicidios, rachita, cacería de perredistas

PRD: ¿centro o derecha?

Gabinete, Uber, violencia, PGR, independientes, retórica, ex panistas, remesas

TLCAN, independientes, Uber y otras ¿nimiedades?

Reconstrucción: Negocio y desmovilización ciudadana

El retorno de la ciudadanía

Es el patriarcado, estúpido

Dreamers: sueño diferido

Historias interminables

Por la izquierda o la derecha

TLCAN: ¿Renegociar, modernizar o vuelta atrás

Espectáculos, negocios y narco

La vía México-Estados Unidos contra Maduro

Muerte migrante

¿Fe, esperanza y caridad?

Socavones

Murmullos y persecuciones

Migración internacional: el desfasado optimismo de la OCDE

Desvaríos del autoritarismo

Gobiernos fallidos, democracias fraudulentas

Normalizando la corrupción y el fraude

Corrupción, continuidad o alternancia

El otro Michoacán

Morelia, entre la inseguridad y el blof

México, país de feminicidas

Remesas, ¿el mantra de un desarrollo fallido?

Desaparecidos, desplazados y deportados

Abuso de poder

La era Trump: frivolidad y dureza

Pueblos indígenas: pobreza, delincuencia, inseguridad

Mentes aviesas

Neoliberalismo o populismo

Irresponsables

Mando Único, campañas electorales, modelo educativo, mujeres

Retóricas perturbadoras

Movilidad social, salarios y desigualdades

Guerra antiinmigrante

El colapso de un modelo económico y la zanahoria migrante

Patetismo gubernamental y circo mediático

El odio como política y la oscuridad como subordinación

Rise up woman

Muros, austeridades y otras nimiedades

Patéticos y vacíos

¿Confianza, unidad?

Retórica migrante y antiinmigrante

Radicales, canonjías, transparencia, guerra esquizofrénica

Pendientes

Trump, presidente

Trump, presidente

Trump, presidente